Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Susana Díaz sobre el 8M: «Cuando una avanza, avanzamos todas»

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, política y feminista, responde ante el papel de la mujer en el ámbito político. Tras haber sido la primera mujer en ostentar el cargo de presidenta de la Junta de Andalucía, su testimonio esclarece cuál es la evolución femenina en la política y cuál es el camino que aún queda por delante.

P. Este año desgraciadamente, la pandemia no nos ha permitido poder salir a realizar las manifestaciones del 8M como cada año, ¿Cómo vivió usted ayer el día internacional de la mujer? 

R. Fue muy raro, porque tenía la sensación de que hacía más falta que nunca que saliéramos a la calle pero no podíamos salir porque había que salvar vidas. Tenía esa contradicción, ya que no no pueden callar, no nos pueden silenciar, se están llevando por delante muchos derechos que hemos conseguido, pero no podemos salir a manifestarnos porque hay que salvar vidas y la situación es complicada. La verdad que tuve emociones contradictorias. Pero, ¿qué hice? Me fui a Huelva, a conocer un colectivo que creo que ha sufrido doble discriminación y ha sufrido esta pandemia como nadie, que son las mujeres con otras capacidades, la ‘Asociación Luna’. Después estuve en Gibraleón, donde se encontraba una alcaldesa que ha luchado mucho en tema de salud para conseguir abrir el Centro de Salud y que su municipio tuviera oportunidades. 

Pero la verdad que para mí fue un día muy raro, complicado y difícil de emociones. Y finalmente me fui a casa, mi madre cumplía 69 años y me parece que es muy bonito nacer el día de la mujer por lo que pasé un rato con ella. 

Pienso que este 8M lo tenemos que recuperar en cuanto la pandemia nos deje. En el momento en el que la pandemia remita y la vacunación haya avanzado a la velocidad que deseamos, vamos a tener de nuevo que recuperar los trenes de libertad y de dignidad en Andalucía, desde el veto parental, el señalar a las Asociaciones de Mujeres hasta el desmantelamiento de la lucha contra la violencia machista… Hay tantas cosas por las que tenemos que salir a la calle… Y por la tarde tuve un regalo, unos reporteros con tan solo cinco años me hicieron una entrevista como la primera mujer Presidenta de Andalucía. Para mí fue un regalo.

P. ¿Suele acudir a las manifestaciones feministas del 8M?

R. Sí, a las manifestaciones he ido siempre. Siendo presidenta me he sumado a las concentraciones para diferenciar lo que era el papel institucional del papel como partido, pero siempre lo he vivido en la calle, entonces la situación de este año era muy complicada. Pero creo que hicimos lo que teníamos que hacer, la vida es lo primero. Ahora eso sí, este 8M hay que hacerlo bien, hay que terminarlo. 

P. Fue la primera mujer en ostentar el cargo de Presidenta de la Junta de Andalucía y la quinta presidenta autonómica. ¿Por qué tan pocas mujeres han ocupado este puesto? ¿Piensa que hay dificultad para que una mujer alcance un puesto de presidencia?

R. Porque sigue habiendo machismo y micromachismo. Hay techos de hormigón que en el momento en el que se avanza se van viendo. Yo tengo además la sensación de que incluso van tirando de nosotras para que no sigamos avanzando. Voy a poner un ejemplo muy personal: yo di a luz a mi hija pequeña días antes del confinamiento y cuando estábamos todos confinados – y yo además de permiso maternal- escuchaba al gobierno de Andalucía: “¿dónde está la líder de la oposición?”. Estaba dando la lactancia a mi hija. Me llamaron el 13 de marzo, quitándome todavía los puntos y yo fui a San Telmo, para ayudar porque entendía que era mi obligación. Pero, imagínate, acabas de dar a luz y te encuentras en el permiso de maternidad y te dicen: “¿dónde está?», “está desaparecida”. Oiga no, estoy dando el pecho, estoy criando y al mismo tiempo estoy a disposición de lo que necesitéis. Esto demuestra que el nivel de machismo y micromachismo sigue presente. 

Y la conciliación es un tema muy importante, ahora mismo pasa hasta en la universidad, ¿por qué hay menos rectoras, menos catedráticas…? ¿Por qué los proyectos de investigación cuestan tanto que se tiene que apartar la maternidad? Porque no existe en estos momentos una cobertura para la conciliación real. Hasta que el 0 a 3 años no sea gratuito, ¿quién es la que se queda en casa y la que renuncia? La chica, la madre o la abuela, que se queda con los nietos. Entonces nos queda muchísimo para que el nivel de oportunidades sea el mismo. Eso está ahí, y no está tan lejos. Pongo de ejemplo el 0 a 3 años porque es una de las obsesiones que tengo porque pienso que eso es igualdad pura y dura, al igual que corresponsabilidad y conciliación. 

