Connect with us

Gadgets

Un buen volante para vivir una gran experiencia en juegos de carrera

Published

on

¿Te gustan los juegos de cerrera? Muchas son las personas que amamos los videojuegos de carrera. Nos tiramos horas y horas delante de la pantalla del ordenador o el televisor jugando a ellos. Unos lo hacemos con un buen volante para PC mientras que otros lo hacen a través de un teclado. La experiencia que se vive es totalmente distinta. En uno nos sentimos que realmente estamos conduciendo, mientras que en otro simplemente que estamos jugando como a otro videojuego cualquiera.

Los juegos de carreras de coches como por ejemplo puede ser el Fórmula Uno o el Gran Turismo, son demasiados divertidos porque podemos hacer al volante todo aquello que en la vida real nos es imposible al ser ilegal o que pudiera llegar a poner en peligro nuestra integridad. Eso sí, antes de elegir cualquier tipo de volante debemos ver las características de todos ellos y la sensación que nosotros queremos sentir al jugar. Una buena comparativa es el precio de estos, aunque hay otros detalles que no se tienen mucho en cuenta y también son muy necesarios a la hora de valorar entre una opción u otra.

Los volantes pueden ir desde simplemente 40 euros hasta más de 500 euros. ¿500 euros? Si. Hay volantes de esa cantidad de dinero pero que poco más y nos mete el propio volante y su equipo dentro del circuito.

Uno de las principales características a tener en cuenta es el tamaño y la rotación del volante. Esta característica es muy importante, tanto para nosotros como para definir el precio que tenga. Cuanto más realista sea el volante, más caro nos saldrá. ¿Se imaginan un volante como el de un Ferrari con el mismo tamaño, agarre y rotación? Es posible, pero prepara la cartera.

La vibración es otra función que debemos tener en cuenta en videojuegos de carreras. Conducir, chocarnos o sufrir un derrape y sentir como si nada hubiera pasado no es absolutamente nada realista. Los amantes a estos videojuegos desean que a través del volante se sienta esas vibraciones. Para que sea más real se necesitará en los volantes, motores que hagan algo llamado forcé feedback. Lo ideal un volante que tenga un motor solo con la idea de vibrar y replicar lo que se siente al manejar y chocar o sufrir un bache por la pista.

Un volante sin unos pedales no es un volante. Bien es cierto que algunas veces no suelen venderse juntos y por eso deberemos fijarnos bien para comprarlos de la misma marca y que ambos sean compatibles. Los más baratos serán de plástico mientras que la opción más cara será de metal, como los de nuestro coche del día a día y por lo tanto durarán más. Con ellos controlaremos la aceleración, el freno y algunas veces el embrague. Dependiendo siempre del tipo de pedales que adquiramos.

Los usuarios que más demandan un volante para sus videojuegos de carreras piden que además de que les cueste poco estos dispositivos electrónicos dispongan de pedales incluidos, el sistema Force Feedback, una adecuada vibración y una rotación de 900 grados con el objetivo de vivir una experiencia agradable al volante.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: