Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Pablo Iglesias abandona la política tras la derrota del 4M

Unidas Podemos consigue 10 escaños en las elecciones madrileñas del 4 de mayo, 3 más que en los anteriores comicios, cumpliendo así el objetivo de tener representación en la Asamblea de Madrid. No obstante, la izquierda no suma y Pablo Iglesias dimite retirándose de la política. 

Dura jornada electoral en la Comunidad de Madrid este 4 de mayo. En unas elecciones marcadas por el contexto de pandemia y la grave polarización social y política, Madrid supera la participación de otros años. Se cumplía así uno de los objetivos principales de Unidas Podemos para estos comicios autonómicos y cuyo lema representaba claramente: ha hablado la mayoría. No obstante, el resultado no ha sido el esperado por las fuerzas progresistas. Madrid, incluso el «cinturón rojo» del sureste o distritos obreros como Vallecas o Usera, se ha teñido de azul popular. Sumando entre las tres fuerzas de izquierda un total de 58 escaños, frente a los 78 de la derecha, no suman mayoría absoluta para gobernar. Condenados a dos años de oposición

Unidas Podemos cumplía aún así uno de los objetivos de Pablo Iglesias al presentarse como candidato tras abandonar la Vicepresidencia del Gobierno de España: asegurarse la representación en la Asamblea de Madrid. Con un 7,21% de los votos, la candidatura liderada por Iglesias consigue 10 diputados, 3 más que en los comicios de 2019. Aún así, no había anoche nada que celebrar en la sede de Podemos en Ciudad Lineal. 

Fin de una era

Pasadas las 23:00 de la noche y con casi el 100% de los votos escrutados, salía en rueda de prensa todo el equipo de Unidas Podemos para valorar los resultados. Caras largas y un ambiente de tristeza absoluta. Al menos las mascarillas sirvieron para disimular la pena de algunos de los miembros del partido que acompañaban a Pablo Iglesias. 

En un tono sincero, claro y conciso, como bien ha demostrado siempre Pablo Iglesias con su dominio de la oratoria, valoraba negativamente los resultados obtenidos. No hay nada que celebrar cuando lo que se viene es un gobierno liderado por Ayuso de la mano de la ultraderecha de VOX. 

Lo que mucha gente no esperaba y pilló de sorpresa a más de uno es el anuncio que el líder de Podemos haría a continuación. Valorando que no ha contribuido a sumar y cargando con la responsabilidad y la culpa de los resultados, Iglesias hacía autocrítica y anunciaba su último paso político: la retirada. Con gran seriedad. «Dejo todos mis cargos». «Dejo la política institucional». Sin duda dos frases que marcarán un antes y un después en la fuerza morada y que irán a la historia de nuestra democracia. Tras 7 años de creación y liderazgo de la marca Podemos, Iglesias abandona el barco tras su peor derrota. No hay vuelta atrás. Se abre una nueva era en el espacio confederal de Unidas Podemos, posiblemente liderado en el futuro por la Vicepresidenta tercera y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. En cuanto al liderazgo en la Comunidad de Madrid, continuará Isa Serra, como hasta antes de la convocatoria de estas elecciones. 

«Hasta siempre»

Finalmente lo que muchos auguraban (y otros tantos deseaban) llegó la noche del 4 de mayo de 2021. Pablo Iglesias ha abandonado la política. Y con él se van 7 años de historia democrática de nuestro país que aparecerán sin duda alguna en los futuros libros de historia. 

Se va un político de fuertes convicciones y mucha «cabezonería». A lo largo de su carrera institucional ha conseguido cosas, entre las más importantes el formar el primer gobierno de coalición de nuestra reciente democracia, que siempre han dicho que nunca se podrían conseguir. Con el «sí se puede» ha revolucionado la política española y ha derrocado al rancio bipartidismo que llevamos soportando desde el siglo pasado. Con su marcha deja atrás grandes polémicas, entre ellas la compra de su chalet con su propio dinero y 30 años de hipoteca, y grandes momentos en los debates electorales, en los cuales siempre fue el gran ganador. De oratoria brillante, Pablo Iglesias ha marcado, independientemente de las ideologías, un antes y un después en nuestro país. Y desde el periodismo político no nos queda otra que darle las gracias por todo ello. 

Sobrevivió a los ataques de las cloacas con el informe PISA, a los bulos de la extrema derecha, a las amenazas con balas, al acoso diario en su domicilio por parte de ultraderechistas, al ataque mediático constante de todo aquel que no coincide con sus ideas. Ha sobrevivido a todo, menos a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid. Lamentablemente, no puede irse por la puerta grande, pero se va con todo el orgullo de haber puesto toda su «pasión e inteligencia» en el proyecto. «Hasta siempre» decía Iglesias. Hasta siempre, Pablo. Recuerda que siempre podrás tomarte una caña con libertad en la Comunidad de Madrid. 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

A %d blogueros les gusta esto: