Connect with us

Actualidad

Universitarios desde casa: correos, notificaciones y fechas

Published

on

Ante esta situación extraordinaria, los estudiantes también nos hemos tenido que adaptar a mecanismos de estudio extraordinarios.

Correos, notificaciones y fechas de trabajos en el aula virtual, el día a día de esta rutina de estudio a distancia que nos hemos visto obligados a aceptar millones de estudiantes en España. Rutinas que para algunos son muy difíciles de llevar, pues al no tratarse de clases presenciales, muchos alumnos caen en la desorganización y en la pereza que suscita tener la cama o el sofá al lado de tu lugar de trabajo o estudio.

Hemos pasado de levantarnos, vestirnos, salir de casa para llegar a un aula con decenas de compañeros y compañeras, de las conversaciones entre clase y clase, de preguntar dudas mirando a los ojos al profesor, a sentir las limitaciones de la comunicación online. Ahora nos levantamos algunos más tarde que pronto, culpa de los trasnoches frente al móvil o viendo la serie que toca, nos ponemos nuestras más cómodas galas y nos sentamos horas y horas frente a un ordenador. Con un poco de suerte, algún profesor se digna a mostrarnos su cara tras la pantalla y nos dice que entiende nuestro agobio en estos momentos. Sin embargo, hay otros a los que la comunicación con sus alumnos parece no interesarles, a no ser que sea a través de un nuevo “pin, pin” que anuncia una nueva tarea en tu correo.

Somos muchos los que nos sentimos agobiados ante esta situación extraordinaria, ante el continuo bombazo informativo, y ante la incertidumbre que genera la paralización de nuestra vida. Los estudiantes ya no podemos pisar nuestros campus en lo que queda de curso, salvo algunos para hacer un examen, que tampoco será en circunstancias normales. Pero tenemos que seguir haciendo tareas y estudiando porque el curso académico sigue desde casa. Lo mínimo que exigimos es claridad por parte de las instituciones y de nuestras universidades para saber qué pasará con nuestras evaluaciones, para asegurarnos de qué no estamos invirtiendo mal el tiempo. Las universidades y los docentes deberían agilizar todas las herramientas posibles para que los alumnos trabajen adecuadamente desde los escritorios de sus habitaciones, sin sobrecargar nuestro correo, pues hay días en los que el rendimiento no es el óptimo, y necesitamos desconectar, invertir el tiempo también en nosotros mismos y en nuestras familias.

Creo hablar por la mayoría cuando afirmo que somos conscientes de que es momento de sacrificios, pero también de empatía y de acercarnos a esa comunicación horizontal que muchos estudiantes pedimos a nuestros profesores.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: