Connect with us

Hi, what are you looking for?

Andalucía

Entrevista a Dani Valdivia: «Los andaluces nos sentimos tanto andaluces como españoles»

Dani Valdivia es sociólogo y politólogo en la Universidad Pablo de Olavide. Cursa actualmente el Máster en Comunicación Política y Social en la UNED. Consultor político en la cooperativa Creando Conciencia, ha publicado La identidad nacional española en Andalucía, un estudio sobre cómo nos sentimos los andaluces y andaluzas.

PREGUNTA. ¿Qué te impulsó a investigar el sentimiento de pertenencia nacional en Andalucía? ¿Cómo se convirtió en libro?

RESPUESTA. Siempre he tenido un gran interés por el andalucismo y la izquierda en Andalucía, pateándome tanto nuestra comunidad como los textos sobre la cuestión andaluza. En este proceso de formación, me di cuenta de que, pese a que gracias a los estudios de Coller, Ruiz Jiménez o Collado-Campaña sabíamos que los andaluces manifiestan una identidad dual, nos habíamos encerrado en el estudio de una parte pequeña de nuestra identidad, la andaluza, abandonando en el proceso la española. Por tanto, creo que el principal sentimiento de fue una militancia política y académica que va más allá de la militancia, buscando aprender más sobre nuestra gente y nuestra tierra. Debo dar las gracias a Beers & Politics por su interés en un tema que creo que aún necesita ser tomado más en cuenta en nuestra comunidad, así como a mi tutora de investigación Antonia Ruiz Jiménez a la que estoy muy agradecido por su cercanía y exigencia.

P. Según lo que has podido estudiar, ¿Cómo nos sentimos? ¿Más españoles que andaluces? ¿Más andaluces que españoles?

R. Es la pregunta que más se repite cuando hablamos de identidad, pero la nuestra, la que sentimos los andaluces, no rivaliza. No hay una competencia entre identidades, pese a que los nacionalistas de uno y otro lado insistan en que somos herederos de los Reyes Católicos o de la arcadia de Al Ándalus. Los andaluces nos sentimos tanto andaluces como españoles, manifestando una identidad constitucional y cívica respecto a ambas identidades. Al final, depende del contexto de la interacción social si manifestamos pertenecer a una comunidad imaginada o a otra. En Madrid, tú y yo vamos a decir que somos andaluces, orgullosos de nuestro acento; en cambio, en Londres, diremos que somos españoles y andaluces.

P. Los últimos años de la política española han sido muy convulsos: 15-M, entrada de la nueva política en los parlamentos, asunción de una mayor democracia interna en los partidos, el procés, ¿ha influido en nuestra identidad?

R. Es una pregunta clave para comprender no solo el presente sino también el futuro cercano. Mi futura tesis doctoral tratará de dar respuesta a esta interesante cuestión, pero por el momento solo te puedo contestar con una hipótesis. La identidad nacional dual se ha reforzado, debido a la cuestión catalana y al auge de nuevos partidos que han insistido en dicha identidad.

P. ¿Cómo ha influido ese sentimiento españolista o andalucista desde la Autonomía?

R. Partiendo de que el 4D, 28F, el proceso de construcción de la autonomía andaluza en su conjunto fueron una catarsis colectiva, la irrupción de un pueblo al que el franquismo subyugó desde el inicio de la guerra civil hasta los últimos días del genocida dictador, creo esa identidad andaluza continúa pese a que logramos el objetivo, en estado de latencia esperando volver a dar la cara cuando los andaluces sintamos la necesidad de defender nuestra comunidad. Hay quien dice también -sin datos ni investigaciones detrás- que el PSOE apagó la identidad andaluza mediante la construcción del régimen del 82. No lo comparto. Y no lo comparto porque las identidades nacionales no tienen un interruptor que las enciende y apague y porque ningún pueblo, muchísimo menos el andaluz tras su resiliencia a tanto castigo y dolor, es sumiso al papel de las instituciones. Otra cosa es que creamos que en Andalucía se debería haber construido un nacionalismo artificial mediante algún mecanismo de ingeniería social, algo poco menos que utópico y disparatado.

P. ¿Se ha convertido el andalucismo en un reclamo electoral más en nuestra tierra?

R. Siempre lo ha sido, solo que ahora, con un contexto andaluz marcado por la caída electoral del PSOE-A y, el contexto estatal, donde el reverdecimiento de las identidades nacionales ha marcado la agenda política, han abierto una ventana de oportunidad para que se hable de andalucismo de manera explícita. Te pongo un ejemplo. Cuando en la anterior campaña andaluza se hablaba sobre Cataluña día y noche, una parte importante de ese debate era, en cierta forma, adherida al andalucismo. Aquel célebre “no queremos ser menos que nadie, pero tampoco menos” protagonizó el discurso de las derechas, logrando tanto captar votantes de centroizquierda y como desmovilizar a un electorado de izquierdas debido a la incapacidad de las fuerzas de izquierda de dar la vuelta a la discusión, una incapacidad que daría para hablar mucho.

P. ¿Consideras a Juanma Moreno un político andalucista?

R. Es una pregunta complicada. Moreno Bonilla está tratando de aparecer de cara a la opinión pública como heredero de Clavero Arévalo, el único político de derechas capaz de comprender que la posición de la derecha en el proceso de autonomía andaluz la condenaría al ‘destierro’ político y regalaría al PSOE una larga hegemonía. Teniendo esto presente, dejando para otro momento el alambicado debate sobre quien puede ser andalucista, creo que no soy nadie para negar el poder ser andalucista a quien se considera como tal. Eso sí, si me lo permites, le pediría que actuará como un andalucista, anteponiendo los intereses de los andaluces a los de Isabel Díaz Ayuso y el Partido Popular.

P. Hablamos mucho sobre el nacionalismo catalán, pero parece que, al menos en Twitter, hay quién empieza a despertar un nacionalismo andaluz, ¿Qué opinas?

R. La apreciación que haces es muy relevante. En Twitter, el nacionalismo andaluz ha construido una comunidad muy fuerte, integrada por Anticapitalistas, andalucistas o nacionalistas. Esto es positivo, porque genera lazos y teje redes entre sus miembros, pero puede ser negativo cuando las ideas más radicales se convierten en las hegemónicas. Quizás por ello en las encuestas, como el último barómetro de CENTRA sobre identidad andaluza, no veamos un auge del nacionalismo andaluz. Como sabemos de los últimos años en España, si Twitter representara al país, Unidas Podemos -y ahora VOX- serían los partidos mayoritarios y no lo son.

P. Hace unas semanas pudimos entrevistar a un miembro de Jaén Merece Más y nos aseguró que “Teruel Existe había conseguido con un diputado más que Jaén en 50 años”, ¿crees que en las próximas generales contaremos con un PANE?

R. Es una posibilidad, aunque la barrera electoral exigirá una gran capacidad de movilización a los miembros de la plataforma electoral jienense. En cualquier caso, es interesante seguir de cerca su evolución como termómetro del estado de las identidades regionales en Andalucía, unas identidades que se suelen subestimar frente a otras como la autonómica o la nacional, pero que en el caso de Andalucía son muy relevantes debido al uso del agravio comparativo y el rechazo a los centralismos como elemento central en la construcción discursiva de todos los partidos políticos.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: