Marc Márquez (MotoGP)

Tras seis carreras disputadas, el rival a batir es Márquez. No solo por ser el líder, sino porque se encuentra fuerte en todos los grandes premios. Esto nos lleva a plantear si la única forma de acercarse a él es a través de esa ‘mano dura’ que tiene ahora Dirección de Carrera.

Toda la parrilla es consciente de que el mundial de MotoGP es muy largo, pero también sabe del talento que posee cada piloto. Que todos valen para estar ahí es algo indiscutible, han llegado con trabajo y esfuerzo. Pero bien es sabido que para ganar un mundial se necesita el ‘pack’ perfecto: piloto, moto y equipo. La mayoría tienen dos de esos componentes bastante preparados, todos los pilotos poseen talento y detrás tienen equipos luchadores. La diferencia está en la moto, que debe ser competitiva en la mayoría de las circunstancias para poder luchar por un título mundial.

Los líderes del mundial

Actualmente el ‘pack’ perfecto tiene nombres: Marc Márquez, su moto RC213V, y su equipo del Repsol Honda. Lideran el mundial, pero no solo eso, también se muestran muy fuertes en cada gran premio. Con 95 puntos, tienen dos ceros en el casillero, y es aquí donde está la clave.

El primer cero viene de Argentina, tras una sanción al piloto catalán que le dejó fuera de los puntos. Pero su ritmo en carrera era estratosférico, rodando más rápido que nadie en cada vuelta. De no haber sido por la sanción, habría sumado los 11 puntos de la quinta posición conseguida. Así, estaría ahora mismo con 106. El segundo cero lo encontramos el pasado fin de semana en Mugello. Márquez se fue al suelo cuando rodaba segundo, error propio. A pesar de que volvió a pista no pudo alcanzar los puntos.

En el hipotético caso de haber cruzado la meta tras el ganador, habría sumado 20 puntos, y se situaría con 126 en el mundial, a un mundo del resto. Esa sería la realidad de no ser por la sanción y por la caída.

Lo que sí es una realidad con 95 puntos es que, a pesar de esos dos ceros, Márquez tiene el ritmo de cabeza en cada carrera. Tras caerse en Mugello, rodaba en tiempos similares a los primeros sin necesidad de ir al límite. Antes de la sanción de Argentina, había remontado desde la 19ª posición a la 5ª. Su moto es competitiva en cada cita del mundial. Esto, sumado a las declaraciones de sus rivales que aseguran que es el más rápido, hace pensar en cómo pueden acercarse a él.

Situación de los rivales

El resto de pilotos punteros se han encontrado con problemas en algunas carreras. Los pilotos de Yamaha acusaban a la falta de agarre de sus problemas al inicio del mundial. Rossi, piloto de domingos, solo se ha bajado del top 5 en Argentina donde no puntuó. Viñales es una montaña rusa, todavía arrastra ese problema y acumula solo un podio en lo que va de mundial. La tercera Yamaha, Zarco, llegaba a Francia a 12 puntos del líder, en su casa sufrió una caída y en Mugello solo pudo terminar décimo.

Ducati presentaba como máximo rival de Marc a Dovizioso, subcampeón en 2017. Poco propenso a caerse, no finalizó las carreras de Le Mans y Jerez, pero a su vez suma dos podios. Su compañero, Lorenzo, tiene como mejores resultados el sexto puesto de Francia y la victoria en Italia. Por su parte, Pedrosa arrastra problemas con la moto y físicos tras sufrir dos lesiones, una en Argentina y otra en Jerez. La Honda satélite de Crutchlow hizo un gran papel en las dos primeras carreras, pero después no se ha mostrado tan competitiva.

A parte de las marcas punteras, cabe destacar el trabajo de aquellas que se suman a la pelea en algunas carreras. Suzuki y Ducati Pramac están haciendo un buen papel en este mundial. Al menos, uno de dos de sus pilotos han pisado el podio. En la mayoría de grandes premios han ocupado, por lo menos, un lugar del top 10.

‘Mano dura’ de Dirección de Carrera

Las sanciones constituyen un tema que está trayendo cola en este mundial. Tras los diversos acontecimientos producidos en Argentina, Dirección de Carrera ha empezado a tomar medidas más serias. A pesar de esto, no todos quedan conformes con lo que se decide. ¿Existe realmente esa ‘mano dura’?

Algunos hechos hacen pensar que sí, pero otros dan por respuesta un ‘no’. En territorio argentino la sanción se la llevó Márquez tras el toque con Valentino. Se vio como un hecho reiterado al tocar anteriormente a Aleix. Este vio justa la sanción para el de Honda, pero pidió lo mismo para Petrucci al considerar que su toque había sido más fuerte. Otra acción polémica fue el toque de Zarco con Pedrosa, que provocó la caída de este. Ni rastro de sanción en estos dos casos.

En Austin dirección de carrera puso la misma sanción para Márquez y Pol, ya que ambos habían ralentizado la vuelta rápida de dos rivales en la clasificación. En Italia, Cal ralentizó a Marc en uno de los libres, no recibió ninguna sanción. Por el contrario hubo sanción en Moto2 para Barberá por causar la caída de otro piloto.

La barrera del límite

El criterio empleado en este tipo de decisiones solo lo sabe Dirección de Carrera, pero algunos no terminan de entenderlo. Es el caso de Petrucci y Domenicali, que no se explicaban la ausencia de sanción ante el toque de Marc con el piloto italiano. Justo después de la salida, en la segunda curva, Márquez tocó a Danilo y este tuvo que abrirse perdiendo posiciones. Bien es cierto que Marc salió a su estilo, arriesgando, pero en una salida todos luchan por alcanzar las mejores posiciones.

Entonces, ¿dónde está el límite?. Esta es una pregunta muy frecuente, sobre todo después de ver sanciones sobre acciones que en el pasado eran vistas como ‘permitidas’. Un claro ejemplo es la carrera de Australia de la temporada pasada. Más de un piloto salió con marcas en el mono del neumático de otro. Aun así, a ninguno les faltaba la sonrisa por haber protagonizado una de las carreras más espectaculares jamás vista. Toques se han visto millones en el mundial, en cambio, ahora son examinados con lupa.

¿La única vía para superar a Márquez?

Si por algo se caracteriza el 93 desde que llegó al mundial, es por su pilotaje arriesgado y agresivo. Con adelantamientos al límite, se ha convertido en uno de los que más espectáculo da. Por ese mismo pilotaje, recibió la sanción en el segundo gran premio de este año. Tras ese suceso, el ilerdense aseguró que seguiría siendo el mismo en la pista. Es su esencia, lo que le ha hecho campeón, y sus rivales lo saben. ¿Quizás aprovechen las nuevas reglas de Dirección de Carrera para intentar frenarle?

De las seis carreras, el líder lleva tres victorias. Se ha subido a lo más alto en la mitad de las carreras disputadas hasta ahora. Suma un segundo puesto en Qatar. Fue precisamente en este gran premio donde la emoción se mantuvo hasta el último momento.  Ganó Dovi, pero el hecho de que Marc cruzara la meta pegado a él, preocupó, y mucho, al de Ducati. Sus otros tres cajones han sido el resultado de tres victorias incontestables, con sus rivales a segundos de él. Por eso el resto de pilotos lo ven muy fuerte. Por eso, ven complicado superarle a no ser que tengan los recursos suficientes a tiempo. Si esto no pasa, parece ser que solo las sanciones y/o errores, pueden frenar a Marc Márquez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.