Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Meritocracia: sobre lo del esfuerzo y el progreso

Desde pequeña me han inculcado el valor del esfuerzo y del trabajo duro. Mi familia y mis profesores me prometían sin parar que si estudiaba y daba todo de mí, conseguiría un buen trabajo y la vida de mis sueños.

En la ESO me decían que tenía que esforzarme para poder tener una buena base en bachillerato. Una vez llegué a esos dos cursos solo había un mantra: estudia para sacar buena nota en selectividad y hacer la carrera que quieras.

Cumplí mi parte del trato, estudié, saqué buena nota y entré en la carrera que quería. Por fin parecía que iba a encontrar una recompensa a todo el esfuerzo y a empezar a disfrutar de los estudios sin presiones. Pero pronto me di cuenta de que no. Ahora esas voces que me instaban a esforzarme habían multiplicado sus sugerencias: no te conformes con la universidad, haz algún curso, busca algún trabajo aunque sea no remunerado para hacer curriculum, intenta conseguir alguna beca de colaboración.

Cuando acabé la carrera supuse que por fin llegaría esa parte en la que disfrutaba del resultado de tantos esfuerzos. Me di cuenta de que no era así. Que todas las horas de estudio, los fines de semana en la biblioteca y los malabares para compaginar cursos, prácticas y la universidad no han servido para nada. Porque mi curriculum podrá ser maravilloso, pero no me ayuda mucho cuando en InfoJobs las empresas lo descartan antes siquiera de abrirlo.

Ahora estoy estudiando un master. No porque sea la formación de mis sueños, sino porque después sacarme dos carreras y hacer tropecientos cursos, la única forma de firmar un contrato ha sido mediante un convenio de prácticas con la universidad.

En todo este tiempo ni tan siquiera conseguí que me llamaran de Zara, ese sitio donde últimamente parece que es muy fácil escalar y llegar a un buen puesto. Y sí, claro que es lo normal que una hija herede la empresa de su padre. Lo que no es normal es que intenten vendernos a Marta Ortega como ejemplo de esfuerzo y superación de una chica que empezó doblando camisetas y ahora dirige Inditex. Porque no, no ha llegado tan lejos gracias a su buen hacer como dependienta.

A los jóvenes que estamos en el limbo entre los millenials y los centenials, a esos que nacimos a finales de los 90 y que solo recordamos una crisis continua desde que teníamos 10 años, nos prometieron que el mundo estaría a nuestros pies si nos esforzábamos lo suficiente. Pero ahora que ha llegado el momento de recoger los frutos de tanto esfuerzo nos encontramos con otra crisis más y unas administraciones públicas que se olvidan de nosotros. Nos encontramos con una de las tasas de paro juvenil más altas de Europa y con los alquileres disparados. Ya ni tan siquiera nos permitimos soñar con independizarnos antes de los 30 porque sabemos que eso es completamente imposible.

Tampoco nos podemos quejar de nuestra situación porque estamos hartos de que siempre aparezca algún adulto a regalarnos el consejo vital de que si nos esforzamos mucho al final la vida nos irá bien. Porque ni tan siquiera tenemos 25 años y ya estamos cansados de los problemas estructurales de esta sociedad. No tenemos salud mental ni expectativas en la vida, solo la promesa de un futuro mejor si nos esforzamos lo suficiente.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: