Connect with us

Baloncesto

El Team LeBron gana y gusta el formato en el All-Star 2018

El Team Curry controló el partido hasta el último cuarto que Lebron y sus compañeros voltearon el marcador para llevarse el All-Star más competido desde el año 2013 por 148-145.

Esta madrugada en la NBA finalizaba el fin de semana de las estrellas con el partido entre los mejores jugadores de la liga en lo que llevamos de temporada 2017-2018. Este año el formato del All-Star había cambiado, intentando que fuese un partido de las estrellas vibrante. Se había modificado la formación de los equipos, acabando con el enfrentamiento este contra oeste, por la elección de dos capitanes, uno de cada conferencia que más tarde elegirían los componentes de su equipo. Esto le daba un morbo mayor al partido, ya que se enfrentaban el equipo de Stephen Curry contra el equipo de James, dos jugadores con una gran rivalidad.

Los jugadores que habían sido elegidos por cada uno de los capitanes tampoco querían defraudar a sus capitanes y por lo tanto darían todo por llevarse este All-Star 2018. Una de las causas de la competitividad que se dio anoche, pueden ser las primas por ganar que fue otra modificación de la asociación de la liga para hacerlo más emocionante. Los ganadores se llevarían una prima de 100.000 dólares y el equipo perdedor 25.000.

Con todos estos alicientes, comenzaba la ceremonia prepartido con la presentación de cada uno de los jugadores y con la interpretación de los himnos de Canadá y Estados Unidos de América, interpretado este último por la cantante Fergie Duhamel. Los dos capitanes se iban al centro de la pista a hablar con el colectivo arbitral y cogían un micrófono para agradecer la participación a los aficionados. Se comenzaban a ver sensaciones en la cara de uno y otro equipo de que querían llevarse el partido unos y otros.

Primera Parte con rachas de uno y otro equipo

El partido comenzaba ganando el salto Davis a Embiid, y la primera posesión seria para el Team Lebron, mientras la primera de las canastas fue del Camerunés con un dos más uno.  El partido comenzaba con unas defensas muy serias por uno y otro equipo, y esto se demostraba en que en los primeros minutos Embiid se había llevado una falta y LeBron había puesto un tapón. El primer cuarto estaba muy igualado ninguno de los dos conjuntos se alejaba del marcador hasta que llegaron los minutos finales donde una muy buena actuación de Towns, Lillard, Lowry, Green y Thompson, equipo suplente del Team Curry, les ponía once arriba al descanso del primer cuarto (31-42). Destacaba KAT con 11 puntos y 3 rebotes para el equipo de Stephen.

El segundo de los cuartos con una batería de canastas de LeBron James de todos las formas y cada cual más difícil casi empatando el partido, pero no duraría mucho esta igualada en el marcador, porque Embiid primero metía un triple increíble desde muy lejos y después le ponía un tapón a Westbrook, e iban a provocar un tiempo muerto en el momento en que Curry le metía un triple en la cara a James, su primera canasta del encuentro para el capitán. Tras el tiempo muerto el Team Lebron salió enchufado y consiguieron transformar la ventaja de 9 de antes del tiempo en una de 2 al final de la primera parte del encuentro (76-78). En este cuarto destacaban Lebron y Thompson quienes metieron 10 y 12 puntos respectivamente. James y Towns apuntaban como posibles MVPs. Una estadística interesante al descanso eran los 25 rebotes del Team Lebron frente a los 39 del Team Curry.

Tercer cuarto: los equipos se controlan

Tras la actuación movida en el descanso de Pharrell Williams, los dos equipos volvían bastante fríos a la cancha debido al tiempo de extra que habían tenido que esperar hasta que retirasen los coches del espectáculo del descanso. El tercer cuarto fue el más igualado entre los dos equipos tanto que llegaron a ponerse por delante los de LeBron, gracias a una racha de dos triples de Beal que se ponía con 14 puntos. Una de las anécdotas del partido es que Curry en el banquillo se comió unas palomitas y cuando salió a la pista parecía enchufado con 8 créditos en este tiempo. Terminarán este cuarto con un 109-112 por lo que el partido seguía teniendo todas las emociones posibles, estando todo por decidir.

Último cuarto: el Team Lebron se impone en unas buenas defensas

El cuarto decisivo lo iniciaban en cancha los suplentes de uno y otro equipo, y en estos dos, destacó Damian Lillard (21p 3r 6a) quien con unas buenas canastas ponía a su equipo 13 puntos arriba a 6:36 del final. Tras el tiempo muerto salía de nuevo el mejor Lebron James y sobre todo Paul George quien demostró que lo del concurso de triples fue un mal día, enchufando dos triples seguidos. Un dos más uno de Lebron ponía a su equipo 5 arriba, jugando sin un pívot en pista. Unas buenas jugadas de Harden (12p 7r 8a) y DeRozan (21p 6r 2a) ponían al equipo de Curry tres arriba (141-144). De nuevo el Rey metería un triple espectacular en la cara de Embiid para empatar el partido a 144.

En estos momentos finales, se van a suceder tres jugadas importantes, el primero sería un balón que tocaba en el pie de Embiid y salía fuera de banda, que los árbitros dieron a favor del equipo de este, a pesar de consultar la repetición por la petición de todo el equipo de Lebron. Esta jugada demostraba la intensidad de los segundos finales, pero la cosa no acababa ahí, porque otra vez Joel  ponía un tapón (2 tapones en el partido) y a la jugada siguiente Demar Derozan recibía falta y tenía dos tiros libres clave. Falló uno de los dos y el equipo de Lebron pidió tiempo muerto uno abajo a 40 segundos del final. Después de éste, Lebron metía una bandeja increíble por encima de Green y a la jugada siguiente una mala decisión de Derozan y fallo, provocaba que el equipo Curry tuviese que hacer falta. Los de Lebron se pondrían a tres tras los tiros libres y llegaría la jugada decisiva. Una muy buena defensa del Team Lebron sobre Curry y Derozan provocó que no les diese tiempo ni a tirar y los defensores ganaran el partido de las estrellas 2018.

Charlotte 2019 igual

Lo que nadie esperaba es que un All-Star del Siglo XXI se pudiera decidir por una defensa y que dos equipos pudieran ofrecer tanto espectáculo unido a la competición. Los Ángeles y la NBA han conseguido recuperar el All-Star y ojalá el año que viene en Charlotte podamos disfrutar del mismo nivel de rivalidad y éxito por parte de este nuevo formato en el partido de las estrellas. Nos vemos el año que viene en Charlotte.

1 Comment

1 Comment

  1. The Dream

    19 febrero, 2018 at 12:53 pm

    Gran artículo, al fin vemos lo mínimo que se podría esperar en un All Star: ganas de ganar el partido.
    Muy buen nivel de ambos equipos y recalco lo dicho en el artículo, dice bastante que el juego se decidiera al final por una buena defensa.
    Este es el camino a seguir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Baloncesto

A %d blogueros les gusta esto: