Inicio Televisión Audiencias Vis a Vis 4×06: “Mala persona”

Vis a Vis 4×06: “Mala persona”

0
Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

El sexto episodio de Vis a Vis volvió a liderar en su franja en las televisiones de pago, con un buen 0,8% de share y casi 150.000 espectadores

Vis a Vis encara el final de su cuarta temporada con un sexto episodio que comienza lento, centrándose en las tramas de ciertos personajes secundarios, hasta que entra en un cuarto final en el que todo se descontrola. El capítulo cuenta con un ritmo lento, pausado, que nos hace recordar aquellos capítulos “de transición” (como el de la semana pasada), pero lo que ocurre en los últimos diez minutos tiene la suficiente fuerza como para justificar la pausa de los minutos anteriores. En este sexto episodio vemos el crecimiento como personaje de Fátima, la evolución de Tere y Sole, y un nuevo round del enfrentamiento entre Zulema y Sandoval, que llega a alcanzar cotas extremas. Ahora sí que sí, la recta final parece que será épica.

Por si no los has leído, te dejamos aquí los análisis de los episodios anteriores:

Análisis del 4×01

Análisis del 4×02

Análisis del 4×03

Análisis del 4×04

Análisis del 4×05

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS DEL 3X06 DE VIS A VIS

Pese a que gran parte del peso argumental del episodio se centra en su último cuarto, el resto del capítulo cuenta también con algunas escenas relevantes. En primer lugar, vemos como la enfermedad de Sole alcanza un grado mayor (el alzheimer ha avanzado extremadamente rápido, llegando a fase cuatro en apenas tres capítulos). La mujer no sólo no recuerda algunos detalles de su vida sino que por momentos no reconoce a la gente ni dónde está. Esto le lleva a protagonizar un momento triste en el patio, en el que, sintiéndose totalmente desquiciada, termina agrediendo a una funcionaria. Ante la amenaza de esta de llevarla a aislamiento, Tere termina admitiendo delante de todas que Sole está enferma.

Desde ese momento, Saray, Antonia y la propia Tere se encargarán de cuidar a Sole: le ayudan a recordar nombres, situaciones, dónde se encuentra, quién es… aunque esta historia no parece que vaya a acabar bien: Sandoval, probablemente en el único momento de la temporada en el que se muestra como una persona normal, le cuenta a sus amigas que Sole necesita atención especial, y que por mucho que entiende que quieran cuidarla y estar junto a ella, lo que la mujer necesita es ser trasladada a un centro donde pueda ser atendida lo mejor posible.

Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Otra presa que cuenta con protagonismo en este episodio es Tere, quien recibe la noticia de que su padre ha fallecido. Tere decide intentar reducir el dolor por la pérdida volviendo a la heroína (algo que, inesperadamente, Palacios descubre y aprueba). Tras el ‘chute’, la presa, acompañada del funcionario, se dirige al cementerio. En realidad, y aunque no pegue mucho con el estilo del capítulo y de la serie, se agradece poder ver momentos así: que una presa salga de la cárcel para acudir al entierro de un familiar y simplemente pase eso, que se enfrente a la pérdida, a sus miedos, que se reencuentre con familiares y seres queridos, que pueda despedirse. Es la primera vez en bastante tiempo que una salida de la prisión no desemboca en fugas, intentos de robo, o chanchullos de cualquier otro tipo. Además, que Palacios le acompañe todo el episodio, que charlen amigablemente, aunque en realidad no se diga nada especialmente significativo, es también una forma de hacer a los personajes más humanos.

Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Tras esto, abandonamos la poca humanidad que quedaba en Cruz del Norte para adentrarnos en uno de los duelos más salvajes que recuerda la serie. Por un lado, Sandoval, lleno de ira y rabia por el asesinato de su mujer, acentuadas por unos primerísimos planos que añaden opresión e incomodidad a un rostro que ya de por sí es agresivo, frente a Zulema, alguien que ha demostrado ser la persona más fría, inteligente y calculadora de la serie en más de una ocasión.

Sin embargo, por mucho que nos duela, este round tenemos que dárselo a Sandoval. El director de la prisión ha manejado los hilos a la perfección desde el principio, y ha ganado a Zulema organizando un plan que le ha salido mejor de lo que podría imaginar. Vayamos por partes.

