Connect with us

Gadgets

Impresoras 3D, protagonistas del presente y el futuro

Published

on

En las últimas semanas las impresoras 3D han sido muy comentadas gracias a la labor de muchas personas anónimas que las han utilizado con el objetivo de realizar piezas para combatir uno de los problemas más graves a los que se ha enfrentado el ser humano, la pandemia del COVID-19.

Anteriormente, no se había prestado una gran atención a este producto tan importante para fabricar objetos en tres dimensiones. Una impresora 3D es una máquina capaz de imprimir figuras con volúmenes a partir de un diseño realizado por un ordenador. ¿Qué quiere decir? Que la figura tendrá su ancho, su largo y su alto.

Las impresoras 3D que pueden adquirirse por ejemplo en tiendas online como mastoner.com y los elementos que se necesitan, es algo mágico. Mágico porque con ellas se pueden imprimir productos físicos como una taza de café que podemos diseñar nosotros mismos y utilizarla en ese momento. Mágico porque hasta los objetos más complicados como son las partes de un avión o incluso algunos órganos del ser humano se pueden conseguir con esta herramienta revolucionaría hasta la actualidad. El futuro que depara a las impresoras 3D es abrumador, una auténtica revolución en la tecnología.

¿Cómo funcionan las impresoras 3D?

Las impresoras 3D funcionan de forma muy sencilla, lo que hacen es crear un objeto con sus tres dimensiones a través de capas sucesivamente y conseguir así el objeto deseado.

En un papel se dibujará el objeto deseado, este se digitalizará a tres de un programa de CAD en nuestro ordenador y por último separaremos ese objeto en capas para ser impresas una por una. El proceso que utilizan por capas se denomina “proceso aditivo”. Hoy en día se dispone de escáner 3D que permite sin necesidad de realizar un dibujo a ordenador la impresión de objetos iguales que el que escaneamos, como si fuera una simple foto escaneada e impresa en una impresora normal. En estas impresoras 3D se incorpora un filamento para impresora, un filamento 3D, que son hilos de diferentes materiales como PLA, ABS, PETS que generalmente se encuentran enrollados en una bobinas y durante el proceso de impresión cambia su estado al exponerse al calor y a elementos químicos haciéndolo maleable.

¿Cuánto cuestan las impresoras 3D?

La mayoría de las impresoras 3D caseras pueden conseguirse desde los 200 euros hasta los 800. El usuario deberá tener en cuenta que estas impresoras no son un juguete y que deben tener una adecuada calidad para ofrecer un producto con un acabado perfecto.

Las impresoras 3D ya han empezado a cambiar nuestra forma de vivir tal y como la conocíamos actualmente, con unas grandes ventajas. Destacan por su simplicidad de uso para el consumidor común. Las propias impresoras traen sus instrucciones y es accesible al gran público.

La cantidad de venta de impresoras aumenta año tras año debido también a su gran versatiidad y las diferentes opciones de diseño tan reducidas. Cada vez son más pequeñas y fáciles de transportar por lo cual en el futuro todos tendremos una en nuestros hogares aprovechando en el costo de impresión, transporte y almacenamiento que podemos tener. Es, el presente y el futuro.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: