Connect with us

Hi, what are you looking for?

Fútbol Masculino

Perdiendo el norte

Directiva, dirección deportiva, cuerpo técnico y jugadores firman el peor arranque de este siglo, metiendo al club en una situación muy comprometida deportiva y económicamente. ¿Y ahora qué?

Sr. Castro,

si de algo puede presumir desde que accediera a la presidencia del Sevilla en 2013 es de ser capaz, no solo de darle continuidad a la época gloriosa del club, si no de añadir mucha más plata a sus vitrinas y, no menos importante, de asentar al equipo en la máxima competición del fútbol continental. Pero el fútbol no tiene ninguna memoria, y la realidad es que sería bastante complicado hacer las cosas de peor manera desde el inicio de la presente temporada. 

Una desastrosa campaña de abonos (por más que respondiera la afición), un Informe Legend del que todavía no sabemos absolutamente nada tras un “par de semanas” que se están haciendo largas, y una gestión económica del club que tiene atado de pies y manos a la dirección deportiva liderada por Monchi (ahora voy con él). Es muy complicado gestionar a una SAD con una inmensa masa económica y social como es la del Sevilla. Y todos los éxitos deportivos han tapado una gestión que, aunque en líneas generales pueda llegar al notable, sufre de borrones y particularidades que no son propias de una entidad de este calibre. El aspecto del estadio, el ya mencionado “Informe Legend”, o las últimas y bochornosas juntas de accionista son solo algunas de las manchas que salen a la luz solo cuando la pelotita no entra. Muchos querrán leer en estas líneas una mención a los famosos “dividendos” pero, oye, es el peaje que tuvo que pagar el fútbol en este país para seguir adelante. No, sevillista, el Sevilla no es suyo, el Sevilla es de sus accionistas.  

Reconduzca esto, Sr. Castro, alinéese con la cordura. No se eche encima a la afición, sea inteligente, porque lo es y mucho, y siga construyendo un Sevilla que se identifique con su grada. Ni usted es Lopera, ni el sevillista es su “criaturita”. Seriedad, formalidad y rigor. No se le pide que remate a gol un centro de Navas, solamente que no se desvíe del maravilloso sendero por el que transcurría su Sevilla Fútbol “Clú”. Deje de hacer “cosas raras”, y actúe para que su barco sea el de todos. 

León, tiene cinco días.

Cinco días para evitar un despropósito. Cinco días para que se cierre el chiringuito (la palabra viene al dedo) del mercado de fichajes. A día de hoy, 29 de agosto, el Sevilla tiene una plantilla infinitamente peor que la temporada pasada. Tampoco hay que ser un druida para darse cuenta. Y al sevillista, desde mi humilde opinión, hay que decirle que no pasa absolutamente nada por criticar una pésima (a cinco días del cierre, insisto) planificación deportiva. Seguirá siendo el Messi de los despachos, el número 1 en lo suyo, el mejor director deportivo del mundo y uno de los mayores artífices de que el Sevilla sea uno de los equipos más laureados del siglo XXI. Todo eso, vale, pero ¡qué espanto de planificación! 

Ha vendido a los dos mejores futbolistas de su plantilla. Dos de los mejores centrales del fútbol europeo, a uno de ellos medio “regalado” a un equipo de su misma liga. “El Sevilla necesitaba vender”, decía. Pues si necesitaba vender con tanta urgencia será porque tampoco se han hecho las cosas bien con anterioridad. Y eso es responsabilidad suya, Monchi, porque todo el mundo sabe que en las oficinas del Sánchez-Pizjuán no se mueve un varal sin su consentimiento.

Ante la salida de la mejor pareja de centrales de la historia del club, se ha fichado a un futbolista que los expertos de fútbol internacional nos han dicho que es zurdo, pero todavía no lo sabe ni el entrenador, y a otro chaval que ha jugado 28 partidos en dos temporadas. Que será muy bueno en un futuro, que fichajes así usted los borda, pero que se tuvo que poner las botas para jugar un rato después de bajarse del avión. Y Rekik de jefe de la zaga, ojo. Y Gudelj, al que el entrenador siempre que puede lo deja viendo el fútbol por Movistar, como cuarto central, sin serlo. ¿De verdad que este es el cuadro de la que ha sido una de las defensas más potentes del fútbol europeo en los últimos años? 

¿Y Fernando? ¿Nadie en esos despachos ha sido capaz de levantar la mano y decir que Fernando no puede jugar 50 partidos por temporada? No puede, ojalá pudiese, porque es un espectáculo de futbolista (enésimo acierto de Monchi), pero es que no puede seguir un ritmo de tres partidos por semana. Eso sí, centrocampistas de balones al pie y control de balón no faltan. Rakitic, Jordan y Delaney, muy buenos futbolistas, pero se requiere algo distinto, chispa, intensidad. Se firma a Isco, con mucho acierto, pero sigue sin ser ese futbolista que solicita el centro del campo del Sevilla. Y el que suena es Campaña, que también es un gran jugador, pero más de lo mismo. 