Tras delatar a Rizos (totalmente desaparecida en este capítulo, por cierto), Fátima adquiere una posición de “protegida” respecto a Sandoval. Ella se cree muy inteligente (pero como le dice su madre, le queda muchísimo por aprender, y Sandoval juega en otra liga), por lo que está convencida de que es ella la que está controlando al argentino, accediendo a sus perturbados deseos, siguiéndole la corriente. Y si Fátima cree que tiene el control, es porque Sandoval le va dejando pequeños momentos de poder, en los que ella cree erróneamente que es “amiga de Dios”. En una escena bastante desagradable (no es la única del capítulo, precisamente), Fátima ejecuta su personal venganza contra Goya, haciéndole comer una bandeja entera de albóndigas hasta que la presa está cerca de reventar, delante de toda la prisión. Zulema, que lo observa desde la distancia, siente admiración en primer lugar por la posición que ha adquirido su hija, hasta que se da cuenta del verdadero significado de todas aquellas acciones.

Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

La estrategia de Sandoval empieza a llamar la atención de Hierro, que inicialmente se enfrenta a él. Sin embargo, cuando el director le amenaza con contar su mayor secreto, el funcionario no puede hacer más que callarse. Es entonces, cuando abandona la prisión al terminar su turno, cuando las cosas empiezan a cuadrarle. Al salir, ve cómo llega un autobús de otra penitenciaría. De él, se bajan tres presos, uno de ellos Caimán, a quien ya conocimos en el capítulo anterior. Hierro ata cabos y se da cuenta de que la presencia de aquellos tres hombres en Cruz del Norte solo puede tener una intención, y no precisamente buena. Intenta reaccionar, pero es demasiado tarde, y no hay nada que pueda hacer para evitar el plan del director.

Zulema, sin embargo, antes de ver en primera persona la terrible sorpresa que Sandoval le tiene preparada, se reúne de nuevo con la dueña de las prisiones “Cruz”. Ella, al decirle que “lo siente” y que “no es personal”, nos permite saber algo que es particularmente revelador: el brutal abuso que va a llevarse a cabo no es fruto sólo de la perturbada mente del argentino, sino que cuenta con el respaldo de quien tiene el poder.

Zulema es entonces llevada a un cuarto de administración, donde se encuentra con Sandoval. Después de ver a Fátima llegar al cuarto de los vis a vis íntimos, y a los tres presos llegar a la prisión, somos capaces de ver que no se avecina nada bueno. Sandoval hace a Zulema ver, a través de un pequeño conducto en la pared, como los tres presos abusan de su hija. Es entonces cuando vemos la primera grieta en la armadura de Zulema, que termina provocando que se rompa totalmente. La presa, por primera vez, se muestra vulnerable, débil, literalmente a los pies del enemigo. Con tal de detener los abusos contra Fátima, Zulema se arrodilla, y ruega a Sandoval que lo pare todo. El argentino, disfrutando como nunca de su victoria y de su posición de poder absoluto, deja salir a Fátima de la habitación, y consigue que Zulema le facilite la posición de Altagracia.

Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Es muy probable que la batalla final la termine ganando Zulema, y que probablemente Sandoval acabe muerto, pero hasta que este momento llegue, creo necesario mencionar lo inesperado que es que Sandoval haya conseguido romper a alguien como Zulema, y lo bien escritas que han estado esta parte de la temporada y las motivaciones de sus protagonistas: revelando información poco a poco, despistando al espectador…

Tras el ataque, en el momento en el que vemos a Zulema abrazada a su hija mientras llora en la litera, nos damos cuenta de que Sandoval ha conseguido convertirla en otra persona, alguien a quien no esperábamos ver. Esto, sumado al retorno de una Altagracia que es consciente de quién se ha chivado, va a desembocar en nuevos problemas para el personaje – magistralmente – interpretado por Najwa Nimri.

Fotograma de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

En conclusión, estamos frente a un capítulo extraño. Tres cuartos del mismo se centran en avanzar con tramas secundarias, con un ritmo lento. Sin embargo, el último cuarto es arrollador, sostenido por un enfrentamiento durísimo entre dos grandísimos personajes, que deja las cosas muy interesantes para el par de capítulos que quedan. Por no hablar ya de lo que se nos muestra en el avance del séptimo episodio: regresa Macarena (algo que mencionamos que era probable dado el nombre del capítulo). Habrá que ver cómo encaja la presa ahora que la situación está tan definida, pero si consiguen hacer que encaje bien, los dos últimos capítulos tienen potencial de sobra para ser de lo mejor de la serie.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.