Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cine

Crítica BSO: Dracula Untold (Ramin Djawadi)

Dracula Untold

Analizamos una nueva aproximación cinematográfica al mito de Drácula a través del trabajo del compositor Ramin Djawadi para Dracula Untold

Drácula es uno de los personajes literarios más adaptados a la gran pantalla.

Desde su excepcional debut de la mano de Todd Browning con Bela Lugosi como protagonista, pasando por una magistral resurrección gracias a la productora inglesa Hammer Films y por supuesto al mítico tándem formado por Christopher Lee y Peter Cushing hasta la sublime adaptación de Francis Ford Coppola donde Gary Oldman movía su sombra, recreando quizás la mejor interpretación del conde Vampiro con el permiso del antes mencionado Christopher Lee en Bram Stoker’s Dracula, sin olvidar al grandioso Frank Langella que, a las ordenes de John Badham, creó un vampiro mucho más romántico con la ayuda de la impresionante partitura del maestro John Williams en la sensacional Dracula de 1979.

Todas ellas forman un universo donde el personaje creado por Bram Stoker es interpretado de muchas formas diferentes, un seductor, un animal sanguinario y un inmortal amante.

La última aproximación al mito, Dracula Untold, llegó en 2015 de la mano de un director principiante, Gary Shore, que pretendió trasladar la historia al principio de todo, cuando un príncipe transilvano llamado Vlad recurre al poder de un ser immortal para detener al ejército turco que pretende invadir Rumanía.

Vlad Teples (Luke Evans)

Luke Evans se metió en la piel del mítico personaje, interpretando al príncipe Vlad que más tarde se convertirá en un ser inmortal sediento de sangre con espectaculares poderes que pueden ayudar a su pueblo contra el ejército turco.

La música corrió a cargo del cada vez más solicitado compositor alemán Ramin Djawadi, que provenía del éxito que estaba cosechando gracias a la serie Juego de Tronos.

Ramin Djawadi

Djawadi utiliza la base que ejerce en dicha serie, construyendo una partitura dividida entre la oscuridad que rodea al personaje, para la que inserta coros vocales de gran fuerza junto a pequeñas sonoridades del violín, y la aventurera con progresiones más dinámicas que recuerdan mucho a su trabajo en la conocida serie.

¿Estáis preparados para un viaje hacia Transilvania y conocer la leyenda?

El empalador 

En Prologue, Djawadi nos inmersa en las tinieblas de la mano de un oscuro conjunto coral que con solo la primera frase «Sangrem Maestrum», ya nos invita a un recorrido a través de unas impactantes imágenes donde se nos relata la historia del príncipe Vlad Teples y cómo consiguió vencer a los turcos, transformándose en un monstruo que empaló salvajemente a miles de mujeres, hombres y niños transilvanos.

La fuerza mostrada en pantalla es apoyada por pequeñas incursiones de cuerda que nos describen la crueldad ofrecida por el príncipe; dichas progresiones recobran su energía en un intenso in crecendo donde se unirán pequeñas notas de percusión que finalizarán en una gran alzada acompañando el plano final en el que vemos a Vlad implorando perdón por sus salvajes pecados delante de un campo de víctimas empaladas.

Hay veces que para vencer a tus enemigos debes transformarte en monstruo

Regreso al hogar y la llegada del ejército turco 

Mirena es un bello tema donde el compositor alemán juega con la belleza de las notas en un aterciopelado pasaje melódico en el que nos transmite el amor de Vlad por su hijo y su esposa Mirena (Sarah Gadon), dándonos a entender que lo más importante para el príncipe es su familia y que la protegerá por encima de todo.

Mirena, el amor de Vlad

La paz en el reino Transilvano es asaltada por la llegada del ejército turco, comandado por el sultán Mehmed (Dominic Cooper), un viejo conocido del príncipe en su captura por parte de los turcos durante su niñez.

Mehmed solicita 1000 niños para llevarlos con él, adiestrarlos en las costumbres turcas y convertirlos en guerreros a su servicio, algo que Vlad ya sufrió años antes debido a que su padre lo entregó al ejército turco.

El príncipe intentará mediar un acuerdo, aunque este no llegará a buen puerto, ya que entre esos 1000 niños, Mehmed solicita que uno de ellos sea el hijo de Vlad.

En Sultan MehmedDjawadi utiliza las sonoridades árabes para mostrarnos cómo Teples junto a su séquito se adentran en el campamento turco.

El compositor crea una pequeña marcha donde se respira el peligro que rodea a nuestro protagonista, incrementando con mayor tenebrosidad la tonalidad en la que se apoya una pequeña inserción de percusión para ambientar el encuentro entre el transilvano y el líder turco.

