Inicio Críticas ¿Cómo reaccionarías ante el mayor atraco de España?

¿Cómo reaccionarías ante el mayor atraco de España?

1
Atraco "La Casa de Papel" / Fuente: página oficial de Antena 3

Un plan perfectamente diseñado, un atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en Madrid, ocho personas que no tienen nada que perder y una mente privilegiada detrás de todo esto. ¿Qué puede salir mal?

Estas son las principales claves de la serie española La Casa de Papel, creada por Alex Pina y producida por Atresmedia y Vancouver Producciones, que se ha convertido en todo un fenómeno mundial. El mayor atraco de España está en marcha, ¿te lo vas a perder?

La serie

Berlín (Pedro Alonso), Tokio (Úrsula Corberó), Nairobi (Alba Flores), Río (Miguel Herrán), Moscú (Paco Tous), Denver (Jaime Lorente), Helsinki (Darko Peric) y Oslo (Roberto García) son los protagonistas del atraco guiados en todo momento, desde el exterior, por El Profesor (Álvaro Morte). ¿Su objetivo? Fabricar 2.400 millones de euros sin matar ni herir a nadie, ganarse la complicidad de los rehenes y convertirse en héroes nacionales teniendo de su parte a la opinión pública. Así, la trama se va desarrollando capítulo a capítulo y generándose conflictos no contemplados en el plan, aún peores que ser pillados por el CNI o la policía nacional: el amor y la pasión.

Las reglas

Desde el principio, El Profesor deja muy claras las reglas del juego:

  1. Ser anónimos es fundamental para no crear vínculos emocionales. No hay que jugar a quién es quién.
  2. Las relaciones amorosas NO están permitidas, no queremos que el plan se vaya al garete.
  3. Aguantar las ganas de herir o matar a alguien. No estamos para tonterías, queremos hacer dinero y largarnos.
  4. Tener a los rehenes de nuestra parte. Queremos ser héroes, ¿no?

Pero… ¿qué pasaría si alguna de estas reglas se rompiera durante el atraco? Nadie se lo planteó, todos pensaron que eran suficientemente fuertes para no dejarse llevar por el instinto, la rabia o incluso, el corazón. Pero todos somos humanos, ¿no?

Crítica

No soy mucho de series españolas porque casi nunca encuentro una trama que tenga tanto gancho como para volverme una serieadicta empedernida… pero esta es una de esas.

Desde el inicio, la trama te engancha: quieres saber cómo va a ser el atraco, por qué El Profesor tiene tanto interés en llevarlo a cabo. “¿Les saldrá bien?” es la pregunta que te acompaña capítulo a capítulo. Y es que, a pesar de que cada episodio dura 1 hora y 10 minutos, no lo parece.

El cuerpo te pide más y el mando de la televisión o el ordenador se convierte en una extensión de tu cuerpo. La primera temporada se esfuma casi sin darte cuenta y ya estás de lleno metida en la historia de cada uno de los atracadores. Siempre quieres saber más sobre qué es de Tokio, la más dura del grupo; qué pasa por la cabeza de Berlín, siempre maquinando; o Denver, que está encantado de ver tanta pasta junta.

La segunda temporada ya se empieza a complicar algo más. Me sigue gustando la trama, pero a los personajes parece que no tanto. ¿Se han llegado a plantear en algún momento qué pasaría si los pillaran? ¿Podría salir algo mal? Puede que todo lo que soñaban en un principio no fuera tan fácil ya, y que su sueño idílico de salir airosos sin complicaciones quedará en eso, en un sueño.

Fin del atraco

El atraco llega a su fin, pero ¿a qué precio? Después de una maravillosa serie que te tiene en vilo todo el rato, el final me deja un poco fría. He querido tanto a los personajes y me he metido tanto en las diferentes tramas que ahora no contemplo la idea de un final con cabos sueltos.

No va a haber una tercera temporada porque no quieren alargarla más de la cuenta, pero por lo menos nos merecemos una explicación más clara de qué pasa después.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.