Inicio Cultura Cine 21º Festival de Málaga | 16, 17 y 18

21º Festival de Málaga | 16, 17 y 18

"Formentera Lady" y "I Hate New York" deslumbraron en el ecuador del 21º Festival de Málaga

0
J.A. Bayona recogiendo el Premio Retrospectiva Málaga Hoy en el 21º Festival de Málaga / Fuente: Festival de Málaga

Después el primer fin de semana y las emociones de comenzar la 21ª edición del Festival, continuamos viendo películas, y qué películas

Lunes 16 de abril

Llegó el momento de ver la película que para mí partía como favorita dentro de la Sección Oficial a concurso del Festival. Formentera Lady, ópera prima de Pau Durà, no me decepcionó, sobre todo gracias a la gran interpretación de José Sacristán que, como siempre, bordó su papel de abuelo hippie decadente y dio una lección de veteranía. Sin embargo, el respetable se mostró frío en sus aplausos ante la que para mí es el segundo mejor largometraje de los proyectados durante el Festival tras Con el viento. Sandro Ballesteros, el niño que interpreta al nieto de Sacristán en el film, se mostró tan simpático y resuelto en la película como en la rueda de prensa y agradeció al consagrado actor sus enseñanzas durante el rodaje.

El Teatro Cervantes continuó con el documental I Hate New York, perteneciente a la sección Málaga Premiere. El largometraje favorito de mi compañera Ana Palacios, una pena que no entrara a concurso. ¿Qué decir de este documental sobre cuatro artistas y activistas transgénero de la subcultura underground en Nueva York? Simplemente maravilloso y completamente necesario. Con el corazón encogido, entró a la rueda de prensa para escuchar cómo el director, Gustavo Sánchez, relataba cómo fue grabar a 70 personas para acabar seleccionando a estas cuatro mujeres durante diez años. Con los hermanos Bayona también presentes, Carlos aseguró que Sánchez ha hecho una película que vale oro.

Amanda Lepore acicalándose en “I Hate New York” / Fuente: Festival de Málaga

Terminada la rueda de prensa, dieron paso al otro BayonaJ.A. fue homenajeado con el Premio Retrospectiva Málaga Hoy y vino a hablarnos de su rápido ascenso en el mundo del cine, además de su próxima película, Jurassic World: El reino caído y cómo ha sido trabajar con Spielberg.

Tras el descanso de mediodía, Sara Gutiérrez nos ofrecía las inseguridades del joven Max, quien busca “la alegría de vivir”, con Yo la busco. Aclamada por la sala, acabó el Festival galardonada con el Premio Movistar+ a la mejor película de ZonaZine.

Martes 17 de abril

Mi querida cofradía, una comedia ligera de trama predecible pero correcta y con toques feministas, fue probablemente la película más ovacionada por el público, anticipando su premio antes de lograrlo. También la gran ganadora, Las distancias, drama producido por Isabel Coixet y dirigido por Elena Trapé, tuvo lugar en este quinto día del festival. Alexandra Jiménez, Miki Esparbé y el resto del reparto del film desengranaron en la rueda de prensa posterior algunos detalles de este rodaje que al jurado encandiló pero que parece dividir a la crítica.

A la hora del café, mi compañera asistía en el Cine Albéniz al estreno de Solo. Una película de supervivencia cuya mayor sorpresa fue la asistencia del verdadero Álvaro Vizcaíno, en quien se basa la historia, a la rueda de prensa.

Ya por la tarde tuve que enfrentarme a la obra más pretenciosa de todas las presentadas: Ojos de madera. Este relato de terror me brindó 63 minutos en los que los ya de por sí pedantes Lynch y Haneke eran despiezados en un pastiche aún más esnob.

Fotograma de “Ojos de madera” / Fuente: Festival de Málaga

A su vez, se proyectaba Oso polar, un film mexicano grabado con un iPhone. También con una duración de poco más de una hora, Humberto Busto nos encandiló con la evolución de su personaje.

Miércoles 18 de abril

La mañana del miércoles comenzó con la comedia El mundo es suyo, nada comparable a El mundo es nuestro y que sacó pocas risas de los asistentes a una hora tan temprana. Ya a la tarde nos topamos con un trabajo de fin de máster titulado Desaparecer. Una película que refleja los pensamientos de muchos jóvenes que aún no están contentos con su vida o ni siquiera tienen claro qué hacer con ella.

La ganadora del premio a la mejor película iberoamericana, Benzinho, de Gustavo Pizzi, tuvo lugar por la tarde ante un pase de prensa en el que Carlos Pumares volvió a quejarse de que no deberían proyectarse películas en otro idioma que no fuera el castellano en un Festival que se autodenomina español. Independientemente de las vindicaciones de esta autoridad de la crítica de cine nacional, este drama me despistó al querer mantener por un lado una fotografía cuidada basada en las armonías del color, y por otro un aire costumbrista al que sí se llega con las interpretaciones.

Puedes leer cómo fueron los últimos días del 21º Festival de Málaga clicando aquí.

Escrito en colaboración con Ana Palacios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.