Inicio Actualidad Pedro Sánchez aceptaría ministros de Unidas Podemos, pero no a Iglesias

Pedro Sánchez aceptaría ministros de Unidas Podemos, pero no a Iglesias

0

Esta misma mañana se ha producido una importante entrevista en el programa de La Sexta “Al rojo vivo” al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el cual ha vuelto a hablar sobre las posibilidades de la investidura que tendrá lugar el próximo martes.

En dicha reunión, el candidato a presidir el gobierno durante los próximos cuatro años ha dado un pequeño giro en las condiciones de la negociación con Unidas Podemos para sacar adelante una investidura que peligra considerablemente. Meses y meses de incertidumbre política sobre qué sucederá, tanto en el Gobierno como en ciertas comunidades que aún siguen sin tener acuerdo (Madrid, La Rioja, Murcia…).

Y centrándonos en el Gobierno, lejos queda para la izquierda el esperanzador resultado electoral del 28A. Todo lo que parecía fácil se está convirtiendo en un gran enigma, algo a día de hoy, aún muy difícil de resolver. Tanto el PSOE como Unidas Podemos no han dado su brazo a torcer y los desencuentros de ambos candidatos, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, han marcado las negociaciones. Para Unidas Podemos es innegociable su entrada en el Gobierno para “garantizar cambios sociales” pero el PSOE parece no fiarse demasiado del partido morado y ha evitado a toda costa hablar de gobierno de coalición pues la intención de este es gobernar en solitario con apoyos puntuales de Unidas Podemos, algo que la formación dirigida por Pablo Iglesias no aceptará.

Durante la entrevista que se le ha realizado hoy a Pedro Sánchez en ARV, se ha hablado de la posible entrada de miembros de Unidas Podemos, la cual, el dirigente socialista solo vería bien si se tratan de miembros “cualificados” y ha declarado que “el “principal escollo para que no haya un acuerdo entre el Partido Socialista y Unidas Podemos es la participación en el Consejo de Ministros de Pablo Iglesias”.

Se trata de un “veto” que no ha sentado nada bien en el seno de Podemos y miembros como Echenique o Irene Montero han manifestado su malestar, siendo la segunda la que ha pedido rectificación a Pedro Sánchez por sus palabras, el cual ha justificado dicha condición por varias razones, entre ellas el jucio del Procés. Pedro Sánchez ha declarado que “necesita un vicepresidente que defienda la democracia española y que no hable de presos políticos”. También habla de “funcionalidad” del propio partido político, apuntando la discrepancia entre Ada Colau y Manuela Carmena en cuanto al tema independentista.

Pedro Sánchez ha hablado de “diferencias sustanciales en política de estado” entre el Partido Socialista y Unidas Podemos, también en relación con Cataluña. El mismo dirigente socialista solo aceptaría ministros cualificados de Unidas Podemos pero sin la presencia de su secretario general y ha dejado claro que la oferta seguirá en pie hasta la investidura de la semana que viene. Pablo Iglesias habría insistido en estar en el Consejo de Ministros durante las últimas negociaciones. “Yo no quiero vetar a nadie pero tampoco que me impongan nombres”.

Pedro Sánchez se ha reafirmado en su “no” a Pablo Iglesias al hablar de “dos líderes de partidos políticos que tenemos tantas discrepancias en temas de fondo”. Dice que España necesita estabilidad y que con Pablo Iglesias en el Consejo lo vería muy difícil al ser tan antagonistas en ciertas cuestiones.

Así pues, el acuerdo entre ambos partidos queda en el aire cuando quedan tan solo cinco días para el pleno de investidura, para el cual, Pedro Sánchez en dicha entrevista también ha pedido a PP y C’s que no la bloqueen y se abstengan. En resumen, el “veto” de Pedro Sánchez puede significar un avance pero también un desprecio hacia el secretario general de UP, que decidirá si aceptar las últimas condiciones puestas en la mesa por parte del PSOE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.