Inicio Deportes Fallece Niki Lauda a los 70 años

Fallece Niki Lauda a los 70 años

0
Foto: LAT Images

Este 20 de mayo es un día negro para el automovilismo. Se ha ido a los 70 años de edad el tres veces campeón del mundo de Fórmula 1, el austríaco Niki Lauda.

La Fórmula 1, y en general, el mundo del automovilismo, ha perdido a una de sus grandes figuras. El austríaco Andreas Nikolaus ‘Niki’ Lauda, ha muerto a los 70 años de edad en Suiza. Se ha marchado por sorpresa, sorprendiendo valga la redundancia a sus admiradores la noticia de su muerte en la mañana de este martes.

Campeón del mundo en tres ocasiones (1975,1977 y 1984) con Ferrari y McLaren, Lauda era una de las personas más emblemáticas de la parrilla. Actualmente, era consejero, asesor y uno de los miembros más importantes de la escudería Mercedes, con la que ha conquistado cinco Campeonatos del Mundo tanto de pilotos como de constructores, de forma consecutiva.

Debut a toda velocidad

Nacido en Viena en 1949, Lauda se sobrepuso a la oposición de su familia, que no quería que se dedicara a las carreras. En 1968, el austríaco comenzó en el mundo de los monoplazas, pasando a la Fórmula Vee y la Fórmula 3 de 1968 a 1970. En 1971, apenas un año después, pasó a la Fórmula 2 Europea con el equipo March, con el que dio el salto a la categoría reina del automovilismo.

Con esta misma escudería debutó en la Fórmula 1. Al año siguiente, ya como piloto oficial, subió a la 23ª posición del ranking, a pesar de no sumar un solo punto. Ya con el cambio de equipo, ya que firmó con BRM, fue 17º con sus dos primeros puntos, pero todo cambió para 1974, ya que firmó por la escudería Ferrari, y es algo que le cambió la vida para siempre.

Ferrari lo cambia todo

En su primer año con los italianos, Lauda dio el salto de nivel que necesitaba. Fue cuarto con 38 puntos, y consiguió sus dos primeras victorias, en España y Holanda, sumando algunos podios más y dando muestras de lo que podía dar con un coche en condiciones y bien reglado.

Al reglar en muchas ocasiones sus propios coches, Lauda se ganó la fama de ser un piloto técnico, que entendía a la perfección su monoplaza. Ya en 1975, dio el salto final y se proclamó por primera vez en su carrera deportiva campeón del mundo de Fórmula 1 con el equipo Ferrari. 5 victorias y 7 podios fueron el palmarés esa temporada de Lauda, que llegó a 1976 con la mayor ambición del mundo y con la exigencia de repetir la corona.

1976, el año clave

En esa temporada, tuvo un inicio casi perfecto, con 7 podios consecutivos. Sin embargo, sufrió una desgracia terrible. En el circuito de Nurburgring, el conocido como ‘Infierno verde’, las condiciones del trazado no estaban como para competir, y Lauda sugirió el no correr por la seguridad de los pilotos, siendo el más sensible con la seguridad.

Sin embargo, sus compañeros, liderados por su gran rival James Hunt no le hicieron caso. Y la desgracia llegó, cruelmente, para que el que más seguridad pedía. Lauda tuvo un aparotoso accidente y su coche ardió de forma espectacular, llegando a temer por su vida.

Sin embargo, tras perderse dos carreras, y con cicatrices, corriendo muchos riesgos, Lauda volvió a competir, en Italia y fue cuarto. En Suzuka, la última carrera de la temporada, llovía a cántaros. Era un circuito infernal. Él solo corrió unas pocas vueltas y se retiró por seguridad, dando el título a Hunt, algo que la ‘Scuderia’ nunca le perdonó.

Ferrari, Brabbham y McLaren para decir adiós

A pesar de que en 1977 ganó de nuevo el título mundial, el piloto tuvo que abandonar Ferrari. En los dos siguientes años, llegó a Brabbham, donde fue cuarto y 14º, y el corredor, calculador y práctico de forma extrema, optó por abandonar durante tres años la Fórmula 1.

A su vuelta, ya con el equipo McLaren, en su primer año, Niki solo pudo ser 5º, con 30 puntos. Al año siguiente, en 1983, las cosas, fueron peor, ya que solo consiguió 12 puntos y fue 10º en la clasificación general.

En 1984, fue de nuevo y por última vez campeón del mundo. En 17 carreras, tuvo cinco triunfos, 9 podios y fue su epílogo, a pesar de retirarse en el año siguiente. Se va uno de los grandes, uno de los mitos, de las glorias del deporte.

Te echaremos de menos, Niki.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.