Inicio Actualidad Pedro Sánchez, de precampaña en Extremadura

Pedro Sánchez, de precampaña en Extremadura

0
PEdro Sánchez

El candidato a la presidencia del PSOE y Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha estado en Extremadura, en el arranque de la precampaña.

Durante la mañana del tres de octubre, Pedro Sánchez, ha asistido a la inaguración de la Feria Ganadera de Zafra, una localidad extremeña de Badajoz. Ha estado acompañado del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Además, también se encontraba Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura.

Ese acto público en Zafra ha sido el preludio del mitin preelectoral que durante la tarde se ha celebrado en Cáceres. Seis meses después, los mismos ponentes participaban en un acto celebrado en el mismo sitio. De esta forma, Luis Salaya, Belén Fernández, Guillermo Fernández Vara y el propio Sánchez participarían en este acto público, que arrancaría a las 19:12, con la entrada de los participantes. El Palacio de Congresos, aunque tardó en llenarse, acabó con el aforo completo, aunque no estaba tan lleno como en ocasiones anteriores

Pedro Sánchez ha pasado la mañana en Zafra

Comenzó tomando la palabra el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, recordando el acto de seis meses atrás, y recordando que lo ganaron todo, pero que algunos partidos quisieron boicotear el cambio. El regidor de la ciudad agradeció el apoyo que le valió para ganar la alcaldía, de una gran mayoría. Se trata de una mayoría similar a la de Fernández Vara, que tiene mayoría absoluta y gobierna en solitario.

A continuación, cuenta cómo era el estado del ayuntamiento que él gobierna desde mediados de junio. Estaba exhausto, y necesitó apoyo de la Junta de Extremadura. Habló de los proyectos paralizados y de la falta de creatividad de la derecha, rompiendo el falso mito de buenos gestores. Cuenta que desde el minuto uno, recibieron empresas bloqueadas por el anterior equipo de gobierno.

Luis Salaya, alcalde de Cáceres

Finalizó su intervención pidiendo un último esfuerzo para ganar las elecciones. Además, apuntó que eran el único partido que era capaz de llenar el mismo aforo (aproximadamente, unas 1500 personas) unos meses después.

Luis Salaya expuso la situación del ayuntamiento local

La siguiente persona en tomar la palabra sería Belén Fernández, la cabeza de listas del PSOE al Congreso de los Diputados por la provincia de Cáceres. Contó una anécdota personal, explicándole a su hija pequeña, una niña, porqué “habían hecho trampas”.

Continuó enumerando las descalificaciones, entre las que destacaban “banda”, siendo esas mismas personas quienes querían evitar un gobierno socialista. Además, afeó que les acusaran de una repetición electoral, pues no querían verse en esa situación. Entre los logros del Gobierno, logrados desde su inicio, en junio de 2018, agradeció especialmente a Pedro Sánchez la valentía para iniciar la exhumación de Franco.

Belén Fernández

Acto después, hizo referencia a la foto de Colón, que se ha materializado en pactos de Gobierno en Andalucía, Murcia, Madrid y Castilla y León. A juicio de la diputada cacereña, no es ningún valor blanquear a la ultraderecha, pactando contra los derechos y libertades logrados. Para ello, era necesario llenar las urnas, y que el 10N ningún voto progresista se quede en casa. Acabó su intervención diciendo que el PSOE era garantía de progreso y futuro estable para todos y todas.

Belén Fernández expuso la realidad de la foto de Colón

Guillermo Fernández Vara fue el siguiente en intervenir. En primer lugar, recordó que en la Feria Ganadera de Zafra era habitual ver manifestaciones y pitadas. En esta ocasión, el presidente de la Junta de Extremadura, no vió manifestaciones y escuchó aplausos hacia Sánchez. Esto signifcaba, a su juicio, que las cosas se estaban haciendo bien, y que la ciudadanía lo estaba entendiendo. Acto seguido, recordó que los mejores PGE fueron tumbados por la foto de Colón y el voto independentista. A su juicio, Sánchez había ido al corazón de las necesidades de la gente, poniéndole cara a sus problemas e intentando solucionarlo con medidas como el SMI. Además, el 10N España se jugaba la estabilidad, y sólo Sánchez podría garantizarla.

Acto después, Vara agradeció a Sánchez el hecho de haber puesto a España de nuevo en la política mundial, trabajando muchas horas para ello. Uno de los puntos clave es, a su juicio, el papel de Josep Borrell, que el lunes podría ser nombrado Alto Representante para la política exterior de la UE. Habló también del Consejo de Ministros, con cuyos miembros ha tenido la ocasión de trabajar durante todo este tiempo. Hizo especial referencia a Magdalena Valerio, ministra de Trabajo y natural de Extremadura.

Vara habló de la importancia del papel central de España

Poco después, continuando con su discurso, Fernández Vara sufrió un pequeño lapsus. Comentaba que si tanto queríamos al país, que votásemos estabilidad y seguridad, porque España necesitaba un Gobierno estable. A su juicio, ese gobierno solo podía estar presidido por Felipe González, provocando las risas del auditorio.

Guillermo Fernández Vara

Le hizo llegar a Sánchez que, tras ser nombrado Presidente, irá a ser reivindicativo, pero que el futuro de España no dependía solo de ser reivindicativo y exigir. También dependía de cumplir los deberes, entre los que destacaba construir un país próspero. Esto solo se logra con una España cohesionada, que permite acceder a todos, bajo las mismas condiciones, a todo lo necesario para vivir: agua, empleo, energía… Se refirió específicamente al problema específico del tren, cuyas obras están cerca de finalizar. Agradeció también el apoyo de Fomento, que inmediatamente comenzaron a trabajar.

Fernández Vara será reivindicativo con Sánchez

Para finalizar, agradeció a Sánchez que antepusiese el futuro de España al suyo propio, pues lo fácil hubiese sido formar un gobierno de coalición y transigir con las exigencias de Unidas Podemos, a cualquier precio. Pero, pese a ello, el PSOE es el único partido que sabe que hacer en este país para ayudar a su gente.

En último lugar, fue el propio Pedro Sánchez quien tomaría la palabra, cerrando así el acto. En primer lugar, agradeció y felicitó a los alcaldes y alcaldesas extremeños, así como a los presidentes de las diputaciones su gran labor. A continuación se refirió a la mayoría absoluta lograda por Fernández Vara, confesando que sentía cierta envidia. Agradeció asimismo, a los más de siete millones de personas que quisieron un gobierno progresista y a los militantes y simpatizantes que pelearon por ello. Pidió un último esfuerzo para evitar un nuevo bloqueo y que esa voz se escuchase en el Congreso de los Diputados.

El Presidente en funciones consideró que su partido era pionero en avances sociales, atacando al independentismo por su falta de proyecto, y afeándoles que no condenaran la violencia o el indicio de violencia.

“Llevamos más de 40 años de democracia y este gobierno va a acabar con el mausoleo al dictador”. Esta frase provocó un gran aplauso, que interrumpió el discurso. Lo retomó, diciéndole al PP y a Ciudadanos que la justicia y la reparación no debilita a la democracia española, sino que la engrandecen. Esta sentencia del Tribunal Supremo es, a su juicio, una gran victoria de la democracia española.

Sánchez sacó pecho de la futura exhumación de Franco

Continuó diciendo que el PSOE es el único partido que puede ofrecer estabilidad al país, ante un calendario impuesto e incierto: la sentencia del procés y el brexit, ambos emplazados en octubre. Además, sobre la crisis económica, confirmó que su equipo trabaja con rigor y sensibilidad social, y se preocuparán de que quienes más tengan contribuirán más.

Pedro Sánchez

El lema “Ahora, España” causó sorpresa a periodistas, cosa que Pedro Sánchez no entendió, pues ellos llevan 140 años defendiendo esa inicial. Para los socialistas, España es más que una bandera, aludiendo a sus aspectos sociales. La E significa empleo digno, empoderamiento de la mujer, así como ecología. El presidente del gobierno en funciones se comprometió con los jóvenes que exigen una respuesta a la emergencia climática, y con “el siglo de la mujer. Pero esa E también significa Estado del Bienestar y Empatía social, refiriendo que el progreso es de todos, y no se puede dejar a nadie atrás.

La parte final la dedicó a comentar el conflicto catalán

A continuación, pasó a comentar el fracaso de su investidura. En primer lugar hizo referencia a Unidas Podemos. El auditorio escuchó como el presidente pedía que se imaginaran un gobierno dividido entre el constitucionalismo, y los presos políticos.  Sobre la crisis catalana, afeó de nuevo a los independentistas las declaraciones. Se comprometió a garantizar la convivencia, llegando a aplicar medidas como el 155 y la Ley de Seguridad Nacional, siendo responsabilidad absoluta de los independentistas si llegase el caso. No obstante, esta respuesta sería proporcional al desafío que se produjese. Pidió, además, al resto de partidos que fuesen legales al gobierno.

Para finalizar, comentó que los grandes desafíos, como los empleos dignos, la emergencia climática… estaban paralizados por la irresponsabilidad del resto de partidos. A juicio de Pedro Sánchez, lo que quiso la ciudadanía, lo que quiere y lo que querrá será que gobierne el PSOE. Pidió ir a votar el 10N para consolidar el giro social, y lograr estabilidad con un nuevo gobierno.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.