Connect with us

Hi, what are you looking for?

Destacada

Las dudas de Borràs ralentizan la negociación del Govern en Cataluña

La elección entre un cargo en el Parlament o en el Govern condiciona el diseño del nuevo Ejecutivo.

Esquerra y Junts per Catalunya defienden que aún no están en la fase de poner caras al Ejecutivo que intentan pactar, pero el debate interno en el partido de Laura Borràs sobre cuál debe ser su papel en la nueva legislatura está ralentizando las negociaciones. La actual diputada electa al Parlament tiene que decidirse sobre tres posibles cargos: presidenta de la Cámara, del grupo parlamentario o vicepresidenta del Govern. Cada uno de estos puestos tiene sus ventajas y sus riesgos, y todos están condicionados por la amenaza de inhabilitación que pesa sobre ella.

La digestión de la derrota de Junts está siendo menos pesada de lo esperado. Los de Puigdemont trabajan en su estrategia para abordar la situación inédita de ser el socio menor en el Gobierno catalán. Borràs es una de las piezas clave de este plan. Logró darle una vez más la vuelta a unas encuestas que hace meses apuntaban a los republicanos como los claros ganadores. La aún diputada del Congreso tiene reconocido el derecho a escoger su papel. Y sin esa incógnita resuelta se ralentiza el resto.

Además, la candidata también tendría un papel importante en la manera en la que se gestione la irrupción de Vox en Cataluña, con acciones tan sencillas como el uso de la palabra. Algunas voces creen que se trata de un cargo con cierto olor a fin de ciclo. También hay un componente simbólico. Borràs tiene pendiente responder judicialmente por supuestamente haber troceado un contrato público para beneficiar a un amigo. La mera celebración de un juicio con riesgo de inhabilitación de la segunda autoridad catalana, por un caso que ella inscribe en la «represión«, tiene ya un gran efecto propagandístico en sus filas.

La opción de la vicepresidencia

Relevar a Albert Batet al frente de la presidencia del grupo parlamentario es otra opción. En las sesiones de control contaría con el cuerpo a cuerpo con un Pere Aragonès president, sin los obstáculos de estar dentro del Ejecutivo. Al tener la presidencia del Parlament de su lado, le sería más fácil sacar adelante resoluciones polémicas.

Y queda la opción de ser vicepresidenta de la Generalitat. Convertirse en la sombra de Aragonès refuerza el mensaje de alternativa y es la escuela ideal para el segundo intento electoral. Pero el peligro de volver a caer en el bucle de peleas es más grande.

En ambos casos, la indecisión de Borràs ralentiza el avance de las negociaciones con ERC para el nuevo diseño del Govern.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: