Connect with us

Arte

Más humor, más amor y un nuevo dibujante: “Giant Days 2”

Reseñamos el segundo volumen de Giant Days, el cómic de John Allison y Lissa Treiman que edita Fandogamia

Giant Days ha sido una de las grandes sorpresas del pasado 2017, a raíz de su publicación en castellano realizada por Fandogamia, una editorial con orígenes en el fanzine que en los últimos meses está creciendo a pasos agigantados y consolidándose como una de las más queridas del mercado. De hecho, ha sido seleccionada entre los 25 esenciales del segundo semestre de 2017 por la ACDCómic.

En este nuevo volumen, prosiguen las aventuras y desventuras de las tres jóvenes universitarias, Esther, Susan y Daisy, que conocimos en el primer tomo. Entre ambos se mantiene una continuidad cronológica, fruto de una historia lineal y no autoconclusiva. A pesar de que se mueve dentro del slice of life, o quizás precisamente por eso, el tiempo en Giant Days 2 pasa inexorablemente, ha llegado el invierno y las vacaciones de Navidad.

Sin embargo, poco ha cambiado en la vida de las tres amigas, que siguen enfrentándose a los mismos problemas cotidianos de siempre. Después de un gran baile de despedida, durante las vacaciones navideñas Giant Days 2 adquiere un tono más fantasioso por la rocambolesca aventura que viven las chicas en Northampton, la ciudad natal de Susan. No obstante, en cuanto se retoma el curso la obra vuelve a sus cauces habituales.

Resulta especialmente enternecedor ver cómo Daisy se plantea su sexualidad, siguiendo con una trama que ya se planteó en el primer volumen. Mientras tanto, Susan ha encontrado por sorpresa a una persona capaz de derretirle el corazón y hacerla disfrutar del invierno y del frío que tanto odia.

Aunque posiblemente una de las tramas más interesantes de este tomo sea la del nuevo novio de Esther, un hombre mayor y ayudante de una profesora, con quien comienza una relación en la que se entrevén comportamientos tóxicos por parte de él. Con el tono optimista y distendido habitual, los amigos tratarán de hacer ver a Esther su descontento y preocupación… aunque ella no necesita ayuda de nadie para darse cuenta de la situación y ponerle remedio.

También en este tomo, Lissa Treiman es relevada a los lápices por Max Sarin: los dos primeros capítulos han sido dibujados por Treiman y los dos restantes, por Sarin. Las líneas se suavizan, los trazos se afinan y la paleta de colores experimenta ligeras variaciones, pero se conserva la atmósfera y la dulzura de los personajes. Se trata de un cambio que se percibe de manera natural, sin grandes histrionismos, ya que se mueve entre dos estilos de especial afinidad.

En definitiva, el volumen dos de Giant Days continúa con el mismo tono habitual de la serie, con un nuevo dibujo y manteniendo el nivel que ya le robó el corazón a un gran número de lectores con el volumen uno. En primavera estará disponible el tercer tomo, y por fortuna, poco tiempo de espera queda ya hasta la nueva tanda de aventuras de estas tres amigas.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Arte

A %d blogueros les gusta esto: