Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Mujeres labradoras de vida

Una historia de silencio desvalorizada. Mujeres que en la sombra han trabajado en las explotaciones agrícolas y ganaderas para llevar un jornal a sus casas. ¿Quiénes son las mujeres rurales?

El mundo rural adquiere una importante relevancia tanto en la sociedad actual como desde sus orígenes. Las personas encargadas de su desarrollo son la base de la estabilidad y funcionamiento social puesto que numerosas actividades económicas se sustentan en este ámbito. Desde los inicios del movimiento rural, la mujer ha jugado un papel fundamental, a pesar de no estar lo suficientemente reconocida. Aún son habituales los escenarios de desigualdad en el sector puesto que su progreso ha sido menos que en el resto de profesiones.

Tradicionalmente, la mujer como figura individual era casi inexistente, debido a que su bienestar y felicidad dependía del estado de sus hijos y su marido. Tanto era así, que hasta finales del siglo XIX estaba mal visto que la mujer de un estatus medio-alto trabajara y fuera independiente, ya que eso podía llegar a significar que su marido no podía sustentar el núcleo familiar y la esposa debía contribuir a aportar el capital necesario. 

Sin embargo, en las casas que pertenecían a la población más rural, todos los miembros de la familia tenían que salir de sus casas en busca de trabajo para sobrevivir. Tanto mujeres como hombres salían al campo y se dedicaban a la explotación agrícola y ganadera. Desde aquel momento, la figura de la mujer se hizo esencial y relevante en el desarrollo económico de todos los países. Aunque en aquel momento también nació la desigualdad. Desde la Revolución Industrial del siglo XVIII, momento clave de la incorporación de la mujer en el mundo laboral, las condiciones salariales y laborales no han sido equitativas para ambos géneros. A esto se suma la gran invisibilización que han sufrido, puesto que su dedicación a este ámbito no era considerado más que una simple tarea que le correspondía por el hecho de ser mujer y madre, y no como un trabajo como en el caso del género masculino.

Juan Hernández Armenteros, profesor de la Universidad de Jaén, resume a la perfección el papel arraigado de la mujer dedicada a las labores rurales:  “la mujer no alcanza un solo momento de ocio, pues a las rudas faenas domésticas hay que sumar las tareas en los trabajos agrícolas, en escardas recolección de aceituna, ayuda en la siembra y en la huerta, cuando no su participación en la siega y en la era, actividades ocasionales y minoritarias entre ellas, además de ser las encargadas de llevar la comida a los tajos«.

La siguiente tabla, elaborada por el INE muestra que aún en la actualidad, se sigue priorizando al hombre a la hora de seleccionar a un trabajador en un ámbito rural, a pesar de la ya demostrada valía de la mujer en este sector. Es por ello que la tasa de ocupación de los varones en el sector agrícola es destacablemente mayor. 

Población ocupada según el sector económico. Fuente: INE

Es importante destacar esta otra tabla, también elaborada por el INE y cuyos datos fueron actualizados el pasado mes de mayo de 2020, en la queda reflejada una notable diferencia salarial entre ambos géneros: ¿Cuál es la razón justificada por la que las mujeres deben cobrar menos?

Ganancias anuales según los grupos principales de ocupación. Fuente: INE

Estas tablas esclarecen la situación de inferioridad de la mujer, sobre todo a la hora de seleccionar a una persona para un puesto de trabajo de este sector, priorizando al hombre.  Es por ello que las mujeres que trabajan en este ámbito consideran que estas actitudes fomentan la creación de estereotipos de género marcados en la sociedad.

La identidad de género es una serie de características sociales y culturales adquiridas por la sociedad sobre lo que significa ser hombre y mujer.  Algunas de ellas son bastante tradicionales y arraigadas, por lo que es complicado eliminarlas debido a que están demasiado interiorizadas. El estereotipo marcado para el hombre es el de una persona dura, fuerte, independiente y encargada de proteger a su familia, mientras que el rol de la mujer es la sensibilidad, el sentimiento de estar protegida o la emotividad. Estos roles perjudican la admisión de la mujer en el mundo rural. A pesar de ser una creencia muy tradicional y desactualizada, ciertos rasgos se mantienen en la sociedad de hoy en día, ocasionando que sea necesario seguir luchando por romper barreras, desmontar estereotipos y lograr la igualdad

Se tratan de diferencias en cuanto al modo de trabajo, ya que la mujer tradicionalmente se ha encargado del trabajo reproductivo y el hombre se dirige más a un trabajo productivo:

Diferencias entre trabajo productivo y reproductivo

De esta manera, la menor participación de la mujer en el ámbito del trabajo rural se debe a las concepciones socioculturales que han ido trasladándose hasta nuestros días con el paso de los años. A pesar de ello, las mujeres han puesto históricamente de su parte para no quedar relegada solo al papel de madre, logrando una conciliación familiar y laboral única en muchos casos, configurando su horario laboral en torno a las necesidades familiares en la mayoría de las situaciones. Esto trae consigo que la distribución del horario que se dedica al cuidado del hogar no sea equitativa para ambos sexos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en la sociedad actual la mujer sigue dedicando un mayor espacio de su día a las actividades domésticas, invirtiendo una media de 4 horas y 7 minutos en esta labor mientras que los varones tan solo invierten 1 hora y 54 minutos. Así lo muestran los datos del último estudio de esta temática elaborado en 2010. 

Quizá, en un futuro no muy lejano, se elimine la barrera que generan los estereotipos marcados para cada sexo, y cada persona pueda disfrutar libremente de su pasión, dando rienda suelta a su talento, emprendiendo proyectos que atiendan a gustos personales y dejando atrás la identidad de género, que impide en tantos casos que la mujer pueda dedicarse a lo «tradicionalmente establecido como profesión masculina». Eliminando estas barreras, se agilizará el paso hacia una sociedad más libre, integradora y feminista.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: