Deportes Moto GP MotoGP Motor Mundial Motociclismo

Premio al mejor piloto del ThaiGP: Marc Márquez

Marc Márquez gana en Tailandia tras una fulgurante batalla con Andrea Dovizioso y tendrá su primera bola de partido en Japón.

Después de ganar en Aragón, Marc Márquez llegaba a la primera cita de la gira asiática con el propósito de sacarle puntos de más a Andrea Dovizioso para tener su primer match ball en Japón. Sin embargo, a pesar de que Honda fue muy competitiva en los test de pretemporada que se celebraron en Buriram, el Gran Premio no empezó de la mejor manera para el ilerdense.

Entrenamientos libres

Como ya viene siendo habitual esta temporada, se pudo ver a un Márquez que durante las sesiones trabajaba en el ritmo y en las sensaciones de cara a carrera en lugar de buscar una vuelta rápida para la Q2. Esto supone un riesgo, y esta vez, al de Cervera no le salió bien la jugada. Aunque en los entrenamientos libres del viernes se mantuvo en el top5, en el libre de la mañana del sábado la cosa se complicó. Los pilotos mejoraron sus tiempos y dejaron a Márquez fuera de la Q2.

El líder del mundial intentó solucionarlo, pero cuando montó el neumático blando, un problema con la leva del freno le hizo volver al box. Salió de nuevo a pista después de cambiar la moto, pero en un intento desesperado por marcar el tiempo no calentó bien los neumáticos y acabó por los suelos, lo que le impidió poder situarse en el top10 y tener que pasar por la repesca.

Q1 y Q2

Con el estado de buena forma y el ritmo mostrado por el piloto de Cervera durante todo el fin de semana, no tendría que haber tenido problemas para pasar a Q2. Sin problemas, Márquez pasó la Q1 con un tiempo mejor que el de la pole.

Con el mismo neumático que había usado en la repesca, duro delantero y blando trasero Márquez se puso primero en su primera salida con 1.30.5 Lo superaron Dovizioso y Rossi pero Marc no cejó en su intento y volvió a superar a Valentino Rossi por once milésimas. Consiguió así algo nunca visto en la categoría reina, que un piloto haga la pole viniendo de la Q1.

Una carrera de infarto

Marc Márquez por fin se tomó la revancha con Andrea Dovizioso ganándole en la última curva después de que el italiano le ganara en la última curva de Austria y Japón 2017 y Qatar 2018.

Fue una carrera un tanto atípica, pues la reaparición de las Yamaha hizo que hubiera más lucha. Aunque en un principio Márquez se puso en cabeza, a falta de 22 vueltas Rossi y Dovizioso lo pasaron. El de Tavullia lideraba, pero pocas vueltas después el de Honda y el de Ducati lo volvieron a adelantar, siendo Dovizioso el encargado de llevar el peso de la carrera.

El ritmo de carrera era demasiado bajo, tenían que guardar neumático por las altas temperaturas de la pista y ello ocasionó que el segundo grupo se juntara con la cabeza, haciendo así un grupo de hasta ocho pilotos. Cuando faltaban once vueltas para el final, Dovizioso cambió el ritmo y solo lo aguantaron Márquez y Rossi.

Fue a falta de cuatro giros cuando Márquez empezó a atacar al líder de la cita. Durante esas cuatro vueltas el de Cervera intentaba rebasar al italiano, pero o entraba largo, o el italiano se la devolvía tarde o temprano. Intentó adelantarlo en todas las curvas menos en una, la curva cinco, la cual se reservó para el final.

Una vez en cabeza, el español se limitó a defenderse de los ataques de Dovizioso hasta que llegaron a la última curva, la 12. En un último intento desesperado, el italiano lo pasó, pero forzó demasiado y el de Honda ganó la posición por el interior, como ya había hecho Dovizioso en el pasado.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: