Inicio Actualidad Rivera habla de un ‘Plan Sánchez’ perpetuado por “la banda” y de...

Rivera habla de un ‘Plan Sánchez’ perpetuado por “la banda” y de una España sectaria

0

Albert Rivera acudió al debate de investidura de este mismo lunes con la intención de pedir respeto a sus votantes y de dejar claro que no apoyará la investidura.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, compareció esta tarde al debate de investidura justo después de la intervención de Pablo Casado y para confirmar su “no” a Sánchez. Anteriormente, Pedro Sánchez había hecho un llamamiento al Partido Popular de Pablo Casado para que se abstuviese y así facilitar la formación del gobierno lo antes posible.

Comenzó hablando de un “discurso falso”, del “Plan Sánchez”, el cual, según Rivera es un “mal plan para las familias”. La intervención del candidato de Ciudadanos estuvo marcada por el desprestigio y el rechazo a las acciones que se han llevado a cabo por el Partido Socialista y culpa a este partido de “alimentar el odio y la confrontación”. Para ello se ha apoyado en Otegi, en el nacionalismo de Navarra y en Podemos, entre otros de los que dicen formar parte de dicho plan, el cual, no lo ha separado de esa supuesta “banda” que lleva operando durante mucho tiempo. Ejemplificaba Rivera con el apoyo socialista a nacionalistas en Navarra o Baleares, además de mencionar a Batasuna.

Rivera también hablaba de que Pedro Sánchez pide la abstención de PP y C’s al mismo tiempo que en la otra sala está negociando con Podemos la formación del gobierno. Nada le hace recular su posición respecto a la investidura. “Nos vamos a oponer al modelo de España sectaria que propones” y declaraba que Pedro Sánchez quiere una España de “rojos y azules”, donde los moderados no tendrían cabida.

El presidente naranja también ha hablado durante su intervención acerca de movimientos sociales en los que Ciudadanos ha sido rechazado como en el 8M o el Orgullo centrando su queja en algunos de los ministros socialistas para los que ha pedido responsabilidades. “Para ir al 8M hay que llamar a Carmen Calvo, para ir al Orgullo hay que llamar a Marlaska”.

El discurso se ha ido convirtiendo en una especie de bucle en la que Albert Rivera ha hablado de “país de trincheras” y ha calificado su modelo de país como “antagónico” al de Sánchez, justificando así su no. También ha habido tiempo para hablar de la gestación subrogada, de la cual ha acusado al PSOE de posicionarse en contra: “En Ciudadanos todos los modelos de familias lo son” y también de impuestos, oponiéndose a su subida. Y, por supuesto, de Cataluña, preguntando a Sánchez sobre un posible indulto entre otros asuntos.

Lo cierto es que el discurso de de Rivera bien ha parecido que se tratase de campaña electoral más que de investidura. Pedro Sánchez le ha respondido recordándole su “equivocación” al poner cordón sanitario a Ciudadanos y, por su parte, dar alas a la ultraderecha. Posteriormente, Sánchez le ha recordado que en 2016 pactaron 200 medidas y que realmente no sabe a qué obedece dicho cordón. “Teatro es pactar con la ultraderecha e intentar que parezca un accidente”, así comenzó el discurso Sánchez.

El presidente del gobierno en funciones se ha mostrado bastante molesto con el tono de Rivera llegando a decir que sus expresiones tratan de menospreciar y etiquetar. “Usted viene a esta tribuna a dar lecciones de democracia. Quien no tiene respeto con la democracia tiene un problema y ese eres tú cuando te diriges a las personas que piensan de forma diferente”.

Acto después, ha vuelto a pedir a Rivera lo que ya había pedido con anterioridad a Pablo Casado; su abstención. “Yo no pido que vote a favor, le estoy pidiendo que se abstenga, que facilite la formación de gobierno. Luego podrá insultar lo que quiera…”. Además, ha sido claro con su partido y sus intenciones. “Usted ni gobierna ni lidera la oposición. El 70% de tus votantes apoyan que Ciudadanos se abstenga en la investidura. Por el país que usted dice tanto amar debería abstenerse”.

Por último, Sánchez le ha recordado el caso de Valls y el resto de fugas de Ciudadanos en los últimos meses y ha resumido la posición de Rivera de esta forma: “Aquellos que no piensen como yo, que se monten otro partido”. Además, ha criticado el abandono de la regeneración democrática que Ciudadanos planteaba y apunta que ha pasado de la lucha contra el nacionalismo catalán a formar parte del nacionalismo español.

Así pues, tras semanas y semanas de ausencia de Albert Rivera, éste ha reaparecido en el Congreso para dar un discurso rechazando el supuesto “sectarismo” que defiende el candidato a la presidencia Pedro Sánchez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.