Política Política Nacional

Salomón y la gran coalición

Las formaciones dirigidas por Sánchez y Casado están siendo espoleadas desde el poder económico en aras de la gran coalición. La banca, la patronal y los principales actores financieros quieren un acercamiento para alejar a Unidas Podemos de las decisiones troncales.

Dijo el rey Salomón, según la Biblia, que prácticamente cualquier idea tiene un precedente en la historia: “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y no hay nada nuevo bajo el sol”. Algo similar ocurre en política, cuyos ciclos se repiten al antojo de quienes mueven los verdaderos hilos desde los umbríos despachos del poder.

Entonces, no hay nada nuevo, diría Salomón, en que las presiones para construir una gran coalición en España, como el Guadiana, aparezcan y desaparezcan. Desde que el escenario político se fragmentase con la irrupción de las nuevas fuerzas, el establishment ha temido perder parte del control en una situación de crisis como la actual. Sin embargo, cuando llega la ‘hora H’, la máquina del fango empieza a funcionar.

No hizo falta pensar en una reconstrucción poscoronavirus para que saltaran las alarmas por el primer gobierno de coalición (además, en la centro-izquierda) de la democracia española. Desde el pasado mes de diciembre, algunos medios de comunicación empezaron a animar la llama del pacto entre Partido Socialista y Partido Popular. Los indicadores presagiaban una desaceleración y la presencia de Unidas Podemos en el Ejecutivo ya irritaba en varios sectores tiempo antes de la pandemia.

Ctrl+Z y vuelta a empezar

Ahora, con la reconstrucción social y económica en el punto de mira, los ojos vuelven a estar puestos en las dos principales formaciones. Pese a los acuerdos entre Ciudadanos y PSOE, el verdadero anhelo de Garamendi o Botín no es otro que la gran coalición. El grupo de Sánchez ya ha dado varios pasos en esa dirección, a modo de gestos, como en la marcha atrás ante el impuesto a las grandes fortunas.

También se ha desdicho del pacto con EH Bildu y ha votado en contra de la enmienda para derogar la reforma laboral. Simancas pidió este miércoles deshacer la votación, como si se tratara de un atajo de teclado para eliminar un error y dejar el documento en blanco. El propósito de acercarse al Partido Popular y buscar el consenso mayoritario sin concreción programática está siendo duramente penalizado por sus socios de investidura. Todo ello se suma al rechazo hacia la comisión de investigación por las finanzas de Juan Carlos I, algo que tampoco fue bien recibido por Errejón, Rufián y compañía.

Los movimientos del PSOE, por ahora, no están consiguiendo el efecto deseado en ninguno de sus frentes. El PP, aunque más predispuesto que hace semanas, continúa exigiendo una bajada masiva de impuestos para sentarse a negociar un gran pacto. Mientras, en ERC, Unidas Podemos y Bildu esperan acontecimientos para saber por dónde soplará finalmente el viento desde Ferraz.

Distintas vías de reconstrucción

Pedro Sánchez y los suyos tendrán que aclarar cuál prefieren que sea el camino hacia la reconstrucción del país en la crisis provocada por la Covid-19. La primera opción pasa por un acuerdo con Casado y, en consecuencia, con un sector que ahogó a la clase trabajadora desde 2011 en connivencia con la Troika y sus intereses. La segunda opción es la que plantearía un escenario más coherente en relación a la coalición con Unidas Podemos.

A falta de conocer quiénes son los verdaderos socios naturales del Partido Socialista, el poder económico sigue presionando con fuerza. Si es la primera vía la que acaba viendo finalmente la luz, el Gobierno de coalición quedará en un esbozo de lo que pudo ser y no fue.  Y es que ya lo dijo el Príncipe de Lampedusa en la famosa novela El Gatopardo: «A veces es necesario que algo cambie para que todo siga igual». Hasta el mismísimo rey Salomón daría fe.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: