Inicio Cultura Cine “Sergio & Serguéi”: Unión Cubana a través de ondas radiofónicas

“Sergio & Serguéi”: Unión Cubana a través de ondas radiofónicas

1
Sergio & Serguéi / Fuente: Festival de Málaga

La Sección Oficial del Festival de Málaga nos ha dejado varias joyitas como Sergio & Serguéi, de Ernesto Daranas (La Habana, 1961). Esta película nos llevará a 1991, cuando cayó la URSS y Cuba entró en una gran crisis

Sergio (Tomás Cao) es un cubano radioaficionado que trabaja de profesor universitario, especializado en marxismo, y vive con su hija y su madre. Serguéi (Héctor Noas) es un astronauta soviético que está en la estación MIR sin saber muy bien qué depara su futuro tras la ruptura de la URSS. Un día, ambos contactan por radio y comienzan a hablar.

Sergio & Serguéi nos adentra en una singular historia de amistad entre un ruso y un cubano en la que también participa un americano. Ernesto Daranas ha sabido reflejar la situación en tres países diferentes después de la caída de la URSS. Desde Cuba, Sergio siente en su situación familiar la falta de dinero: su madre debe volver a trabajar, el marxismo en la universidad decae, con lo que también lo hace el negocio de la traducción de libros rusos, y su amigo lo mete en un asunto ilegal de cerveza. Aún así, Cuba no pierde la sonrisa en un momento tan difícil.

Por otro lado está Serguéi, el astronauta que permanece en la estación MIR y solo desea volver a la Tierra para poder estar con su familia. Sus ideales no le permiten dejar su puesto, ya que la caída de la estación significaría el completo fin de la antigua URSS. Pero, ¿dónde está esa unión en la que él creía? ¿Por qué nadie va a relevar su puesto? En esa fantasía de separar la bandera roja de la estación se percibe su verdadero deseo. Destaca su gran actuación, con un acento ruso que te hace dudar de su verdadera nacionalidad. Asimismo, la falsa gravedad cero que recrea colgado de apenas dos cables te transporta hasta el mismísimo espacio.

Cartel de “Sergio & Serguéi” / Fuente: Festival de Málaga

Mientras tanto, en calidad de “actuación especial”, aunque aparece en suficientes escenas como para ser un personaje más, tenemos a Ron Perlman como Peter, el americano que tiene contactos con todo Estados Unidos. La bondad de Peter es el empujón que necesita Sergio para llevar a cabo sus propios objetivos.

Esta película nos da una lección de humanidad en la que no importa tu nacionalidad ni tu ideología si alguien necesita ayuda. Hay que dejar las diferencias y los rencores atrás.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.