P. Según los datos del INE, en 2004 la representación femenina en el parlamento andaluz era de un 39,45%. En el año 2019, año en el que finalizó su legislatura como presidenta de la Junta de Andalucía, la mujer ya contaba con una representación política del 49,5%. ¿Cómo valora usted esa evolución?

R. La ley, eso fue gracias a la paridad en las listas que se exigió por ley, las ‘listas cremallera’. Y yo todavía recuerdo cuando el Partido Popular la impugnó, la llevó al Tribunal Constitucional para intentar impedirlo, pero se consiguió y ahí está. Al final las leyes acaban sirviendo siempre, es verdad que hay igualdad formal, que no real en muchas ocasiones, pero eso se consiguió gracias a la ley. 

Y ahora, cuando lo veo con el tiempo y he visto por dónde se ha metido la derecha y la ultraderecha, le estoy viendo las lagunas a la ley, la cual hay que modificar para ir taponando y en un futuro no dejar hueco que nos hagan dar pasos atrás. Fue pionera la ley, pero ya estoy pensando en que hay que reformarla para impedir que se cuelen por ahí quienes quieren arrebatarnos nuestros derechos.

P. Es cierto que cada vez hay más mujeres que ocupan cargos políticos en España. Pero, ¿piensa que esta representación realmente se debe a que se valora el mérito y talento femenino o simplemente trata de cumplir con el criterio de las cuotas establecidas en la Ley de Igualdad? 

R. Cuesta todavía, cuesta mucho. Se nota hasta en el lenguaje. En el lenguaje te das cuenta de que si las leyes no nos protegiesen en la defensa de la igualdad, sería más complicado. Yo he tenido que escuchar que en una sesión de control, el actual presidente de la Junta de Andalucía me dijera: “se lo voy a explicar despacito a ver si me entiende”. Imagínate escuchar ese tono paternalista. Si yo, siendo líder de la oposición, tengo que sufrirlo, imagínate la última mujer que esté en cualquier empresa, en cualquier centro de trabajo o en cualquier instituto… Es decir, nos falta muchísimo por andar, y desgraciadamente, si tenemos que seguir celebrando que hay pioneras, como “la primera mujer que…”, es que el camino es largo y aún hay mucho que recorrer. Es por eso por lo que digo que es en el lenguaje donde más se nota, ya que de cara a la galería todo el mundo trabaja en la lucha por la igualdad, pero a al hora de la verdad no hay una convicción profunda de que la sociedad mejore. Es que al final nos va a ir mejor a todos y a todas, es la economía de la igualdad, y cuando pase la pandemia nos vamos a dar cuenta de lo necesaria que va a ser esa igualdad. 

Yo, por ejemplo, en esta pandemia, una de las cosas que más he sufrido ha sido ver a las trabajadoras del hogar, que han aflorado toda la economía sumergida de una manera brutal. Por eso tantísimas de ellas se han quedado sin ningún tipo de ayuda y sin poder entrar en los ERTE. Hay muchas más chicas en esa economía sumergida que chicos, entonces creo que nos queda muchísimo que recorrer. 

P. A lo largo de su carrera política, ¿se ha encontrado muchas trabas por el hecho de ser mujer? 

R. Siempre. Yo tuve que escuchar, en una campaña electoral a la que fui embarazada de mi hijo mayor, de muchos meses, que si iba a utilizar el embarazo para no ir a un debate electoral. Yo tuve que responder que estaba embarazada, pero no enferma. Eso lo he vivido, y lo he vivido desde la fortaleza que te da ser la presidenta o en este caso la líder de la oposición. Pienso que si lo vivo yo, ¿cómo lo pueden estar viviendo a día de hoy muchas chicas?… 

Yo tengo un niño y una niña. intento que el niño no compre los estereotipos de “la muñeca es de mi hermana y lo mío es el coche”. Pero cuesta, porque al final hay un compañero o un amigo que le acaba diciendo: “eso es de niña”. Quiero que el día de mañana mi hija se vista como quiera y la respeten. Porque he conocido eso de “iría provocando”, “así iría”. 

