Connect with us

Cultura

‘Palabras que caen como la lluvia’, de Caroline March

Published

on

Palabras que caen como la lluvia es una novela romántica, ambientada en la costa cántabra, que conseguirá sacarte más de una sonrisa y alguna que otra lágrima.

Sinopsis

Livia tenía todo lo que siempre había deseado: un futuro profesional prometedor y el amor del hombre que la había llevado a lo más alto de su carrera deportiva. Pero cuando descubrió la dolorosa verdad que tan bien le habían ocultado y dejó de oír el rumor de aquellas olas que siempre le habían susurrado respuestas, lo abandonó todo.

Seis años después regresa a su refugio a orillas del mar Cantábrico, cargada con una mochila repleta de desilusiones y con un único objetivo: prepararse mentalmente para la prueba que la espera al final del verano.

Sin embargo, allí se topa con la desagradable sorpresa de tener que compartir apartamento con un hombre que despierta en ella emociones encontradas, alguien que la obligará a preguntarse si se puede amar a dos personas sin terminar herida. Él será quien la empuje a enfrentarse a lo que más teme: ella misma.

¿Volverá a ser Livia aquella persona valiente y sin miedo a nada?

“Hay pasiones que debemos olvidar para sobrevivir, al igual que hay palabras que caen como la lluvia y que una vez en el suelo solo son charcos próximos a extinguirse”.

Reseña

Sabéis que no suelo leer nada de romántica, pero este año me había prometido abarcar más géneros y entre ellos se encontraba este.

Me decante por este título al leer que estaba ambientado en Cantabria y al comprobar que los protagonistas eran más adultos (no tenía ninguna gana de leer la típica historia de adolescentes).

Livia es una joven que no está para nada contenta con el rumbo que ha tomado su vida. Cerca de los 30, sin trabajo, sin novio y sin saber muy bien que hacer, decide huir de Madrid a Saunces al piso de su padre para terminar de prepararse las oposiciones. La sorpresa vendrá cuando al llegar, el piso no está vacío. Su madre se lo ha alquilado a Sergio, un joven muy atractivo y algo misterioso. A partir de aquí conoceremos los secretos que se encuentran detrás de cada uno de los protagonistas.

La historia me ha parecido muy entretenida y por la forma que está escrita es muy amena. En un par de tarde me la terminé.

Sin embargo, no he llegado a conectar del todo con los protagonistas. Livia por un lado tiene ciertas maneras de actuar que me parecieron infantiles y caprichosas. Su manera de actuar en algunos momentos me pareció egoísta y victimista.  Sergio por otro lado, es el típico chico guapo casi perfecto, por el que todas suspiran con un halo misterioso que lo hace todavía más encantador.

El elenco de secundarios es de lo más variopinto, destacando a la madre de Livia, una divorciada cincuentona que escandaliza a su propia hija y la vecina cotilla de Suances, Violeta, casada y con tres hijas, que siente que ha perdido su juventud.

Que la historia transcurra apenas en un par de semanas hace que, bajo mi punto de vista, el romance no sea del todo creíble. Demasiadas coincidencias que no me han encajado.

Lo que más me ha gustado es el desarrollo de los personajes. Como llegamos poco a poco a conocer la historia de los dos protagonistas, porque actúan así.

En conclusión, Palabras que caen como la lluvia me ha gustado, pero esperaba un poco más de desarrollo y no que todo el romance sea tan precipitado, pero que tiene unos personajes principales y secundarios que te arrancaran más de una sonrisa y alguna que otra lagrimilla.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: