Connect with us

Hi, what are you looking for?

Destacada

Las mujeres que ignoraron la guía de la buena esposa franquista

feminismo en el franquismo
Imagen de la Guía de la buena esposa publicada durante la dictadura franquista

La Guerra Civil y la instauración de la dictadura borraron de un plumazo los pocos derechos que las mujeres habían conseguido durante la II República. Pero eso no frenó a muchas mujeres de luchar por que se escuchara la voz feminista de nuevo.

Las mujeres españolas consiguieron durante la II República su derecho a voto. Después de largos debates, el 23 de abril de 1933 acudieron por primera vez a las urnas. Todo un logro para la lucha feminista que, sin embargo, vio cómo todos los progresos se vieron truncados en 1936 con la Guerra Civil y la posterior dictadura.

Durante los años de posguerra se disolvieron las asociaciones de mujeres nacidas unos años antes y las principales voces feministas del país se tuvieron que exiliar. En definitiva, el movimiento feminista, al igual que muchos otros, quedó completamente silenciado. La mujer pasó a ser considerada una persona de segunda cuya tutela pasaba de su padre a su marido y que tenía un papel muy claro: ser buena madre y esposa.

Sin embargo, hubo mujeres que se negaron a quedarse calladas y buscaron la forma de volver a poner el debate feminista entre los temas de la opinión pública. María Laffitte fue de las primeras que se atrevió a levantar la voz. En 1948 publicó La secreta guerra de los sexos en la Revista de Occidente. En este ensayo reflexionaba sobre el nuevo rol de la mujer en la sociedad que, tras dos guerras mundiales en las que los hombres se fueron al frente, habían demostrado que eran válidas para trabajar y salir del hogar. También criticaba que se hubiese obviado durante toda la historia de la humanidad a las mujeres, dejando de escuchar y tener en cuenta a la mitad de la población mundial.

María Laffite

A través de esta publicación, Laffite consiguió que se volviese a hablar de feminismo, aunque de forma adaptada al franquismo. Y no fue la única que se atrevió. Mercedes Formica escribió dos años más tarde sobre El Segundo sexo de Simone de Beauvoir denunciando la situación laboral de las mujeres y reivindicando su independencia económica. Si bien este libro estaba prohibido en España, su versión en castellano se publicaba en Argentina y desde allí llegaba a las españolas que no se resignaron a aceptar su papel secundario en la sociedad.

Formica fue uno de los principales nombres del feminismo en el franquismo. Su campo de trabajo se centró sobre todo en que las mujeres pudieran ocupar los mismos cargos que los hombres en el mundo laboral. De hecho, fue de las primeras mujeres que ejerció la abogacía en España y luchó para que muchas otras llegaran hasta donde ella.

En 1953, Mercedes Formica dio un paso más publicando en el ABC el artículo «El domicilio conyugal» en el que denunciaba la situación de muchas mujeres maltratadas en España que no podían separarse porque eso suponía perder a sus hijos, su hogar y sus bienes. Esto inició un gran debate público que acabó con la reforma del Código Civil, que dejó de hablar de «casa del marido» para hacerlo del domicilio común del matrimonio.

Ni Formica ni Laffitte estuvieron libres de críticas y burlas por parte de los grandes intelectuales de la época que trataron de ridiculizar sus reivindicaciones. Sin embargo, eso no frenó a muchas otras mujeres que siguieron luchando. Lilí Álvarez, María Campo Alangue, Manuela Carmena o María Aurèlia Campmany fueron algunas de las españolas que siguieron avivando el debate con sus publicaciones en distintos periódicos y revistas.

A pesar de todas las trabas que encontraron, tales como la censura o el descrédito por parte de intelectuales y políticos, estas mujeres consiguieron que el debate feminista siguiera presente de alguna forma en la sociedad durante la dictadura. Desde los inicios del franquismo, muchas mujeres se negaron a aceptar el rol de amas de casa, esposas y madres que el nuevo régimen les imponía. A medida que fueron sumando apoyos, fueron sentando las bases del debate feminista que estuvo presente durante la Transición y que ha ido evolucionando hasta llegar a nuestros días.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: