Inicio Televisión Audiencias Vis a Vis 4×02: “La Fuga”

Vis a Vis 4×02: “La Fuga”

0
Zulema y Saray durante el 4x02 de "Vis a Vis" (Fuente: FOX España)

Vis a Vis ha vuelto. Volvió, de hecho, la semana pasada, con un capítulo no demasiado espectacular, pero que confirmaba las directrices que la serie iba a seguir a partir de ahora: es una serie para entretenerse, para observar atónito cómo las presas de Cruz del Norte sobreviven en una prisión en la que cada día pasa algo más loco. El realismo es algo que ya se dejó atrás en la tercera temporada y que aquí vuelve a faltar, pero ¿hace falta que la serie sea realista, o se disfruta más viendo cada capítulo situaciones surrealistas pero interesantes narrativamente?

Si el espectador está dispuesto a ceder respecto a la credibilidad, disfrutará bastante esta nueva temporada. Si, al contrario, prefiere encontrarse con una historia narrativamente coherente y realista, que busque en otro lado, porque no tiene pinta de que la ficción de FOX vaya a ir por ese camino.

Este 4×02, además de “abrazar el caos”, ha dejado algunos momentos estéticamente espectaculares, el regreso a relaciones que se remontan al comienzo de la serie, y, como no podía ser de otra manera, una Najwa Nimri en estado de gracia.

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS DEL 4×02 DE VIS A VIS

Y si la serie no ha cambiado en cuanto a realismo, tampoco lo ha hecho en cuanto a estructura: los episodios siguen construyéndose sobre los hombros de Zulema y sus interacciones con los demás (especialmente Altagracia), mientras las demás presas siguen con sus vidas por el fondo, pero el añadido de Sandoval como director parece que va a alterar algo este esquema.

Sandoval durante el 4×02 de “Vis a Vis” (Fuente: FOX España)

Si el capítulo anterior terminó con el ¿asesinato? de Mercedes por parte de un Sandoval prácticamente esquizofrénico, este empieza con un montaje bastante bien hecho de lo que es la rutina en la prisión. Este es el tipo de cosas que la serie ha ganado gracias a su paso a la televisión privada, una fotografía cercana al sobresaliente en muchos momentos, una estética mucho más cuidada, y un montaje con personalidad.

El final de la temporada anterior, que tanto dio que hablar, parece que ha pasado algo desapercibido. FOX no ha querido mostrar qué pasó en el coche (de momento), aunque parece que han preferido intentar salir ilesos del lío en el que se habían metido (que durante la promoción de la nueva temporada se publicaran fotografías de Zulema y Saray en la prisión mostró que, efectivamente, no terminaban de confiar en aquel final). Al parecer hubo disparos, dos impactaron en Zulema (sin mayores complicaciones), y alguien encontró después a Saray, y consiguieron salvarla tanto a ella como al bebé.

No estoy seguro de que la serie vaya a profundizar más en esto con el paso de los capítulos, en una decisión que creo acertada después de haber comprobado que aquel final fue un error. Otro error que parecen estar corrigiendo es el arco de Mercedes. Su muerte (parece) ha terminado con su historia, y también con aquella subtrama tan absurda en la que mataba por error a Nerea (Rizos no parece acordarse de ella).  

 Zulema y Saray durante el 4×02 de “Vis a Vis” (Fuente: FOX España)

Uno de los problemas que llevan tiempo condicionando a la serie es la intención que pretende transmitirse de lo dura y lo peligrosa que es la prisión, y ha llegado a un punto en el que es irónicamente contradictorio: los funcionarios, las presas, e incluso el propio Sandoval se llenan la boca hablando de lo dura y exigente que es Cruz del Norte. El director afirma durante el avance del capítulo que viene que “Cruz del Norte será peor que Guantánamo”.

