Inicio Deportes Man. Utd 2-1 Liverpool: Rashford consolida la segunda plaza

Man. Utd 2-1 Liverpool: Rashford consolida la segunda plaza

0
rashford
fuente: @ManUtd

El Manchester United venció al Liverpool con un doblete de Marcus Rashford en el Gran Derby Inglés en un partido marcado más por la emoción que por el fútbol. Mourinho ya le saca cinco puntos a Klopp y afianza la segunda plaza en la Premier

El Gran Derby Inglés. El gran clásico y el más histórico del fútbol inglés. Entre los dos ostentan 124 campeonatos aunque desde el establecimiento de la Premier League, los Reds no levantaron el título ni una vez mientras que los Red Devils hasta en 13 ocasiones. Este partido no fue importante de cara al título, ni mucho menos, sino que fue decisivo para consolidar la segunda plaza. Aunque es el Liverpool el equipo más en forma de la Premier (23 puntos de 25 posibles), fue el Manchester United quien dio un golpe de autoridad.

Doblete de Rashford

No fue el mejor partido del Liverpool. Más que nada porque no tenían espacio para correr. Espacios. Lo que faltó a Mané, Firmino y Salah y lo que aprovechó el United con Lukaku y Rashford. Dos goles en dos tiros a puerta al más puro estilo inglés. De Gea sacó el balón, Lukaku la prolongó y Rashford tras un recorte de tacón la colocó al palo largo. Diez minutos después, los Reds sintieron el déjà vu, pues el segundo gol de Rashford fue muy idéntico aunque esta vez intervino Juan Mata.

Mourinho idealizó este contexto del partido. Los Reds sufriendo en el ataque posicional, Ashley Young desesperando al egipcio, el monstruo belga mostrando su autosuficiencia y el joven inglés siendo letal. Un fútbol muy práctico y efectivo que neutralizó el peligro del trío atacante de los de Klopp. Solamente algunas jugadas a balón parado acercaron al Liverpool a la portería de De Gea.

Liverpool más insistente

A la vuelta del descanso se vio al conjunto de Klopp más insistente y con una imagen más ofensiva. El egipcio asumió más liderazgo y protagonismo y el equipo se acercó al área del United. Y el premio llegó. No fue obra ni de Salah ni de Mané ni de Firmino sino de Bailly. Sí, Bailly. El marfileño despejó involuntariamente el centro de Mané con el tacón y se coló en la portería de De Gea.

El Liverpool apretó. Klopp introdujo a Solanke, Lallana y Wijnaldum. Para contrarrestar, Mourinho introdujo a Fellaini para cazar los balones largos. Sin embargo, el ansioso empate de Los Reds no llegó y se descuelgan del máximo rival histórico quien ya le saca cinco puntos. Además, pueden acabar la jornada en tercera plaza si el Tottenham logra derrotar al Bournemouth en su visita al Dean Court. Por otra parte, los Red Devils ya tienen la mirada fijada en el Sevilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.