¿Rendición?

Al ver que la única salida para su pueblo es entregar a su hijo, Vlad acude al punto de encuentro donde un destacamento espera para recogerlo. La esposa del príncipe entra en cólera y el transilvano repleto de furia hace que su primogénito huya, acabando con la vida de los soldados turcos.

Dos temas dividen esta intensa secuencia:

Eternal love: donde la música alcanza un potente objetivo dramático, con fuertes entradas de la percusión junto a apoyos corales y tonalidades de cuerda que ejercen un mayor trasfondo trágico, expresando el miedo y la impotencia del príncipe al ver cómo su esposa le suplica que no haga pasar a su hijo por lo que él pasó.

Djawadi extiende un solo coral que simula los sentimientos que envuelven a Vlad, envolviendo la melodía entrante de cuerda en una atmósfera de gran tristeza que se adentra en un intenso in crecendo final, recreando el cambio de decisión por parte del transilvano.

Inmediatamente, Janissary Attack nos muestra el feroz ataque por parte del príncipe hacia el destacamento turco, a través de frenéticos pasajes donde regresan las sonoridades árabes que en esta ocasión formarán conjunto con grupos de Scherzos que se eclosionaran en un festival de gran fuerza étnica.

El príncipe Vlad, protegerá a su familia cueste lo que cueste

Vlad aterrado busca una solución para poder enfrentarse al ejército del Sultán, aunque él mismo sabe que es un viaje hacia las tinieblas.

A pesar de saber que es una decisión suicida, el príncipe acude a la cueva donde se esconde un vampiro, el único que podrá ayudarle en esta imposible cruzada contra los turcos. El ser inmortal advierte del precio de adentrarse en el peligroso camino hacia la oscuridad a Teples, explicándole que deberá aguantar tres días la sed de sangre. Si no lo lograra, el príncipe liberaría al ser inmortal de su tenebrosa prisión, dejándolo a él mismo a su servicio.

Djawadi nos traslada a las tinieblas con Broken Tooth, un fragmento donde la sonoridad musical navega albergando el miedo que se apodera de Vlad cuando se adentra en la oscura cueva, los tonos ténebres, intercambiando diferentes instrumentos que recrean ese viaje hacia el infierno que acepta el transilvano de la mano del horrible vampiro que mora en el inhóspito lugar, son interpretados por el viento y pequeños insertos de cuerda que incrementan el misterio y el terror que se sucede en pantalla.

A su vez, el compositor de Juego de Tronos inserta pequeños pasajes del prólogo inicial, para narrarnos la decisión de Vlad y su camino hacia las tinieblas, utilizando la base coral y el Sangrem Maestrum en el momento en que Teples bebe la sangre del vampiro.

La alternativa para derrotar a los turcos se encuentra en la oscura cueva

El poder de las tinieblas y la pérdida de un ser amado 

El castillo de Vlad comienza a ser atacado por el ejército turco. Cuando parece haberse perdido toda esperanza, el príncipe regresa enfrentándose a los 1000 hombres con todos sus poderes provenientes de la oscuridad, acabando con todos ellos.

Vlad v.s 1000 cambia el registro ofreciendo un nuevo enfoque más dinámico donde Djawadi incrementa la percusión, fusionándola a todo el poder obtenido por Teples y cómo lo utiliza contra el enorme grupo de soldados, creando una comunión donde los Scherzos se adentran como invitados junto a progresiones electrónicas y la pequeña pincelada del tema principal.

Vlad regresa y consigue acabar con el ejército turco que asedia el castillo

El príncipe consigue llegar junto a un grupo de transilvanos a una Iglesia en las montañas, aunque el ejército del Sultán consigue darles caza en un último instante. Vlad volverá a recurrir al poder de las tinieblas para acabar con el terrible asedio.

El poder de la noche una vez más es utilizado por Vlad contra sus enemigos

El compositor alemán nos vuelve a salpicar de su épica oscura en Hand of Bats pt 1, con un in crecendo de gran intensidad que se refuerza gracias a la entrada de la percusión junto a la alzada de la cuerda a la que se le inyecta una gran dosis de tenebrosidad, todo ello envuelto en un manto coral que realza la batalla que se libra en el interior de Teples entre la sed de sangre y su afán por utilizar esos poderes para proteger a los suyos.

Un doble obstinato orquestal marca ese poder proveniente de las tinieblas que acaba aplastando al ejército turco en una espectacular escena.

Vlad recurre nuevamente a su poder tenebroso para acabar con el ataque de los turcos / Fuente: IMDb

Pero no todo acaba ahí. Un pequeño destacamento turco consigue entrar en la Iglesia. Mientras el príncipe atacaba sin cuartel a los demás, uno de los soldados empuja a Mirena, cayendo en el vacío sin que Vlad pueda salvarla a pesar de sus poderes.