El ataque con los mismos (pocos) argumentos que la temporada pasada. Un Ocampos totalmente impotente, Suso que no está y cada vez se le espera menos, un Munir al que a Lopetegui le gusta mandarlo al sofá con su amigo Gudelj, y un En-Nesyri totalmente enfadado con el gol y la grada con él. Y para colmo, Tecatito se parte el tobillo. 0 incorporaciones a día de hoy en el frente de ataque. Cero, para un equipo que arrastraba evidentes y enormes carencias ofensivas: lento, previsible y con muy poco gol.  

Reconduzca esto, León. Tiene cinco días para traer motivos suficientes para no calificar como deficiente la planificación actual. Cinco días para traer complementos a una plantilla que pide a gritos un central (más), un centrocampista y dos, no uno, dos atacantes. Soy consciente de que no hay 28 fichas, pero también es deber de la dirección deportiva dar salida a futbolistas con los que el entrenador no tiene la más mínima idea de contar. Reconduzca esto, León, y abandone la deriva “ojanística” por la que parece últimamente más preocupado de dar. Es dantesca esa imagen de los jugadores con cara de póker saliendo a los leones en la jornada 3. Asegúrese de que esos jugadores tengan el compromiso, la capacidad y la calidad técnica suficiente para estar en el sitio que le corresponde al Sevilla.

Julen, se le empieza a acabar el crédito

El entrenador con mejores números de la historia del club parece empeñado en dar la razón a sus detractores. No es el único, ni siquiera el máximo responsable de la situación actual, pero si su equipo tiene un punto de los nueve que se han disputado, hay que apechugar con las consecuencias. Y en esta línea de resultados no van a tardar mucho en destituirlo, porque así funciona el fútbol. No se puede consentir sumar un punto tras jugar con Osasuna y dos recién ascendidos, con todos los respetos a tres excelentes clubes. Porque, incluso con una plantilla tan inferior con respecto al año pasado, este Sevilla sigue siendo bastante mejor que los tres equipos ya mencionados. 

Esta espiral y este clima tan desagradable que afición y entrenador han generado (repartan ustedes porcentajes), está llevando a la plantilla a un estado de tensión y nerviosismo que va totalmente en contra de los intereses del equipo. Y es que en tres partidos el Sevilla ha jugado, la mayoría de los minutos, a un nivel superior al que terminó la temporada pasada. Pero, ¿qué más da si no le ganas a nadie? El equipo se descompone, se rompe, se desdibuja al primer contratiempo que sucede en el partido. En Pamplona fue una decisión arbitral, contra el Valladolid la ansiedad del equipo y de la grada, y en Almería un gol en contra tras 40 minutos de un fútbol casi brillante.  

A ver si ahora que se va con paso firme hacia el precipicio, empezamos a valorar lo tremendamente complicado que es salir derrotados únicamente en cinco ocasiones en toda una temporada. A ver si ahora que el equipo coge tintes de chirigota en su parcela defensiva, se empieza a valorar la dificultad de que seas el equipo menos goleado de todo el campeonato. Y claro, todo esto es mucho más sencillo con Kounde y Diego Carlos que con Nianzou y Rekik. Y de eso el entrenador no tiene la culpa, de otras muchas cosas sí, sin duda. A ver si ahora por fin se empieza a ser conscientes de que jugar bien, mal o regular no sirve absolutamente de nada. Que el hecho de que tu equipo “aburra” es una bendición comparada con que tu equipo “pierda” aunque juegue “muy bien” como en Almería. Pues mire, si el equipo en defensa hace el charlot, tu equipo no juega bien, ya pueda generar seis ocasiones de gol claras y combinar como el Barça de Guardiola.  

Creo firmemente que Lopetegui es el entrenador indicado, capaz de continuar con un proyecto exitoso como el que está realizando desde hace tres años, por más que muchos se empeñen en negarlo. Pero con un punto en tres choques, empieza a agotarse ese crédito. Así es el fútbol. Reconduzca esto, Julen. Recondúzcalo antes de que no le dejen hacerlo.

Jugadores, esten a la altura de la camiseta

Y, por último, los protagonistas de la película. Los únicos capaces de revertir la situación. Condicionados por los de arriba, por quién los trae y por quién los pone y dice como tienen que jugar. Pero ni Castro, ni Monchi, ni Lopetegui son los que hacen los goles. El rendimiento actual de muchos de ellos es muy discutible. Desde los capitanes hasta los que llevan aquí dos ratos. Se podría escribir otro artículo de la involución de ciertos jugadores, del poco carácter mostrado, de la toma de decisiones o incluso del estado de forma. Reconduzcan esto como buenos profesionales y futbolistas que son. 

El sainete visto en estos primeros pasos de la temporada responde a una mala actuación de todos los actores involucrados en este club. Desde el rey hasta los peones. Y el fútbol no para, el fútbol no espera a nadie, y en esta jungla si pueden pisotearte lo van a hacer. Y lo peor que puede pasar es mostrar esta vulnerabilidad, porque la sangre se huele, y un punto es una bolsa de hielo para cualquier equipo. Están a tiempo, a contrarreloj pero a tiempo, de reconducir esta absoluta pérdida de papeles de cada uno de los estamentos de este club. Estén a la altura del Sevilla Fútbol Club. 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: