Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

La importante relación entre deporte y descanso

El verano está próximo a llegar y la famosa «operación bikini» está ya en miras de mucha gente, para conseguir el cuerpo que quieren lucir durante los meses estivales. Este año el reto es doble, ya que nos hemos pasado muchas horas frente al ordenador por teletrabajo o sencillamente en casa sin poder hacer mucho ejercicio.

La mejor forma de afrontar los retos físicos para estar preparados este verano es apuntarse a un gimnasio o salir a hacer deporte. Running, baloncesto, fútbol, pádel, tenis… Da igual cuáles sean tus deportes favoritos, lo importante es hacer ejercicio de manera constante. ¿Pero es esto lo único a lo que tienes que prestar atención?

Lo cierto es que hay más factores a tener en cuenta para perder peso. Aquellas personas que están habituadas a realizar ejercicio de manera regular cometen el error de buscar la pérdida de peso haciendo aún más ejercicio, cuando lo que deberían es descansar mejor. La falta de descanso es la que provoca un aumento de la producción de la grasa abdominal y una desregularización de la liberación de hormonas, combinación que termina afectando así al funcionamiento del metabolismo y ralentizando la pérdida de peso.

El secreto de una buena salud es el equilibrio entre ejercicio y descanso. Respetar los tiempos en los que debemos descansar es imprescindible para que nuestro cuerpo pueda aprovechar al máximo el esfuerzo físico realizado. Lo ideal es, como mínimo, disfrutar de tres días de descanso a la semana, en los que no hagamos ejercicio.

El descanso activo es uno de los elementos clave de lo que se conoce como «entrenamiento invisible». Consiste en aprovechar estos días en los que no vamos a hacer nuestro entrenamiento, con una actividad física suave. Por ejemplo, en lugar de quedarnos en casa, podemos salir a la calle a dar un paseo, hacer un rato de natación o montar en bici. Siempre sin exigir demasiado a nuestro cuerpo. Esta técnica sirve para mantener activo al organismo y disfrutar de un tiempo de ocio, sin tener que llevar el cuerpo al extremo.

Por otro lado, está el descanso nocturno, es decir, el tiempo dedicado a las horas de sueño. Los músculos necesitan aproximadamente entre 8 y 12 horas de sueño para su recuperación, según la intensidad del entrenamiento que se haya realizado. Este descanso aporta la energía necesaria para al día siguiente desarrollar las actividades cotidianas y entrenar. Además, un buen descanso optimiza el desarrollo de los músculos y ayuda a perder peso de forma efectiva.

Por último, es importante recalcar la relación entre descanso y rendimiento. Obviamente un buen descanso permite contar con nuestra musculatura a su máximo nivel. Si no descansamos lo suficiente, podríamos forzar en exceso la capacidad de nuestro cuerpo y sufrir una lesión. De igual forma, el hecho de haber descansado no implica forzar al límite a nuestro cuerpo en el siguiente entrenamiento. La responsabilidad en el deporte y un descanso adecuado al ejercicio que hagamos nos ayudará a evitar que suframos cualquier tipo de lesión.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: