Inicio Política Nevada encumbra a Sanders: así siguen las primarias en el Partido Demócrata

Nevada encumbra a Sanders: así siguen las primarias en el Partido Demócrata

0
Bernie Sanders, lidera las primarias del Partido Demócrata

Los “caucus” de Nevada del pasado sábado 22 de febrero dieron una victoria incontestable a Bernie Sanders. El casi octogenario candidato se impuso con el 47% rompiendo, la igualdad técnica existente entre él y Buttigieg.

La composición demográfica de Nevada, con un gran número de grupos étnicos, era de nuevo territorio de fácil conquista para Sanders. El candidato más izquierdista del Partido Demócrata tenía el papel de favorito, al menos a priori. Su defensa de la diversidad étnica y sexual le encumbraban como favorito en las encuestas. No obstante, ni las más beneficiosas encuestas podían haber dilucidado una victoria tan aplastante del anciano candidato.

Las anteriores votaciones (Iowa y New Hampshire) habían creado cierta competencia primordial entre el joven Buttigieg y Sanders. Su principal rival, Pete Buttigieg tiene un perfil centrista y socioliberal. Mientras tanto, Sanders se etiqueta a sí mismo como “socialista”, en un país donde se han perseguido con inquina dichas ideas, hace relativamente poco. Hace escasamente sesenta años, el estado americano realizaba listas de socialistas, los eliminaba de las instituciones públicas o los marginaba laboralmente. En muchos de los casos, de forma aleatoria y sin pruebas latentes. Estas prácticas fueron conocidas como “doctrina McCarthy”. Sanders ofrece la oportunidad de demostrar al mundo que esa época fue superada en su país. El rechazo que genera en gran parte de la clase media americana será su principal enemigo a batir.

Carolina del Sur será el siguiente escenario donde se disputen 54 nada despreciables delegados, el próximo 29 de febrero. Sanders no parte esta vez como favorito. La población negra, numerosa en el estado, parece tener cierto rechazo hacia Sanders debido a la mala gestión de la diversidad racial que llevó a cabo en las últimas elecciones primarias a las que se presentó. La victoria es entregada por las encuestas para el exvicepresidente de Obama: Joe Biden. Hasta la fecha, Joe Biden ha conseguido solo el 12% de los votos demócratas, colocándose en quinta posición, detrás de Sanders, que se ubica el primero (con un 29%), y de Pete Buttigieg con el 24% de los votos delegados. La tercera plaza y la cuarta son para Amy Klobuchar (16%) y Elizabeth Warren (13%).

El super martes

Con los resultados de los últimos “caucus”, podemos proveernos de una línea tendenciosamente interpretativa para el seguimiento de las primarias demócratas. No obstante, habrá dos eventos que marquen absolutamente el ritmo del mismo: la entrada de Michael Bloomberg en la carrera hacia la candidatura y el <<Super Martes>>.

El “Super Martes” es un evento en el que coinciden las primarias de diversos estados simultáneamente. Este evento se llevará a cabo el 3 de Marzo, entrando en disputa los estados de: Alabama, Samoa Americana, Arkansas, California, Carolina del Norte, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia. Algunos de estos estados aportan una cantidad elevada de delegados, que desvirtuarán sin lugar a dudas las estadísticas vigentes.

Esta situación será la que intente aprovechar Michael Bloomberg, un multimillonario cercano también a la edad de Sanders. Candidato por el Partido Demócrata, ha decidido no participar activamente en los primeros comicios y entrar de lleno en el “Super Martes”. Su estrategia de guerra relámpago mantiene en vilo a los sectores más centristas del Partido Demócrata, quiénes ven como su partido se resquebraja entre dos modelos polarizados: el izquierdista Sanders y la copia demócrata de Donald Trump: Michael Bloomberg.

De momento, parece que la fragmentación del voto mantiene en pugna a todos los candidatos y no se espera que se retire ninguno de la carrera hacia la candidatura demócrata, mínimo hasta que se celebre el <<Super Martes>>. Este evento será el decisivo para poder calcular la fuerza real del populismo de Sanders, y las alternativas viables al mismo: Buttigieg, Biden, Warren, Bloomblerg o Klobuchar.

No es pequeño el número de analistas, que sin embargo, apuestan por el liderazgo de Sanders en el Partido Demócrata. De hecho, si todo sigue en la misma tendencia, la volatilidad social de un estado disgregado como Estados Unidos, parece ser que tendrá una dura refriega a la que enfrentarse. Las dilucidaciones de un magnate ultraliberal y nacionalista, se opondrán a las de un socialista octogenario con un gran plan de reformas económicas. El agua y el aceite, contrarios irreconciliables, que muestran la oposición y polarización acerca del modelo de estado que la sociedad estadounidense busca para su país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.