Es entonces cuando el príncipe entristecido accede al último deseo de su amada: acabar con su sufrimiento succionándole la sangre para así obtener un mayor poder, convirtiéndose en el inmortal que todos conocemos… ¡Drácula!

This life and The Next nos narra musicalmente la trágica escena a través de una bella voz femenina que se fusiona a los sentimientos de los dos enamorados. Ambos saben que su amor perdurará en esta vida y en la siguiente, tal como reza el título traducido del inglés.

Djawadi simplemente deja entrar suavemente la cuerda en una progresión de cuerda de gran fuerza dramática, construyendo un pequeño tema de amor que se apagará con el regreso del Sangrem Maestrum, relatándonos que Vlad ha sucumbido al poder de la sangre. ¡Ya es un vampiro y su señor ha sido liberado!

Ni todos los poderes del averno consiguen salvar a Mirena de su fatal destino

Combate final y redención 

Drácula convierte a sus súbditos en vampiros, creando un ejército con el que asaltará el campamento de Mehmed, finalmente enfrentándose al Sultán en una peligrosa tienda repleta de monedas de plata.

Este espectacular acto final se inicia con The Brood, donde Djawadi recurre al sintetizador haciéndolo actuar como base rítmica, introduciendo una potente entrada de percusión junto a intensos scherzos de cuerda que acabarán eclosionando en un conjunto de gran fuerza coral, evocando a lo diabólico, describiéndonos el frenético ataque vampírico al campamento.

Dracula inicia su venganza invocando todos sus poderes oscuros

La confrontación entre Mehmed y Drácula es narrada musicalmente en The silver Tent, donde Djawadi juega con diferentes tonalidades, recreando el peligro al que se enfrenta Drácula y al que inyectará un nuevo tempo en el que la percusión entrará en un pequeño enfrentamiento con una sucesión de ritmos sintetizados.

Reduciéndolos en una pequeña atmósfera de dramatismo, donde la música nos muestra el miedo tanto del hijo de Vlad ante la posibilidad de perder a su padre como el del príncipe por ser ensartado por la estaca con la que el sultán pretende atravesar su corazón, ambos momentos convergen en la creación de una melodía de cuatro notas de tonalidad solemne con la que el compositor nos muestra cómo su venganza y a la vez su viaje hacia la oscuridad están completados cuando Drácula acaba con el Sultán, dejándolo vacío de vida con un salvaje mordisco.

Mehmed prepara una trampa a Drácula

Drácula intenta proteger a su hijo de sus súbditos vampiros, sedientos de la sangre del primogénito. Después de empalar a uno de ellos, el rey de los vampiros entrega a su hijo a su monje consejero que aparece para salvar al pequeño. Poco después, Drácula emplea su poder en una última ocasión para abrir el tenebre cielo y permitir que los rayos celestiales del astro rey destruyan al ejército que él mismo ha creado, incluyendo su propio sacrificio para permitir que su hijo viva.

I Will comming Again se inicia con un tono oscuro a la vez que aterrador, perfecto para describir esa atmósfera inquietante donde el grupo de vampiros acechan al pequeño. Seguidamente entra en escena la melodía de cuatro notas incrementada en una mayor solemnidad, narrándonos el momento en que Drácula ensarta a su súbdito relatando musicalmente que el príncipe ya es un monstruo, un peligroso inmortal que no dudará en acabar con quien se enfrente a él.

En una segunda parte, Djawadi crea una pequeña brisa de suavidad que respira la tristeza de la despedida del padre y el hijo, la cuerda adquiere un mayor protagonismo planeando y simulando esos rayos liberadores que terminan con la existencia de los vampiros y su señor.

Drácula se sacrifica para salvar a su hijo

Conclusiones del trabajo de Ramin Djawadi 

Djawadi firma un notable trabajo, aunque claramente influenciado en su partitura realizada para Juego de Tronos.

Destaca su excelente uso del conjunto coral para ambientar los momentos inquietantes y la batalla interior que reside en Vlad, resistiéndose a convertirse en un ser de la noche, intentando solamente utilizar esos poderes para proteger a los suyos de la amenaza turca que Djawadi recrea perfectamente gracias a una explosión de sonoridades de clara influencia árabe.

Un score oscuro y aventurero donde también la música encuentra y sabe ambientar los momentos trágicos y dramáticos, cargados de sentimiento.

Djawadi os ofrece un viaje hacia el origen del mito… Sentid su música y lo descubriréis.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

A %d blogueros les gusta esto: