Connect with us

Actualidad

Zapatero pide “mayor participación” de las fuerzas independentistas

Published

on

El ex presidente del Gobierno se postula a favor de un mayor acercamiento del grupo indepedentistas en las instituciones del Estado.

José Luis Rodríguez Zapatero ha sido uno de los presidentes del Gobierno de España que más controversia han causado en nuestra joven democracia. Ayer se celebró el día del Orgullo LGTBI. Era momento idóneo para recordar una de las medidas más exitosas promovidas por el Ejecutivo socialdemócrata. Algunas fueron  la aprobación de la ley del matrimonio igualitario. También podemos destacar la nueva ley contra la violencia de género, la ley de independencia e incluir la materia Educación para la Ciudadanía. Sin embargo, no completó su ambicioso programa electoral.

Su talón de Aquiles estuvo en Cataluña. Meses antes de las elecciones celebradas tras el fatídico 11M, viajó a Cataluña para apoyar al PSC. Dicha fuerza política pretendía desbancar a la impronta pujolista en el Parlament. La baza a jugar es descrita en esta frase: “apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán”.

Incongruencias del nuevo Estatut

Hizo lo propio con el nuevo Estatut, iniciando una recogida de firmas y recurrió ante el Tribunal Constitucional. Dicho organismo le dio la razón a la formación conservadora debido a la “inconstitucionalidad” de algunos los siguientes artículos:

  • Artículo 6 que indica que el catalán es la lengua preferente de las Administraciones públicas
  • Artículo 76: se rechaza que el Consejo de Garantías Presupuestarias vele por la adecuación de las disposiciones de la Generalitat al Estatuto, tenga carácter vinculante en decisiones sobre proyectos de ley y proposiciones de ley
  • Artículo 97: el tribunal niega que el Consejo de Justicia de Cataluña actúe con independencia del Consejo General del Poder Judicial, como órgano de gobierno del poder judicial en Cataluña
  • Artículo 100: El Constitucional rechaza que aquellos actos del Consejo de Justicia de Cataluña “dictados en el ejercicio de competencias de la Comunidad Autónoma» estén excluidos de un posible recurso ante el CGP.

Este cúmulo de negativas ante hipotéticas líneas rojas constitucionales caldearon en mayor medida los ánimos del nacionalismo catalán. Zapatero se situó en el foco de la diana. Al fin y al cabo, una de sus promesas electorales no llegó a buen puerto. El propio Zapatero aclaró que no esperaba dotes inconstitucionales en dicho documento.

A pesar de los errores, el ex presidente no ceja en su empeño de utilizar el diálogo como principal vía democrática. Esta mentalidad le ha llegado a considerar la importancia de incluir ministros de partidos independentistas. Sin duda, la pluralidad de ideas es una de las bases de la Democracia.

“Algunas veces se ha dicho, ‘a ver si hay ministros de partidos catalanes, de partidos independentistas, nacionalistas’… Quizás tenga que ser el momento en que esto llegue y se supere y veamos una nueva perspectiva de las cosas. Llega un momento en que tendrá que haber una participación más activa de las fuerzas políticas hoy independentistas en un futuro proceso de gobierno en España”, ha afirmado.

“Nos tenemos que conocer más, dedicar un poco más de tiempo a la serenidad del diálogo. Lo asumiremos en algún momento las dos partes, no hay otro destino que entenderse y llegar un día y firmar una acuerdo. Mejor o peor. Tendremos un acuerdo”, ha querido añadir.

¿Y la derecha está libre de pecado?

Pero es importante recordar que la concordia se ha visto sensiblemente alterada con el auge del independentismo en las instituciones públicas. El 1-O abrió una gran brecha que se ha perpetuado en el Gobierno central. La anterior legislatura de Pedro Sánchez acabó en convocatoria de elecciones en su deseo. El detonante fue no ceder ante un hipotético referéndum en tierras catalanas.

Por otra parte, los partidos liberales y derechistas continúan lanzándose a la yugular del vigente gobierno progresista. Una de las razones es haber aprovechado su influencia en el Parlamento para haber sacado adelante sus intereses gubernamentales.

Curiosamente, el PSOE no ha sido el primer partido que ha optado por realizar concesiones a Cataluña por necesidades partidistas. A finales del siglo pasado, José María Aznar se estrenaba como Presidente del Gobierno. Para ello, el Partido Popular dio la mano a CIU y Jordi Pujol gracias al Pacto de Majestic.

En dicho acuerdo, el Gobierno de España transfirió a la Generalitat de Cataluña, y al resto de CC.AA, el 33% de la recaudación del IRPF (González lo había fijado en el 15 por ciento), el 35% de la recaudación del IVA (que hasta entonces era exclusivo del Gobierno) y el 40% de los impuestos especiales.

Otra de las medidas más llamativas fue darle a los Mossos d´Esquadra el control de las carreteras de Cataluña. Por si esto fuera poco, el gobierno aznarista no renunció a reclamar la Ley de Política Lingüística para discriminar a los catalanes castellanoparlantes.

Puertollano (1997).Tras haber vivido una experiencia periodística corta, pero intensa, en medios digitales deportivos como SoyMotor, VIP Deportivo, Why Not Magazine y su blog "Mi humilde opinión", se incorpora a TimeJust con la finalidad de difundir el valor cultural en el periodismo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: