Connect with us

Cultura

Ana y su humildad ganan en MasterChef

Published

on

Las cocinas del talent show español ven proclamarse a una joven luchadora rodeada de un postureo que ensucia la esencia del programa

La octava edición de MasterChef ha sido ganada por Ana. Pasadas las 24 horas del final de la temporada, toca realizar un ejercicio de análisis con las emociones en frío.  Paradójicamente, la humildad ha ganado en una entrega llena de faltas de respeto y egocentrismo.

Jordi Cruz no dudó en calificar a los participantes de esta edición como los contestones de MasterChef. Tenía razones de sobra para ello. Iván comenzó excesivamente reacio a correcciones, José Mari excedió su carácter prepotente, Andy resultó ser excesivamente pretencioso y Saray puso la guinda. La cordobesa fue el alma de un programa que ha comenzado a compaginar la influencia del marketing con el talento del personal para la cocina. El pájaro de la vergüenza hizo estallar las redes por la pérdida de peso que tuvo el cocinado de las respectivas galas.

Para colmo, las críticas negativas han imperado con marcada frecuencia hacia el trabajo de los concursantes, sobre todo en pruebas de exteriores debido a la falta de orden y de velocidad en el cocinado. No obstante, la humildad y la resiliencia al error comenzó adquiriendo fuerza paulatinamente.

Sin duda, Ana e Iván son el reflejo de ello. Por un lado, la joven empresaria fue víctima de acoso escolar, pero la sencillez y las ganas de trabajar no las perdió. Además, solía acertar en los platos y al igual que Alberto, trabajar bajo presión con una efectividad majestuosa.

El avance fue al son de la humildad que fueron adquiriendo el propio Iván y Andy. Por tanto, el paso del tiempo centró en gran medida su progreso y su mayor afinidad con los jueces. No tuvo nada que envidiar al feeling experimentado entre Luna y Alberto que congeniaron amor y fuerza de voluntad insuficiente para lograr la chaquetilla blanca.

Finalmente, Ana se llevó la victoria. Ha conquistado a los jueces por sus artes culinarias y a compañeros como Juana, Sara Lúa, Fidel o Michael. Pero no todo han sido alegrías. Saray volvió a dar la nota haciendo spoiler sobre el podio final de MasterChef. No obstante, la joven emprendedora no dudó en reprochar deleznable actitud. “Me dio mucha pena sobre todo por los espectadores. Ella ha obrado mal, no le deseo nada malo pero ha fastidiado la ilusión de muchos espectadores”.

La octava entrega del talent show de cocina más exigente en territorio español ha finalizado. No ha dejado indiferente a nadie y pasará a la historia de la televisión. La cuestión es: ¿su presencia seguirá teniendo influencia a la hora de continuar alimentando el sector hostelero español?

Puertollano (1997).Tras haber vivido una experiencia periodística corta, pero intensa, en medios digitales deportivos como SoyMotor, VIP Deportivo, Why Not Magazine y su blog "Mi humilde opinión", se incorpora a TimeJust con la finalidad de difundir el valor cultural en el periodismo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: