Connect with us

Economía

Israel: de la miseria a ser el país de las starups

Published

on

Cómo el país oriental se ha convertido en referente económico para países que sufrirán una caída pronunciada de su economía.

En tiempos de crisis resulta conveniente encontrar modelos económicos sólidos que marquen toda una generación. Por ejemplo, España experimentó su particular “milagro económico” durante la segunda parte del Franquismo. El periplo dictatorial por parte del general Francisco Franco comenzó experimentando una autarquía que agravó en mayor medida la pobreza de nuestro país.

A finales de los años 50, dicha situación se volvió insostenible y hacían falta medidas drásticas. Un equipo tecnócrata liderado por Laureano López-Rodó, Alberto Ullastres y Mariano Navarro Rubio, miembros del Opus Dei, propusieron una liberalización de la economía.

De este modo, el turismo comenzó a llevar la voz cantante en el PIB de la nación española. Al mismo tiempo, el segundo franquismo fue testigo del período de mayor expansión económica del país antes de la restauración de la democracia. Pero las sucesivas crisis ha hecho entrever una renovación en el sistema que algunos críticos llegan a catalogarlo como “pirámide”. Irlanda fue uno de los ejemplo mencionados con anterioridad, pero toca seguir encontrando modelos exitosos a nivel de recaudación de ingresos.

Uno de ellos fue Israel. Pasó de ser un territorio sumido en la pobreza a formar parte del grosos de los principales mercados internacionales. El punto de inflexión de esta metamorfosis llegó con la caída del muro de Berlín. Desde dicho acontecimiento, habían emigrado a Israel más de 800.000 inmigrantes. Gran parte de estas personas eran ingenieros y científicos de profesión. Pero el lugar elegido para instalarse no era el más apropiado.

Tel Aviv lanza una campaña para atraer al turismo doméstico - Itón ...

Itón Gadol

También adquiere gran valor la mentalidad israelí. El ciudadano medio suele tener en mente un proyecto emprendedor con vistas internacionales puesto que el mercado local de Israel suele ser pequeño. Por tanto, se saca mayor partido a las redes sociales para meter la cabeza en los mercados europeos, asiáticos y estadounidenses.

Además, suelen salir de la zona de confort. Tienen extremadamente marcada a fuego la palabra innovación. Ese hecho no exime de gastos excesivos y de la burocracia que debe pasar la persona que desea emprender. Una vez iniciado el proyecto, se suele pensar en grandes ventas cuando la compañía ha adquirido un gran nivel.

Una vez establecida la idea y habiendo dejado vigente su viabilidad, el gobierno israelí financiará un 40% de la ejecución de la iniciativa. El 60% restante correrá a manos de la financiación privada. De este modo, se evita la monopolización de uno de los principales sectores como sustento del país. Para ello, la educación adquiere un rol primordial.

A día de hoy,  tiene más empresas cotizando en este mercado que la suma de España, Italia, Francia, Alemania y Holanda. Además, en Israel se está desarrollando gran parte del hardware del próximo Iphone 8. Solo son la punta del iceberg de su imperio tecnológico. Paypal, Ibm, Cisco Amazon Facebook, Apple y Dell son muchas las empresas que utilizamos cada día, cuya tecnología depende en gran medida de este país volcado con la I+D+I. Dicho sector supone allá ojo más del 12 % del PIB nacional.

Se trata de los ingredientes primordiales de Tel Aviv, uno de los ecosistemas empresariales a la altura de Silicon Valley. Una de las claves ha sido su formación universitaria. Dichos estudios normalizan el fracaso como parte del aprendizaje. Mientras tanto, España centra su educación superior en una criba para lograr un determinado título.

Oren, antiguos alumnos de la Universidad de Tel Aviv, organizan en su día a día cursos para emprendedores, invitan a inversores para fomentar la financiación de las nuevas compañías y organizan de forma periódica una semana internacional de negocios con la que atraen a directivos y emprendedores de todo el mundo.

Pero toda esta borrachera de éxitos son las consecuencias de haber asentado las bases cuando el país asiático estaba sometido a la inflación. El IPC arrojaba una subida de los precios del 400% en plena década de 1980, pero desde la primera mitad de los años 90 cayó por debajo del 10% y a partir del 2000 se ha quedado en niveles que no llegan al 5%.

Ante esta mejora económica, la presión fiscal ha disminuido ligeramente de un  44,4% al 37,3% entre el 2000 y el 2015. Por otra parte, cabe destacar que el gasto público ha caído del 48,1% al 41,1% durante dicho periodo anteriormente mencionado.

Mientras tanto, el gobierno español se plantea una mayor subida de impuestos a las grandes fortunas al mismo tiempo que gigantes empresariales como Nissan se ven obligados a cerrar en pleno territorio nacional. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

Sin duda, este artículo supone una oda a la importancia del emprendimiento. Puede parecer una oda al liberalismo que siempre ha sido abanderado por el sector conservador. Nada más lejos de la realidad, la Historia ha demostrado que promover la iniciativa privada con su adecuada presión fiscal ayuda a la prosperidad de un país. Se trata de uno de los valores democráticos incuestionables como la libertad de expresión, la diversidad sexual o el derecho a la educación. El futuro está en nuestras menos. Sería una pena desaprovechar la oportunidad que nos otorgan el destino y la Historia. 

Puertollano (1997).Tras haber vivido una experiencia periodística corta, pero intensa, en medios digitales deportivos como SoyMotor, VIP Deportivo, Why Not Magazine y su blog "Mi humilde opinión", se incorpora a TimeJust con la finalidad de difundir el valor cultural en el periodismo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: