Inicio Deportes Entrevista a Sheila García

Entrevista a Sheila García

0

Sheila García llegó al Rayo Femenino la temporada pasada sin jugar en Primera, sin embargo, actualmente es una pieza clave 

Sheila García es vergonzosa, poco acostumbrada a la cámaras; pero sincera, amable y, sobre todo, humilde. Al ritmo del pop cada día acude a los entrenamientos del Rayo Femenino; conjunto en el qué aterrizó hace dos años. Miguel Quejigo, a pesar de que no había jugado en Primera apostó por ella. Sheila solo tiene para su míster palabras de agradecimiento. “Yo a Miguel le debo mucho, más que nada, porque apostó por mi y confió en mi”, aseguraba Shei emocionada. Una persona de la que ha aprendido “muchas cosas” porque siempre está atento a todas y cada una de sus jugadoras. “Para él todas somos importantes en el Rayo, quiere que vayamos sumando en equipo”, recalca la futbolista.

El comienzo de una gran aventura

Con tres añitos corría detrás de un balón siguiendo los pasos de un referente como su hermano. Siempre apoyada por los suyos fue dando sus primeros toques en Yunquera, equipo de su pueblo, para pasar al Dinamo de Guadalajara. Esos fueron sus únicos “dos clubs” antes de llegar al Rayo Vallecano Femenino. Un salto a la máxima categoría que le ha aportado “madurez”. En cambio, sus experiencias pasadas le dejaron “aprendizaje y saber estar”.

A sus 20 años sueña con ser futbolista, algo que a día de hoy lo es, a pesar de complementarlo con los estudios. Para Sheila lo más difícil es “la distancia” que le separa desde su pueblo hasta la Ciudad Deportiva. Dos horas de viaje que las hace ilusionada, pensando que igual un día su sueño de jugar la Champions se hace realidad.

SHEILA GARCÍA: “EL RAYO VALLECANO ES HUMILDAD, PORQUE NUNCA ESTÁ NI POR ENCIMA NI POR DEBAJO DE NADIE”

Cuando aterrizó en el conjunto franjirrojo lo hizo con la “ilusión de hacer algo grande”, aunque siempre sintiéndose “cómoda”. Lo que Sheila jamás imaginó fue que este club le llegase tanto. Tras casi seis años en el Dinamo, la franja en uno y medio le ha aportado “mucho”. En Vallecas se siente apoyada, a gusto y “súper bien”. Un Rayo Vallecano que le ha enseñado lo que es la “humildad” porque “este club lo define, porque nunca está ni por encima ni por debajo de nadie”.

Actualmente ha vivido muchos momentos, buenos y malos. Entre los negativos recuerda tres puntos que se escaparon ante el Albacete en casa. Sin embargo, siempre recordará el día en el que se clasificaron para la Copa de la Reina cuando Natalia, “la más divertida y la que más nos anima”, cogió un cartón e hizo su propia copa.

Un partido ante el Atleti que salió a disfrutar, pues en su primer año había conseguido plantarse en el Copa de la Reina. Salieron a “comerselas” y lo lograron; sin embargo, Sonia metió para acabar con el sueño. Una “mala suerte” que no logró acabar con el conjunto franjirrojo.

Una de las cosas que más le sorprendió a Sheila García fue la afición de Vallecas, pues en su primer año, descubrió que no solo están en las buenas. Por eso es consciente de que le “deben mucho”.

La evolución vivida a flor de piel

Cuando Sheila García comenzó a jugar el fútbol femenino no estaba tan apoyado como en la actualidad. Tras mucho luchar asegura que antes de llegar al Rayo, en el Dinamo, no estaba muy puesta porque “no había salidas”.

Con su llegada a Primera empezó a ver la evolución. Algo que define como bonito porque el “fútbol femenino crece y suele gustar”.

Gracias a este avance sus referentes fueron más allá de Di Maria y Ter Stegen. A estos se incluyeron Martens y Paños, dos grandes fútbolistas a las que Shei se ha enfrentado.

El partido que Shei nunca olvidará

El Rayo Femenino logró ganar al entonces líder el Atlético de MadridAli paró un penalti y Shei metió el gol. Sin embargo, a esta épica se suma que esa misma semana derrotaron al Valencia. Fueron siete días de ensueño que el equipo no olvidará.

Un encuentro que afrontaron con “mucha confianza” gracias a la victoria del Valencia. Fueron a la Ciudad Deportiva Wanda con una idea clara: “Estamos aquí, somos el Rayo Vallecano y no tenemos nada que perder”. Eran conscientes que quien ponía toda la carne en el asador era el Atleti por lo que saltaron al campo a divertirse y disfrutar.

Cuando Ali paró el penalti, Shei tuvo claro que por lo menos un punto se lo llevaban a casa. Eso si sabía que el Rayo iba a ir a por los tres puntos, porque el Atleti bajó mucho. Además, unos cambios inadecuados de las colchoneras hizo que el conjunto franjirrojo se creciera.

Rayo Vallecano

✔@RayoVallecano

El Rayo desde dentro | Fiesta en el vestuario del @RayoFemenino tras vencer 0-1 al @AtletiFemenino
…Te quiero Rayoooo!!!

19:00 – 9 dic. 2017 · Madrid, Spain

 1010 respuestas

 9999 Retweets

 233233 me gusta

Información y privacidad de Twitter Ads

Tras esta jugada llegó el gol de Sheila García, dedicado a alguien que siempre le apoyó, su abuelo. Un tanto que la colmó de “ilusión” pues nunca había marcado un gol tan decisivo. A partir de ahí el Rayo Vallecano puso todo el “corazón” para que las piernas aguantasen. “Lo dejamos todo en el campo para llevarnos los tres puntos y hacer historia en el Rayo Vallecano“.

Sin embargo, aunque este sea para Shei su mejor partido; no es la primera vez que ganan a un grande. El mismo año que el Athletic ganó la Liga, uno de los partidos que perdió fue ante las vallecanas. Una fuerza ante los grandes que las bautiza con el nombre de matagigantes. Todo ello motivado por su juventud e ilusión que les lleva a querer demostrar que son y a avanzar como futbolistas.

Adiós a un gran 2017 para seguir creciendo en el 2018

Shei valora el 2017 como un año en el que han pasado de una época rara, debido a un equipo nuevo y joven, a acabar mejorando mucho. “Hemos mejorado como equipo y como personas”, recalca la futbolista. Una mejora impulsada por el aprendizaje de las veteranas que les aportan “confianza y ánimos”, algo que se refleja en el campo.

Para el 2018 pide seguir evolucionando porque es consciente de que, aunque lo están haciendo bien, deben seguir mejorando. Además, Sheila quiere seguir aprendiendo del míster.

El Rayo Femenino y la solidaridad

El Rayo Vallecano hace mucho gestos solidarios tanto con el cáncer, como con otras enfermedades, o lesiones de las jugadoras. “Aquí a lo mas mínimo que se lesione una compañera damos lo máximo por ella  y queremos que lleguen cuanto antes al campo”. Unas camisetas que “se le ocurre a las más cercanas” a la lesionada. Como por ejemplo la ecuación a  Codo que a Shei le gusto mucho. “Como siempre la llamamos la estudiosa porque esta estudiando todo el día estudiando ciencias se nos ocurrió la ecuación”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.