Connect with us

Críticas

Opinión: La resurrección de “Vis a Vis”

Published

on

Vis a Vis, cancelada por Atresmedia tras dos temporadas, ha vuelto a la televisión de la mano de FOX. El retorno ha venido acompañado de cambios a mejor respecto a su formato

La televisión está cambiando. Las cadenas y la programación tradicional son cada vez menos seguidas, mientras que modelos de televisión bajo demanda como Netflix están cada vez más generalizados. El formato tan frecuente en España de hacer capítulos de series que duran cerca de 90 minutos, a los que se suman unos 20 de publicidad que alargan la emisión hasta altas horas de la madrugada, está prácticamente en extinción. La gente ya no siente la necesidad de pasar por esas situaciones cuando tiene al alcance de su mano un amplísimo catálogo de contenido para ver cómo y cuando quiera.

El ejemplo más reciente es La Casa de Papel, serie de Atresmedia que, a pesar de que tuvo muy buena audiencia en su primera temporada, bajó muchísimo su alcance en la segunda. Pasó sin pena ni gloria desde entonces hasta que Netflix decidió recuperarla (e incluso renovarla). Entonces, y acompañada por una gran campaña de publicidad, llegó a convertirse en la serie más popular a nivel nacional y la más vista de habla no inglesa de toda la plataforma de streaming a nivel mundial.

Esta popularidad se debe principalmente a que en lugares como Netflix, que no dependen de publicidad, permiten un seguimiento mucho más libre y cómodo por parte del espectador. Además, la edición de los capítulos (pasaron de ser 9 de 70 minutos a 13 de unos 45) facilitaba su consumo para el público extranjero.

Vis a Vis es otro ejemplo de cómo está cambiando la televisión. En sus dos temporadas originales, la mayoría de sus capítulos duraban unos 80 minutos, algunos más. Estas exigencias por parte de la cadena hacían que el ritmo de la serie saliera perjudicado, perdiéndose en tramas que eran relleno o estirando al máximo el chicle. Si bien este problema pasó más desapercibido en la primera temporada, fue mucho más notorio en su segunda. La audiencia bajó (aunque no de manera radical) y la cadena decidió no renovarla.

Sin embargo, los fans de la serie (autodenominados “Marea Amarilla”) insistieron para que no terminara ahí e incluso organizaron una petición en Change.org para que la serie volviera. El final no era cerrado, por lo que había hilos de los que seguir tirando si se hacían las cosas bien.

Y entonces llegó FOX

La cadena privada decidió hacer una inversión y comprar los derechos de la serie. Los decorados ya habían sido destruidos, por lo que hubo que trasladar a las presas a otra prisión, retocar un poco la trama. Tanto los fans como el elenco se mostraron encantados con esta decisión. De nuevo, se manejó muy bien el marketing y la publicidad del retorno, encabezado por la colaboración de la finalista de Operación Triunfo 2017, Miriam Rodríguez, que compuso un tema inspirado en la serie.

El primer capítulo de esta temporada llegó, y convenció al público y a la crítica (aquí nuestra crítica del 3×01).

Como principales novedades, se encontraban la adaptación de la duración de los capítulos a unos 45 minutos, y una temporada formada por ocho capítulos en lugar de los trece que tenía anteriormente. Estableció las nuevas bases del retorno, pero quedaba por ver si funcionaría.

Y funciona. Tras dos capítulos se puede confirmar que resucitar la serie ha sido todo un acierto de FOX.

Gracias al recorte de tiempo, los dos capítulos que se han emitido hasta la fecha mantienen la tensión en todo momento, sin diálogos vacíos ni escenas que no llevan a nada. Transmite una sensación de que siempre está pasando algo, no como antes, cuando se notaba enseguida cuándo una conversación estaba ahí por estar.

Se nota también el paso a la televisión privada, y el mayor presupuesto. FOX se ha arriesgado para hacer bien las cosas con Vis a Vis, y de momento lo están logrando. La fotografía está muy cuidada, y transmite tensión y oscuridad en esta nueva prisión que parece mucho más temible que Cruz del Sur. Se ha convertido también en una serie mucho más cruda y violenta (de hecho, su restricción de edad ha subido de 13 a 18 años). Las nuevas incorporaciones (con alguna excepción) funcionan a la perfección, transmitiendo miedo e incertidumbre a las protagonistas (especialmente Huichi Chiu como Akame).

Los personajes principales siguen manteniendo su esencia, aunque algunos han sufrido cambios respecto a cómo les vimos al final de la segunda temporada. Para facilitar la comprensión de la serie a aquellos que se suman ahora, se ha introducido a un personaje nuevo que es utilizado como introducción al entorno (el interpretado por Ruth Díaz).

FOX ha transformado a Vis a Vis. La ha hecho pasar de ser una serie cancelada que no había sabido manejarse, a ser una de las mejores ficciones nacionales del momento. Capítulos que se pasan en un suspiro, un guion directo y sin relleno, y un reparto (principalmente femenino) que ya se había ganado al público convierten a esta resucitada Vis a Vis en un gran producto televisivo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: