Inicio Conciertos Carlos Rivera trajo una guerra de música, color y alegría a Málaga

Carlos Rivera trajo una guerra de música, color y alegría a Málaga

0
Carlos Rivera en Málaga / Fuente: Alba Rosado

Carlos Rivera regaló más de dos horas de show en el que englobaba el canto, el baile, el teatro e incluso la comedia.

A las 22:25 el recinto, de casi 3.000 asistentes, se encontraba repleto hasta la bandera. Se notaba el nerviosismo desde la primera fila hasta la última. Uno de los clubs de fans oficiales del artista repartía unas banderas y unos folios que posteriormente sacarían a la vez para sorprenderle.

Fuente: Alba Rosado

A las 22:30 se apagaban las luces. Llegaba el momento. “Por fin lo voy a ver”, comentaba una joven situada en el patio de butacas. Ahí estaba él, con un pantalón negro y camisa blanca, con una chaqueta roja que recordaba a la indumentaria de un piloto de avión de alto nivel. Un guiño al videoclip grabado con la actriz Paula Echevarría de la canción Sería más fácil, que fue coreada con fuerza.

Carlos Rivera en Málaga / Fuente: Alba Rosado

Un homenaje a las abuelas

La parte del concierto más emotiva fue cuando el artista cantó Recuérdame, de la banda sonora de la película de Disney, Coco, y La luna del cielo. Rivera hizo mención especial a su abuela, a la que le escribió esta última canción, porque “cuando escribe sus canciones lo hace porque sabe que hay gente que las necesita”, él necesitaba hacer una canción para aquellos que echan de menos a una persona que se fue y era muy importante en sus vidas.

Carlos Rivera en Málaga / Fuente: Alba Rosado

El cantante hizo homenaje al nombre de su disco, de su tour y a su segundo apellido: Guerra, cuando de repente unas luces rojas inundaron el escenario, simulándose además, el sonido de explosiones, como si de un campo de batalla se tratara, apareciendo con un pantalón de camuflaje y unos botines militares con un enorme paracaídas para cantar Sería más fácil y Grito de guerra, una canción que dedicó a aquellos que no tienen voz porque están sometidos a unos poderosos. “Por Venezuela, Carlos”, se escuchó desde el fondo del auditorio.

Carlos Rivera en Málaga / Fuente: Alba Rosado

Amo mi locura y Lo digo fueron las canciones más bailadas, aunque no fueron las únicas por las que el público se puso en pie ya que el cantante dejó claro que “estaba prohibido quejarse si el de delante estaba de pie bailando”. Los movimientos de cadera del artista desataron al público demostrando unas maravillosas dotes de baile.

Mensajes de positivismo

El cantante demostró que los sueños se cumplen, haciendo referencia a que la anterior ocasión que cantó en el Málaga Auditorium Club fue con la mitad de asistentes que esta ocasión. Además, utilizó uno de los versos de su canción Si te vas para motivar a todos aquellos que estén luchando por algo: “Que nadie te diga que no, Málaga”.

Una de las chicas de la primera fila disfrutó bailando Sígueme con el cantante en el escenario, dándole el toque más divertido al concierto con una peluca azul y unas enormes gafas rojas que llamaron suficientemente la atención al artista para subirla al escenario.

Además, en la parte final del concierto, el artista demostró el amor a la ciudad cantándole La malagueña, recibiendo los aplausos y los “ole” por parte de todos los asistentes que durante todo el concierto habían pedido que el mexicano la cantara.

Una noche llena de romanticismo

Pasada la medianoche, el artista insinuó que llegaba el final, pero no sin antes agradecer lo bonito de que se utilice su música en bailes de boda, en pedidas de matrimonio… ¿Cómo pagarte? y Otras vidas suelen ser unas de las más utilizadas. Durante estas canciones pidió que el público se abrazara con sus acompañantes y especialmente se dirigió a las parejas: “A los enamorados, a los que han venido para sorprender a su pareja, y a los que han traído obligados”, bromeaba el artista.

A las 0:15h el cantante se despedía del público y se marchó del escenario. Todos imaginaban que volvería porque aún no había interpretado ni Me muero ni Regrésame mi corazón, los dos temas que se convirtieron en sencillo en su disco Guerra. Así fue. Volvió y además cantó Fascinación, el tema con el que empezó a sonar fuerte en España, y Solo tú, una de las canciones que reconoce que más alegrías le ha dado.

Anécdotas

A la salida del concierto, una buena tromba de agua caía del cielo. Raramente llueve en la capital malagueña. Curiosamente, a una pequeña asistente se la escucho decir: “Hasta el cielo está llorando porque el concierto se ha acabado”. Así que está claro que serán muchos los que acudirán a verle en Nerja el día 3 de agosto tras las buenas sensaciones que desató el concierto en la capital.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.