Estas afirmaciones tan rotundas, tan dramáticas, contradicen lo que capítulo a capítulo se ve en la serie: peleas entre presas a las que los funcionarios tardan minutos en llegar, cámaras de seguridad que son bloqueadas por las presas sin que los funcionarios siquiera se den cuenta, fugas insultantemente fáciles, ya no cada temporada, sino cada episodio… Si se pretende hacer una prisión asfixiante, insoportable para las presas, este tipo de sucesos tienen que controlarse.

Si por el lado de los funcionarios no se para de hablar de lo cruel que es la prisión, por el lado de las presas (por lo menos de la protagonista), no se para de hablar de otro tema: la fuga. Zulema no ansía nada tanto como su libertad, y después de fugarse en el último capítulo de la tercera temporada y de intentar fugarse de nuevo durante el traslado en el avión, no tarda ni diez minutos desde que llega a la cárcel de nuevo en volver a pensar en la fuga. Y esta vez, en tiempo récord, organiza junto a Altagracia una fuga más.

Zulema durante el 4×02 de “Vis a Vis” (Fuente: FOX España)

El personaje de Najwa Nimri sigue dando exhibiciones con cada aparición y se confirma como uno de los mejores personajes que la ficción española ha dado en los últimos años. En un episodio en el que cuenta con relativamente poco tiempo en pantalla, sigue demostrando que es el alma de la serie. Su reencuentro con Saray, eso sí, ha sido algo descafeinado (de momento).

El personaje de Altagracia, que ya prometía en la temporada anterior, sigue siendo de los más atractivos en esta cuarta entrega. Si bien, es sorprendente que una funcionaria que ha estado durante siete años trabajando en la prisión sea internada en el mismo lugar, porque, además de que tanto presas como funcionarios quieren quitársela de en medio, es de sentido común pensar que puede conocer absolutamente todos los detalles del funcionamiento de la penitenciaría, algo que ella misma reconoce pero que parece que a nadie más se le ha pasado por la cabeza.

Así, junto a Zulema que, una vez más, se la juega a los guardias, Altagracia consigue escapar de la prisión con una facilidad que asusta, por lo que parece que intentará ayudar a Zulema desde fuera. A pesar de que la escena está bien construida, lo único que podía resultar inesperado era que Altagracia escapara o no, porque todos sabíamos que Zulema no saldría de la prisión en el mismo capítulo en el que llega.

He de admitir que la fuga de Altagracia no la vi venir. Me temía que esta fuga fuera planeada durante toda la temporada, volviendo una vez más a la trama de la anterior tanda de capítulos. Sin embargo, que desde el segundo capítulo una de las presas esté fuera cambia las cosas y puede aportarle a la serie ese toque de frescura que diferencia a esta temporada de las anteriores. Esperemos que, con la fuga de la exfuncionaria, se cierre el grifo de las huidas en la prisión, no porque no sean emocionantes, sino porque ya cuesta recordar cuántas fugas van desde que empezó Vis a Vis, y todas han acabado exactamente igual: con el regreso de las presas fugadas a la prisión, y con la promesa de los funcionarios de que las cosas van a cambiar.

Altagracia durante el 4×02 de “Vis a Vis” (Fuente: FOX España)

El capítulo, además de tocar todos estos frentes, tiene tiempo también para plantear un posible regreso de la relación entre Rizos y Saray, (que sería un acierto salvo si se utilizara para condicionar el retorno de Macarena, como se hizo con Nerea en la temporada anterior), y consigue que los 45 minutos de duración se pasen volando, pese a que algunas tramas no son demasiado relevantes, y que aún no sabemos nada del personaje de Maggie Civantos.

En conclusión, este 4×02 de Vis a Vis parece mostrar una de las bazas principales de esta nueva temporada, y profundiza algo más en el desarrollo de algunos personajes secundarios. Hay algún movimiento inesperado (la fuga con éxito de Altagracia tan pronto), que en breve veremos cómo condiciona a la prisión. Pese a que falta Maggie Civantos, Vis a Vis sigue siendo un espectáculo continuo y muy entretenida de ver, aunque haya algunos vacíos argumentales grandes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.