Inicio Cultura Arte “Sunstone”, entre el amor y el BDSM

“Sunstone”, entre el amor y el BDSM

1
Fuente: Editorial Panini

Reseñamos el primer volumen de Sunstone, la obra de Stjepan Sejic que está editando Panini dentro de la línea Evolution Comics

Una crisis creativa puede ser el nacimiento de una gran obra. En el caso de Sunstone, sin duda lo fue. Tras una serie de trabajos extenuantes, el croata Stjepan Sejic se encontraba en una de estas crisis, mentalmente agotado y muy desmotivado. Hasta ese momento, había estado trabajando en una de las etapas finales de Witchblade, un cómic editado entre 1995 y 2015 en la editorial norteamericana Top Cow Productions.

No obstante, el trabajo había llegado a quemarle, así que, como ejercicio para liberarse, comenzó a dibujar bajo pseudónimo escenas e ilustraciones de contenido erótico y fetichista, tratando de rememorar el espíritu de un antiguo proyecto que no llegó a buen puerto. Las distintas ilustraciones se subían a la plataforma Devianart, gozando de gran éxito, hasta el punto de que finalmente dieron el salto al papel y se convirtieron en un cómic.

Así nació Sunstone, una historia sobre el amor y las relaciones BDSM. Aunque a primera vista parezca una obra pornográfica bastante fuerte, lo cierto es que Sunstone dista mucho de ser un catálogo erótico fetichista. Al contrario, se trata de una obra muy interesante que plantea situaciones y sentimientos universales bajo la máscara de la estética BDSM.

La historia está narrada en primera persona y comienza con Lisa preparándose para escribir su propia historia. Como rápidamente descubriremos, en el punto de inicio Lisa sufría una gran frustración sexual, causada por su afición a algunas prácticas, como el bondage y las ataduras, que era incapaz de exteriorizar. Este tabú hacia el disfrute y la autorrealización la había conducido a desahogarse escribiendo relatos eróticos en internet, donde conoció a Allycat. Bajo este pseudónimo se encontraba Ally, una mujer sexualmente dominante, que sufría una frustración similar a la de Lisa, aunque provocada por otros motivos que poco a poco se irán descubriendo con el avance de la trama.

Así pues, la obra comienza con dos mujeres que entablan amistad por internet a través de unos gustos sexuales compatibles y, tras unos meses hablando, deciden encontrarse para satisfacer todas sus respectivas frustraciones.

El primer tomo de Sunstone narra los dos primeros fines de semana de Lisa y Ally, centrándose en su primer encuentro, aunque omitiendo deliberadamente los encuentros sexuales. Por supuesto, hay erotismo y escenas subidas de tono, algo a lo que la ambientación BDSM contribuye enormemente, sin embargo, con este recurso, Stjepan Sejic deja claro que su objetivo no es recrearse en la parte pornográfica, sino construir una historia sólida y muy humana sobre dos personas que practican sexo de manera no convencional.

Como iremos viendo en los sucesivos tomos, Sunstone es una obra que pretende hablar sin tabúes, sin complejos y sin estereotipos manidos de un tema a veces tan espinoso como puede ser la manera de entender el sexo, especialmente cuando se trata de prácticas que no son abiertamente aceptadas por el conjunto de la sociedad, y que se entienden erróneamente como desviaciones o perversiones.

Así pues, Sunstone es engañoso, ya que detrás de sus sensuales portadas, lo que nos cuenta es la historia de dos mujeres (y de su entorno) que comienzan a conocerse a sí mismas mediante la satisfacción de sus deseos y fantasías, en un viaje que apenas acaba de empezar.

Panini ha optado por presentar los distintos volúmenes de Sunstone en tapa dura, en una edición muy cuidada. El primer número se acompaña de una generosa cantidad de páginas con ilustraciones de las protagonistas, así como de muchas imágenes “recuperadas” de los primeros tiempos del webcómic, junto a un pequeño making off escrito y dibujado por el propio Selic.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.