Otro ejemplo muy básico, cuando una de nosotras tiene la dirección de un equipo humano y la ejerce, es una mandona, y si la ejerce un hombre, tiene autoridad. Si nosotras tenemos aspiraciones somos ambiciosas y si las tiene un hombre es que es un hombre de grandes metas. Eso en la política es el día a día. Yo creo que vosotras tenéis suerte. Yo me encuentro en una generación aún joven, tengo 46 años. Mi mayor preocupación era la igualdad social, venía de un barrio de trabajadores y lo que me preocupaba era que yo tenía menos recursos que personas pertenecientes a otros barrios. Llegué al feminismo después de llegar a la izquierda y al socialismo. En cambio, vosotras, tenéis la fuerza desde ya, y creo que ayuda mucho a que vayáis más rápido. 

P. Si volviera a ser presidenta de la Junta de Andalucía, ¿haría algo en materia de igualdad, en aquellos años, por falta de tiempo o posibilidad, no pudo hacer?

R. Lo primero que haría sería tratar el 0 a 3 años gratuito. Me quedé en las puertas, no nos dio tiempo a llegar. Eso sería lo primero, porque eso es igualdad de los niños y las niñas. De haberlo materializado, ya estaría funcionando. Porque cuanto antes se entre en las escuelas infantiles, mayor será el desarrollo intelectual de los niños y niñas. Porque si esa educación fuera gratuita, muchas abuelas dejarían de tener que cuidar a sus nietos y es corresponsabilidad de todos. Y después, evidentemente, blindar y mejorar las leyes de igualdad, de las que fuimos pioneros, para que en un futuro nunca nadie pueda tocar la lucha contra la violencia machista, los centros de información a la mujer, los colectivos de mujeres de las zonas rurales de Andalucía y algo clave, la educación. 

El debate del veto parental es un debate para transformar una sociedad tolerante, inclusiva y respetuosa como la nuestra, en una sociedad reaccionaria que nada tiene que ver con Andalucía. Señalar a los docentes que educan entre iguales y favorecen la coeducación es brutal, propio de una sociedad intolerante, que no es respetuosa con quien piensa y vive diferente. 

P. Es de suponer que tendrá alguna mujer o mujeres referentes en el ámbito político, aquellas a las que admire o inspirasen su vocación política. ¿Quiénes son ellas y por qué?

R. Mi amiga Carme Chacón, que además de mi compañera fue mi amiga y fue una luchadora. Recuerdo aún lo que tuvo que escuchar Carme cuando desfiló embarazada delante de las fuerzas armadas. Fue una de las fotos icónicas del feminismo actual en nuestro país. Ella tuvo que ir abriendo demasiadas fronteras a las mujeres, además de techos de hormigón, y aun así le quedaron algunos. Era una feminista moderna, actual y valiente porque lo que más me enseñó fue la valentía, porque ser valiente es algo muy importante en el feminismo. Hay que saber que nos vamos a enfrentar a situaciones inéditas, pero le vamos a abrir las puertas a muchas más. Porque cuando una avanza, todas avanzamos.

P. ¿Qué le diría a aquellas mujeres que estén pensando en enfocar su vida profesional a la política?

R. Fuerza, valentía y talento. La política es un servicio noble, hay que hacerlo por vocación. hay momentos muy duros donde lloras, lo pasas mal, sufres… pero todo mejora cuando ves que has contribuido a cambiarle la vida a alguien. Ayer por la noche hablé con una chica diabética que era trabajadora en un comedor escolar. Me contaba cómo le había cambiado la vida desde que le habían puesto la ‘bomba flash’. Hasta dormir era distinto, porque el sensor le avisa cuando hay cambios en la glucosa del cuerpo. Eso emociona, no tiene precio. Todos los malos ratos se olvidan. 

Otro ejemplo se encuentra en el ámbito universitario. Alumnos que han podido acogerse a la matrícula gratuita tras haber aprobado, personas que han perdido trabajos precarios durante la pandemia y su única posibilidad era la de no pagar la matrícula. Somos la única universidad de España que tiene esta opción, imagínate lo que siento cuando lo veo. Y nos dijeron de todo, que no era justo, no era equitativo… Anteriormente los hijos de los autónomos y autónomas se quedaban fuera de las becas. Es por ello que la vocación de servicio público es clave, porque hay muchos momentos de satisfacción. Nuestra memoria es selectiva, los buenos momentos se recuerdan y los malos se olvidan muy pronto.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: