Inicio Cultura Arte Paul Auster en viñetas: “La ciudad de cristal”

Paul Auster en viñetas: “La ciudad de cristal”

0
Fuente: Navona Editorial.

Reseñamos La ciudad de cristal, el cómic que adapta el relato de Paul Auster, que supone la primera incursión de Navona Editorial en la publicación de cómic

Navona es una modesta editorial que siente verdadera pasión por la palabra escrita, algo que ha demostrado largamente a través de su catálogo, con una magnífica selección tanto de obra contemporánea como su exquisita línea de clásicos, en la que se encuentran títulos como La transformación de Franz Kafka, El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad o la reciente incorporación de El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas.

Su salto al mundo de las viñetas viene avalado por uno de los grandes nombres de la literatura contemporánea como es el americano Paul Auster. La ciudad de cristal adapta al cómic uno de los relatos más celebrados del novelista, que de hecho forma parte de su famosa Trilogía de Nueva York.

Esta adaptación corre a cargo de Paul Karasik y David Mazzuchelli, y recibe el “apadrinamiento” ni más ni menos que de Art Spiegelman, autor de Maus, que escribe un prólogo en el que narra los comienzos del proyecto, así como sus dificultades iniciales. Merece la pena destacar de este prólogo las breves líneas que dedica al concepto de “novela gráfica”, por las implicaciones que tiene, especialmente viniendo de un autor como Spiegelman.

Karasik y Mazzuchelli abordan una tarea compleja, puesto que, a pesar de tratarse de un relato no demasiado extenso, La ciudad de cristal es una obra profunda, con un gran contenido y significado más allá de la historia detectivesca que conforma la premisa.

Las reflexiones que plantea sobre la palabra escrita y la palabra pronunciada cobran una nueva dimensión a través del cambio de medio. De este modo, la faceta artística o visual les permite desarrollar una interpretación personal, no explícita pero sí evidente, a la hora de adaptar el texto.

Quizás, en este sentido, La ciudad de cristal funcione mejor entre los lectores que estén familiarizados con el relato original, puesto que les permitirá establecer nuevas conexiones y reflexiones jugando con este nuevo elemento de lo visual. Sin embargo, esto no significa que el cómic carezca de interés para aquellos que no hayan leído a Paul Auster, muy al contrario, es una puerta de entrada muy interesante que, si se quiere, puede facilitar el salto al resto de obras del novelista.

La estrecha relación con Paul Auster, así como su adscripción a la etiqueta de “novela gráfica”, hacen que La ciudad de cristal pueda servir de puente también en la dirección contraria, atrayendo a lectores de novela al mundo del cómic. Aunque esto no debería ser así, lamentablemente, todavía existe en buena parte del público una barrera que separa la lectura de obras literarias, “alta cultura” (también con distintos grados), de la de cómics, percibidos como “baja cultura” y, generalmente, como algo infantil y juvenil o muy de nicho. En este sentido, obras como La ciudad de cristal pueden contribuir a derribar las barreras también desde el otro lado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.