Connect with us

Series

El ministerio del tiempo 4×04: La memoria del tiempo

Published

on

En el ecuador de la temporada, el capítulo consigue dar un giro dramático que marca un antes y después en la serie. 

Todos los espectadores se quedaron con la boca abierta en la noche del martes al ver una nave voladora de estilo steampunk sobrevolando a nuestros protagonistas.  Pero no nos adelantemos, aún hay mucho que comentar antes de llegar a eso.

Los primeros minutos del episodio fueron una brillante demostración de cultura pop, con el propio Velázquez (Julián Villagrán) pululando por el Museo del Prado al ritmo del trap Velaske, yo soi guapa? que se hizo viral en 2018. Cuando llega a la sala de Las Meninas, estas desaparecen. Paralelamente, Picasso (Toni Zenet) tiene aparentes problemas para pintar el Guernica.

RTVE

Mientras que Alonso descansa en su casa después del balazo recibido en el capítulo anterior, el equipo da la bienvenida de nuevo a Julián (Rodolfo Sancho), que se va junto a Lola (Macarena García) al Prado del 37 para intentar cazar a los ladrones cometiendo el delito. En el París del 37 Pacino (Hugo Silva), Velázquez e Irene (Cayetana Guillén Cuervo) se hacen pasar por periodistas y entrevistan a Picasso en un intento de sacarle información.

Los dos equipos

Estos tres interpretan la parte más dinámica, divertida e interesante de la trama, ya que por una parte cuentan con Velázquez como gran parte del alivio cómico (irritando a Pacino en casi todas las escenas) y por otra, dejándonos echar un vistazo al París de los años 30 donde cientos de españoles inmigrantes encontraban un lugar donde esconderse de la guerra que se gestaba en nuestro país. Además, hemos podido conocer a dos figuras importantes, la cantante Josephine Baker (Astrid Jones) y la ilustre Clara Campoamor (María Morales), una de las más importantes sufragistas españolas cuya lucha logró el voto femenino en el 31.

RTVE

Tras una serie de investigaciones los equipos logran descubrir al ladrón: se trata de Díaz Bueno (Francesc Orella), un antiguo aliado de Lola y enemigo del ministerio, que supuestamente estaba en una institución mental. Aun impactados por la extraña reaparición de este personaje consiguen recuperar los cuadros.

Entonces se produce el incidente del que hablaba al principio, una estrambótica nave capitaneada por Díaz Bueno secuestra a Lola. En su interior le indica que para viajar en el tiempo con él y no envejecer en el intento deben de compartir un fluido blanco.

RTVE

Los paneles de control de la nave parecen sacados de una película de ciencia ficción de los años 40 pero sinceramente, le sientan bien ser tan caricaturescos. Esperamos saber más de su funcionamiento en los próximos episodios y como la incursión de una máquina del tiempo afecta a la labor del ministerio.

Ya se ha encargado Javier Olivares en su cuenta de Twitter de aclarar que no se trata de ninguna TARDIS a la española, sino del Anacronópete, la máquina del tiempo original escrita por Enrique Gaspar en el año 1887 en la novela del mismo nombre.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: