Inicio Tech Internet Influencers, el trabajo del presente y futuro

Influencers, el trabajo del presente y futuro

0

¿Qué poder tienen los influencers? ¿Tanto pueden cambiar nuestro día a día? Ser influencer es tendencia. Muchas personas no lo catalogan como un puesto de trabajo pero más de 20 millones de personas en todo el mundo forman esta comunidad y benefician nuestra sociedad de alguna manera u otra.

Los influencers no paran de crecer, cada vez más jóvenes al encontrarse con el problema de no encontrar un puesto de trabajo deciden involucrarse en un proyecto personal que les permita de alguna manera, influir sobre el resto de la sociedad. Muchas marcas comerciales, al ver el poder de los influencers a través de las redes sociales YouTube e Instagram no dudaron en invertir dinero en ellos. Estos, promocionan sus productos de manera clara o indirectamente con el objetivo de que las empresas así incrementen sus ventas. Pero, ¿Quién decide quién es influencer y quién no?

Al igual que el éxito como influencer puede llegar de manera muy rápida y siendo constante, puede irse de la noche a la macha. La popularidad que tengamos o lleguemos a ser capaces de conseguir, será la clave para conseguir ser verdaderos influencers y no fracasar en el intento de ello. No solo vale con subir una fotografía en Instagram o un vídeo en YouTube diciendo cuatro chorradas, debemos ofrecer algo a los usuarios que le hagan aprender o distraerse de su vida.

Dependiendo de lo que haga cada influencer, pertenecen a un tipo u a otro. Los más comunes son aquellos que promueven un estilo de vida sana, los colaborativos, los dedicados a la moda, los gammers, los cocineros, los viajeros y los que publican humor.

Los influencers deben continuamente mejorar. No es una tarea fácil mejorar tu cuenta de Instagram pero la recompensa puede llegar a merecer la pena. Por poner un mensaje en cuentas con más de 10.000 fans se encuentran pagando entre 120 y 150 euros mientras que a gente con medio millón de seguidores, se le puede llegar a pagar hasta 3.000 euros. En YouTube, por aparecer en un vídeo las empresas llegan a pagar hasta 10.000 euros por los que aquellos usuarios que tienen medio millón de suscriptores.

Para ser influencer lo más importante es fijar un objetivo. Antes de arrancar nuestra aventura en la red debemos tener claro que no vale con publicar contenido a lo loco, lo importante es seguir una estrategia definida con nuestros objetivos y marcado hasta donde queremos llegar. Nuestra marca personal es fundamental para convertirnos en influencer, siendo auténticos y evitando las imitaciones a otros pues esto podría perjudicar nuestra credibilidad y autenticidad.

La calidad de los contenidos es importante para conseguir llamar la atención y conseguir que nos sigan. Seguidores de calidad, seguidores que interactúan con los influencers y aportan un gran engagement a la cuenta a través de likes, comentarios, etc. que nos permitirán seguir creciendo. Ser influencer es estar a la última, conseguir reinventarnos para no conseguir morir en la comunidad y tener cabeza sin creernos más de lo que somos, somos personas y creernos más puede suponer un problema rebote posteriormente. La red social es enorme y tiene cabida para todos los públicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.