Inicio Ocio ‘Homecoming’: el sello Sam Esmail

‘Homecoming’: el sello Sam Esmail

0
Cartel Promocional

Desde el pasado 2 de noviembre esta disponible en versión original con subtítulos en castellano ‘Homecoming’, la nueva serie de Sam Esmail, creador de ‘Mr. Robot’, protagonizada por la dama de América, Julia Roberts.

Basada en el podcast de Eli Horowitz y Micah Bloomberg estrenado en 2016 con nombre homónimo, llega a Amazon Prime Vídeo esta adaptación sobre un grupo de trabajadores en una agencia gubernamental secreta. El guion, escrito por los mismos creadores junto a Sam Esmail (Mr. Robot), que también ejerce como director, nos lleva por todo un drama de misterio donde la paranoia y las revelaciones están a cada vuelta de esquina. Una primera tanda de 10 episodios (con una segunda ya confirmada) que se desarrollan con magnetismo y velocidad, asentando las bases de un misterio gubernamental aún mayor.

Y, ¿de qué va Homecoming?

Heidi Bergman es una trabajadora social que acaba de comenzar un nuevo empleo en Homecoming Transitional Support Center. Se trata de una clínica especializada en la reinserción de soldados estadounidenses en la sociedad tras venir de la guerra. Heidi conectará de inmediato con uno de sus nuevos pacientes, Walter Cruz. A partir de él, Heidi comienza a descubrir a lo que de verdad se dedica la empresa en la que lleva unos meses trabajando.

Cuatro años en el futuro, un auditor del departamento de defensa se pone a investigar una queja anónima sobre Homecoming. Descubrimos que Heidi no recuerda nada de lo que sucedió allí. Tampoco sabemos que ha sido de la empresa. Poco a poco, intercalando momentos temporales, vamos descubriendo que ha sucedido en la empresa, y como Heidi tiene que lidiar con un jefe siempre ausente y falto de sentido común ¿Por qué Heidi trabaja como camarera en el presente? ¿Por qué no se acuerda de nada? ¿Qué es Homecoming?

Imagen de Vulture
El sello de Sam Esmail

Si alguien es seguidor de Mr. Robot, sabrá de sobra que Sam Esmail tiene un sello propio. El gusto por la simetría, por las tomas y composiciones remarcadas. El estilo de Esmail te salta de inmediato a la cara tras llevar tan solo unos minutos de visionado. Enfoques desde arriba, planos visuales que evocan al mismo Hitchcok y esos títulos de pantalla enormes. Al igual que en Mr. Robot, el estadounidense es la perfecta elección para crear una verdadera vibración de paranoia y desconfianza. Es tan solo su estilo el que eleva Homecoming un peldaño más que cualquier otro thriller gubernamental.

Imagen de Amazon Prime Vídeo
Revolucionando el formato

Esmail juega con el formato televisivo en dos aspectos: la duración y el estilo.

La serie esta ambientada en dos momentos temporales diferentes, uno en 2018 y otro en 2022. El espectador sabrá siempre en que tiempo nos situamos gracias al formato de secuencia que esta presenciando. Mientras en 2018 todo esta retratado en 16:9, el estándar televisivo actual, la secuencias del año 2022 están encuadradas en formato vertical, como si se hubieran grabado con un teléfono móvil. Es una curiosa forma de situarnos en el futuro, donde suponemos que la tecnología móvil ha arrasado con todo. Así Esmail nos planta en el futuro encerrado, como su protagonista, sin apenas darnos cuenta.

Pero la serie también es revolucionara al apostar por episodios entre 25 y 30 minutos. Pocos dramas, por no decir casi ninguno, abordan sus historias de esta forma. Un formato tradicionalmente asociado al genero de comedia, pero que le viene como anillo al dedo a este drama. Un tiempo de ejecución suficientemente corto como para mantener la tensión cada segundo y generar tantas preguntas como respuestas por minuto. Los capítulos de la serie se centran en los tres protagonistas al máximo, los exprime, y no se pierde en inútiles diatribas. Y la verdad, es de agradecer.

Imagen de Squire
Elenco de lujo

Poco se puede decir al respecto. Ver a Julia Roberts en el cartel de Homecoming impacta. Atrae. No es por nada, pero el debut televisivo de la actriz estaba puesto para esto. Y lo hace muy bien. Roberts juega con esa dualidad de su personaje, entre confiada y compasiva, entre confundida y segura. Juega sobre seguro Stephan James como Walter. El soldado transmite mucho con poco, genera confusión y la conexión con Roberts es palpable. Y cierra el genial elenco principal el hiperactivo Bobby Cannavale. El actor, que ya me conquisto en Mr. Robot, interpreta un personaje deshonesto y manipulador de los que tanto gustan. Y cierra el duelo de protagonistas Shea Whigham como el auditor dudoso. Completa el genial casting Sissy Spacek como la madre de Heidi, Alex Karpovsky como otro terapeuta de Homecoming y Marianne Jean-Baptiste como la madre de Walter.

Imagen de Amazon Prime Vídeo

En definitiva, es un buen thriller gubernamental, que genera tensión y misterio en cada minuto de sus 10 episodios. Aunque la temporada cierra bastante la trama principal, quedan algunas respuestas por ver en la segunda entrega ya confirmada ¿Qué ocurrirá en Homecoming?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.