Inicio Actualidad San Sebastián 2019: “Zeroville”, de James Franco, trae la polémica al Festival

San Sebastián 2019: “Zeroville”, de James Franco, trae la polémica al Festival

0
Cartel del Festival / Fuente: Festival de San Sebastián

En el tercer día de festival, pudimos disfrutar del último trabajo de Sebastián Borensztein, “La odisea de los giles”, de la premiada en Cannes (y analizada aquí) “Parasite”, de Bong Joon-ho, y de la película que más ha dado que hablar hasta ahora, “Zeroville” de James Franco.

“La Odisea de los Giles”, lo último de Borensztein (director de ‘Un cuento chino’ o ‘Kóblic’, ambas con Ricardo Darín como protagonista), presenta a un grupo de amigos argentinos que sufren un duro golpe a sus aspiraciones el día que estalló la crisis que azotó Argentina en 2001. Los personajes, liderados por el propio Darín pero sin excesivo protagonismo respecto al resto, ven cómo su sueño de montar una cooperativa juntos se esfuma cuando un banquero les insta a mover su dinero justo el día antes del inicio de la crisis. Tras el estallido de esta, y con el ‘corralito’ impuesto, los amigos, auto denominados ‘giles’ (aquellas personas ingenuas, buenas, que son continuamente superadas por aquellos que carecen de escrúpulos), ponen en marcha un plan para recuperar su inversión del hombre que les estafó.

Copyright: Festival San Sebastián

Borensztein dirige una comedia entretenida, atractiva y en la que es fácil entrar. Ricardo Darín y el resto del reparto (Chino Darín, Luis Brandoni, Carlos Belloso o Rita Cortese, entre otros) encarnan a unos personajes carismáticos, agradables, que consiguen que empaticemos con ellos y con su causa. No se corta a la hora de dotar a la cinta de ciertos toques dramáticos o de necesaria crítica social a aquellos tiempos que vivió Argentina, pero lo que predomina en todo momento es el buen humor y la química entre los personajes. Es imposible no salir del cine con una sonrisa después de ver ‘La odisea de los Giles’.

Mucho más revuelo levantó ‘Zeroville’, la última cinta de James Franco, que ya venía envuelta en polémica desde antes de su estreno. Para empezar, la película llevaba rodada casi cinco años, lo cual no suele ser una buena señal. Pero además, y apenas dos días antes de su estreno en San Sebastián como parte de la Sección Oficial (y candidata a la Concha de Oro), la dirección del festival anunció su retirada como parte del concurso. El motivo fue su estreno en territorio ruso, cuando las normas del Festival impiden el estreno de una cinta a concurso en salas fuera de su país de producción.

‘Zeroville’ es difícil de clasificar. Ambientada en 1969 (curioso su estreno después de la excelente ‘Érase una vez en Hollywood’, en cines desde hace dos meses), es un viaje loco por Los Ángeles siguiendo a Vikar, un hombre que acaba de descubrir la magia del cine y llega a la ciudad primero como asistente de decorados y después como montador.

Copyright: Festival San Sebastián

En ‘Zeroville’ vemos al Franco más desinhibido, completamente desatado; acompañado de los clásicos de sus cintas (Seth Rogen, por ejemplo), y de una Megan Fox cuyo papel también ha dado que hablar. Como ya hizo Tarantino en su última obra, por la ciudad de Los Ángeles desfilan personalidades del séptimo arte, se respiran películas, sólo que en este caso las referencias son las mismas que podría hacer un estudiante de cine que está empezando a introducirse en el mundillo: Coppola durante el rodaje de ‘Apocalypse Now’, Spielberg, George Lucas, ‘Cabeza Borradora’ de Lynch,Casablanca’, ‘La pasión de Juana de Arco’ o ‘A place in the sun’, entre otras.

El objetivo de James Franco, lejos de homenajear una época dorada de Hollywood, ha sido jugar con el montaje, con la continuidad (a la que su personaje le dedica una frase en repetidas ocasiones durante la cinta: “Fuck continuity!”), y a ver cuánto eran capaces de aguantar los espectadores en la sala. Para algunos, una genialidad al nivel del Oliver Stone de ‘Asesinos natos’, para otros -la mayoría-, una tomadura de pelo.

Por último, y para levantar algo los ánimos en el Teatro Principal, se proyectó ‘Parásitos’, Palma de Oro en el Festival de Cannes. Un final excelente para el tercer día de Festival.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.