Connect with us

Arte

“Andaluchinas por el mundo”: tres españolas de ascendencia china narran su vida en cómic

Andaluchinas por el mundo

Reseñamos Andaluchinas por el mundo, la segunda obra de Quan Zhou después de Gazpacho Agridulce, ambas editadas por Astiberri

La publicación de Gazpacho agridulce en 2015 puso de manifiesto una situación a la que hasta entonces se había prestado poca atención: la de las nuevas generaciones de inmigrantes (en este caso, chinos) que habían nacido en España, pero que, a consecuencia de sus rasgos, eran también discriminados, negándoles, en cierto modo, su nacionalidad real. Un año después, el diario El País contó con Quan Zhou, la autora, para realizar un reportaje para su versión web sobre estas segundas generaciones, titulado Yo también soy español. Allí, la noticia recibió numerosos comentarios, tanto positivos como negativos, pero hubo uno especialmente significativo: “Que nazca un hámster en un establo no le hace un caballo”.

Este hiriente comentario espoleó en Quan la inspiración y las ganas de construir, de convertir ese mensaje en algo positivo. Así es como tomó forma la continuación de Gazpacho agridulce, Andaluchinas por el mundo, una obra con la que Quan siempre había contado. Este mensaje le permitió comprender qué planteamiento le daría a su nuevo tebeo, en qué dirección debía moverse.

Y, ya en 2017, vio la luz Andaluchinas por el mundo, la historia de Quan, de sus hermanas Fu y Qing y de su hermano Encheng. La obra cuenta con tres capítulos, todos ellos comienzan con un árbol genealógico de la familia, en el que se destaca la hermana que protagonizará el capítulo, y concluyen con una página con una anécdota autoconclusiva de Encheng, que por ser el benjamín, tiene una presencia menor. No obstante, precisamente por ser el menor y seguir en casa de los padres, se le otorga a él la voz hegemónica del epílogo, en el que la familia al completo se reúne para cerrar, sin saberlo, una etapa de sus vidas.

Cada una de las hermanas enfoca a su manera el planteamiento de estos años universitarios en los que, habiendo abandonado el hogar familiar, se desarrollan como personas autónomas, encuentran sus objetivos vitales y, sobre todo, cómo conservan la relación con el resto de la familia. En cada historia, el mensaje que puede extraerse es diferente, puesto que está muy influido por la perspectiva (y por ende, por la personalidad) de cada protagonista, puesto que las hermanas colaboraron estrechamente en la realización del guion.

A nivel gráfico, Quan Zhou juega mucho con la expresividad de los personajes, llevándolos constantemente al extremo de la caricatura para transmitir de la manera más humorística posible. Sin embargo, esto no quita para que, cuando la historia lo requiera, realice algunas viñetas más realistas de una emotividad excepcional (sirvan como ejemplo la reflexión de Fu en la bañera sobre el rumbo que está tomando su vida, o la despedida de Quan en el aeropuerto de Miami).

Con Andaluchinas por el mundo, Quan Zhou ha conseguido mucho más de lo que se había propuesto. No solamente es un relato integrador que muestra la realidad de un colectivo discriminado, sino que, más allá de eso, plantea una historia coral de superación personal, un relato familiar tan sensible como hilarante, una historia universal de búsqueda del lugar de cada uno, del paso a la madurez y la conversión en adulto.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Arte

A %d blogueros les gusta esto: