Inicio Televisión Audiencias Vis a Vis 4×04: “Mamá”

Vis a Vis 4×04: “Mamá”

0
Fotograma del 4x04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Después de las vacaciones, volvió Vis a Vis con su cuarto episodio, cosechando datos similares a los del resto de la temporada, pese a tener que competir con el estreno de “La Voz” en Antena 3: 153.000 espectadores y 0.8% de share

Vis a Vis volvió del parón navideño con más fuerza que nunca, ofreciendo un episodio que, literalmente, se pasó en un suspiro. Sin embargo, hubo tiempo para todo: tensión, drama, un ritmo altísimo, y un montaje excelente. La nueva incorporación encaja mejor de lo que esperábamos y, durante gran parte del capítulo el desarrollo es verosímil, hasta llegar unos minutos finales en los que el ritmo es frenético.  Este 4×04, es, probablemente, el mejor capítulo de lo que llevamos de temporada y va a ser, sin ninguna duda, un punto de inflexión para muchos de los personajes principales.

Por si no los has leído, te dejamos aquí los análisis de los episodios anteriores:

Análisis del 4×01

Análisis del 4×02

Análisis del 4×03

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS DEL 4X04 DE VIS A VIS

Tras cuatro episodios, parece que Vis a Vis ha vuelto de verdad. Después de un regreso algo descafeinado, la ficción de FOX ha emitido un episodio que sí cumple con lo que los fans pedían: tensión, ritmo y sucesos que pongan contra las cuerdas a personajes que parecen tenerlo todo siempre controlado. Empecemos por el principio.

Con el final del 3×03, se nos mostró claramente cuál sería la principal baza de Sandoval y de los suyos para encontrar a Altagracia; una baza, que, si bien podía parecer forzada, FOX ya se encargó de introducir en su especial un año atrás para cubrirse las espaldas (de forma bastante acertada, la verdad). Sea como fuere, la presencia de Fátima, la hija de Zulema, iba a agitar la convivencia en una prisión en tensión constante. Sandoval cree tener la sartén por el mango y eso se nota en el principio del capítulo, cuando organiza una inspección nocturna en la que despierta a todas las presas (es importante mencionar el hecho de que Rizos estaba protegiendo a Fátima por ser nueva desconociendo que era la hija de Zulema), y revuelve todas sus pertenencias después de citarlas en el centro de la galería.

Es allí cuando Sandoval explica una vez más las nuevas normas (registros sorpresa, noches en aislamiento seleccionadas al azar…) y delata a la nueva interna delante de todas, poniéndole una diana en la espalda. No sólo encarga a Fátima ser ella quien elija quién pasará las noches en aislamiento, sino que deja bien claro que es la hija de Zulema, de aquella a quien todas ven ahora como la enemiga.

Fotograma del 4×04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Con este acto, comienza una sucesión de intercambios de golpes entre Sandoval y Zulema que no acabarán hasta el final del capítulo y que nos dejará algunas de las mejores secuencias de la temporada.

A la mañana siguiente, en las duchas, se produce el primer incidente de los muchos que estarían por llegar para Fátima, aunque esta vez es Rizos quien consigue salvar a la joven de Goya mientras Zulema intenta no mostrar debilidad, lavándose los dientes impasible mientras Goya intenta abusar de su hija.

Otro momento relevante del episodio es el enfrentamiento entre Saray y Zulema. Después de llegar a las manos en el capítulo anterior, y de que Saray vendiera a Fátima para salvar a Rizos, Zulema se enfrenta públicamente a su antigua amiga, culpándola de “matar” a su hija al revelar su identidad, y amenazándola diciéndole que “enterrarán a sus hijas juntas”. Estas palabras calan en Saray, que aunque es consciente de que la hija de Zulema no tiene culpa de los actos de su madre, está segura de que hizo lo correcto para salvar a su amiga. Sus compañeras (Rizos, Tere, Sole), que no conocen todos los hechos, no comparten su opinión.

Además, pese a que no tiene demasiada relevancia en el episodio, descubrimos que Zulema está detrás de una subvención de dos millones de euros dedicada al cuidado del bebé de Saray. Habrá que ver cómo evoluciona este arco ahora que Zulema sabe que Saray vendió sus secretos a Sandoval.

Fotograma del 4×04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

La relación de Zulema con su hija pasa por muchas fases durante el episodio. Ya comentamos que sería interesante ver el comportamiento de Zulema ante una situación de este tipo. Nunca la vimos empatizar con nada, con nadie, pero, como dijo Sandoval, hasta los animales sienten la necesidad de proteger a sus crías. Como si lo hubiera oído, Zulema, en su primer encuentro público con su hija en el comedor, le deja bien claro que por encima del instinto materno está el de supervivencia, y le asegura que no quiere saber nada de ella. Sin embargo, no puede evitar llorar ante la situación, en la que es, probablemente, la primera muestra de debilidad de Zulema en toda la serie.

Pese a lo que podría indicar esta conversación, madre e hija no tardan en volver a encontrarse, y mantienen una conversación que, aunque breve, resulta reveladora: Zulema se muestra más cercana, le dice que la quiere, que pase lo que pase es su hija, y le da lecciones que, si bien no son probablemente las típicas que te da tu madre, sí son las que una madre como Zulema daría, y más en una prisión. La presa insta a su hija a que ataque a Goya delante de todos, para marcar territorio, para mostrar quién manda. Fátima, que lleva sin ninguna duda los genes de su madre aunque aún carezca de su picardía, acepta el consejo y recibe, como primer regalo de su madre, el arma que ya improvisó la temporada pasada, una especie de puño americano con huesos de gallina en los nudillos. Tras la entrega, Zulema admite que será una pena no poder estar delante para ver cómo su hija da el paso.

Fotograma del 4×04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Escuchar esta frase sorprende, ya que no terminamos de comprender a qué puede referirse. ¿Prefiere mantenerse alejada del conflicto o es que planea algo más? Con Zulema siempre se trata de la solución más complicada, aunque en este caso se trate de – sorpresa – una nueva fuga, algo que ya han demostrado que en Cruz del Norte es insultantemente fácil conseguir.

Altagracia, tras la surrealista escena en el capítulo anterior en la que intenta acabar con Castillo, pone en marcha la segunda parte del plan: secuestrar a la ex mujer de Sandoval, misión que, lógicamente, resulta ser más sencilla. Mientras la mexicana cumple con su misión, en la prisión se lleva a cabo una reunión de urgencia evaluando a la fugitiva, a la que describen como lo peor de lo peor: Altagracia ha robado, asesinado, traficado, y liderado secuestros exprés, habilidad que, casualmente, es “su especialidad”. Lo que cualquier espectador se plantea en este momento es “¿por qué alguien así termina siendo la jefa de seguridad de una prisión?”. Afortunadamente, encontramos en Palacios, el más sensato de los guardias, las mismas inquietudes. Sin embargo, la respuesta de Sandoval, que alega que “es precisamente lo que buscaban para controlar a las presas”, se antoja insuficiente.

La reunión es interrumpida por la llegada de un paquete para el director. Sin dudarlo, se dirige a su despacho en el que encuentra, lejos de un dedo o una oreja como la violencia de la presa podría hacernos prever, una muñeca con la foto de su mujer pegada en la espalda. En cuanto el director se da cuenta de la situación, se pone en marcha el proceso mediante el cual Zulema quedará en libertad a cambio de liberar a la rehén.

Fotograma del 4×04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

Sin ningún impedimento, Zulema y Hierro se montan en un coche sin destino fijo. A mitad de camino, la presa obliga al funcionario a desvestirse para comprobar que no lleva micrófonos, y después de hundirle al destapar su pasado traumático, le abandona en la carretera mientras se lleva su coche.

Cuando parece que la fuga va a terminar con éxito, y que Altagracia va a liberar a la ex mujer de Sandoval, unos pinchos colocados por la policía en medio de la carretera detienen en seco a Zulema, que vuelve a ser detenida. Altagracia, al teléfono tanto con la presa como con Sandoval, no tiene más remedio que cumplir su promesa de lo que pasaría si el director de la prisión incumplía su parte del trato. Mientras, en Cruz del Norte, Fátima se dispone a obedecer a su madre y ataca a Goya, que reacciona sorprendentemente rápido y no sólo desarma a la joven, sino que la lanza por la barandilla, dejándola inconsciente.

De esta forma, en los últimos segundos se intercalan las secuencias en las que la ex mujer de Sandoval muere ahogada, Fátima cae mientras Saray y Rizos intentan salvarla, y tanto Zulema como Sandoval gritan de rabia por lo mal que han terminado saliendo sus respectivos planes. El montaje en esta última secuencia es espectacular, y deja la situación interesantísima para las próximas semanas.

Fotograma del 4×04 de Vis a Vis (Fuente: FOX España)

En conclusión, este cuarto episodio es, probablemente el más completo y el más emocionante de lo que llevamos de la temporada, y ofrece momentos estelares de varios de los personajes principales. ¿Qué pasará con Zulema ahora que Sandoval no tiene nada que perder? ¿Cómo reaccionará cuando se entere de lo que le ha pasado a su hija? Sin duda, lo que está por venir promete emociones fuertes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.