Connect with us

Política

El Congreso vota en contra de las enmiendas a la prisión permanente revisable

Este jueves, el Congreso rechazó las enmiendas a la iniciativa de los nacionalistas vascos que propone la derogación de la prisión permanente revisable planteadas por el Gobierno y Ciudadanos

La propuesta del Partido Nacionalista Vasco (PNV) sigue su curso parlamentario con los apoyos de PSOE y Unidos Podemos, ERC y Grupo Mixto.  En ambas enmiendas se emitieron 346 votos, con 167 a favor, 178 en contra y una abstención.

El debate ha sido muy polémico y uno de los más broncos que se recuerdan en el Congreso. Esta semana se daba sepultura al pequeño Gabriel, presuntamente asesinado por Ana Julia Quezada, crimen que ha conmocionado a la opinión pública española, por lo que este debate se ha organizado en un momento muy delicado. En la tribuna de invitados estuvieron presentes familiares de Diana Quer, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés, Sandra Palo, Yeremi Vargas o José Couso, que le ha valido al gobierno ser acusado de manipular y utilizar el dolor de las víctimas con fines electorales.

Juan Carlos Girauta, en nombre de Ciudadanos, pidió al grupo parlamentario socialista que se abstuviese en la votación hasta que el Tribunal Constitucional (TC) decida. La formación naranja ha dado un giro de 180º en su postura, otro más, en relación a  la prisión permanente revisable. Hace cinco meses estaba a favor de la derogación, algo que se les ha recriminado a largo del pleno, también por el Partido Popular, que les echaba en cara que si hoy se estaba celebrando este pleno, era gracias a ellos. Ciudadanos tildaba  a la prisión permanente revisable de “demagogia punitiva” y hoy ha votado en contra de la derogación.

En su enmienda a la totalidad de texto alternativo, Ciudadanos quería restringir el acceso al tercer grado a los condenados por delitos de especial gravedad hasta que hayan cumplido al menos 20 años de prisión efectiva, y no 15 como en la actualidad.

Aboga ahora por que esperar a que el Tribunal Constitucional resuelva antes de derogar la prisión permanente revisable, en estudio a petición del Partido Socialista.

José Antonio Bermúdez de Castro, miembro de la dirección del grupo parlamentario del Partido Popular, subió a la tribuna para defender la enmienda: “Ni venganza ni rabia, sólo Justicia”. “En esta causa no estamos solos. Esa decisión la comparte la inmensa mayoría de la sociedad española”, argumento que han utilizado en varias ocasiones.

“Ya sé que a ustedes no les gusta. Que la cuestionan en el fondo y en la forma. Pero eso no significa que tengan razón”, dijo dirigiéndose a la oposición. Defendió que la prisión permanente revisable “no renuncia a la reinserción del penado”. También defendió que el caso español no es aislado y que esta figura existe en buena parte del ordenamiento jurídico europeo.

El popular negó que se esté legislando “en caliente” porque la ley lleva “tres años en vigor”. Por el contrario, sí acusó a sus opositores de “derogar en caliente”.

La oposición a la prisión permanente revisable

El PNV, representado por Mikel Legarda,  argumenta que atenta contra la dignidad de los seres humanos y contra la prohibición de penas inhumanas y tratos crueles y degradantes . Vulnera el mandato constitucional de que las penas estén orientadas a la reeducación y reinserción social. Y rompe peligrosamente con uno de los consensos constitucionales de 1978 de no establecer la cadena perpetua”.

Juan Carlos Campo Moreno, del PSOE, subió a la tribuna pidiendo a los familiares que entiendan que su posición es de respeto a las víctimas. El diputado lamentó que este pleno se produzca en un momento tan delicado, cuando en “el paladar” hay sensación “de ira, de venganza” y alabó la actitud de Patricia Ramírez, la madre de Gabriel.

“Sin prisión permanente revisable vencimos a ETA, con prisión permanente revisable no hemos evitado la muerte de Gabriel”, advirtió Campo Moreno. El socialista aprovechó para denunciar que “Las víctimas no pueden ser utilizadas. Ni ellas, ni su dolor, señores del PP y de Ciudadanos.”, y cómo el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, había utilizado la bufanda del fallecido Gabriel para aparecer ante las cámaras en el mismo funeral del pequeño.

Eduardo Santos, del grupo parlamentario Unidos Podemos, defendió que “No vamos a pedir perdón por pensar que nuestro sistema judicial tiene que tener un fin reinsertador”.

La diputada de Coalición Canarias, Ana Oramas, aprovechó su intervención para anunciar su abstención, la única del pleno de hoy.

La proposición de ley original, presentada por PNV y que busca derogar la prisión permanente revisable, continúa su tramitación, que, pasado un tiempo deberá a votarse de nuevo en el Congreso, dónde deberá contar con la mayoría absoluta para su aprobación, al tratarse de una ley orgánica.

La diputada de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, ha pedido perdón en su cuenta de Twitter por el tono bronco y desagradable del pleno de este jueves, en la que los políticos no han estado a la altura de la dignidad de este país.

Coordinadora de la sección de Política. Periodista. Estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración en la UNED, y del Máster en Comunicación Institucional y Política de la Universidad de Sevilla.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Política

A %d blogueros les gusta esto: