Inicio Política Obama: “Las políticas que miran hacia el pasado no son atractivas para...

Obama: “Las políticas que miran hacia el pasado no son atractivas para los jóvenes”

0
Barack Obama en la WTTC 2019 en Sevilla. Imagen: Irene Cantillo

El expresidente Barack Obama aprovechó para hacer un alegato a favor de las políticas progresistas que dan respuestas a problemáticas como el cambio climático o los derechos civiles.

El expresidente de EEUU agradeció la hospitalidad de Sevilla, de la que se refirió como una ciudad preciosa, colorida y acogedora. Defendió el turismo y los viajes que como una forma de conocer otras culturas y personas diferentes a las que conocemos.

“La gente tiene una sensación de que se está dañando lo que creen que es su país: por eso surgen los nacionalismos y la xenofobia. Yo creo en unir a la gente y no de separarla. Si tratamos de asegurar esas fronteras en un momento en que las fronteras de la información y los viajes no existen: separemos los pueblos. Hay que recordar a la gente el valor de la pluralidad global. Tenemos que reconocernos los unos en los otros”, defendió durante su intervención a favor de un mundo más plural.

Aseguró que las generaciones que vienen son más sofisticadas y cosmopolitas y aprecian más la cultura. No tienen miedo a la diferencia. “Las políticas que miran hacia el pasado, que mandan construir muros, son políticas que no son atractivas para los jóvenes” y que “nos van a ayudar a asentar los derechos de las mujeres y derechos civiles”.

“Las políticas que hemos creado no están preparadas para las demandas de los jóvenes sobre tolerancia o cambio climático. Hay que atraer a los jóvenes demostrándoles que las instituciones son capaces de responder a sus demandas”. “Algunas de las reacciones de los populismos que están ocurriendo ahora se basan en que las mujeres son iguales que los hombres”, asumiendo que todo se basa en preservar el status quo. “Nuestra labor como líderes en la política se basa en institucionalizar que esas barreras se rompan. “Si tú contratas a una mujer en un puesto de poder, sus hijas pensarán que pueden llegar a todo lo que quieran”. “Me llevo seis meses darme cuenta que en las reuniones solo hablaban los hombres, aunque la mitad de mi equipo era femenino”, y que tuvo que hablar con todos ellos para cambiar esta situación.

Reconoció que las personas tienden a “olvidarse del miedo que daba todo -la situación económica- en 2008. Se evitó el desastre porque se tomaron decisiones sensatas, aunque no se arreglaron todos los problemas de la gente”. “El poder revela lo que se necesita y que si llegas al poder con unos principios y misión claros, puedes mantenerlos”, argumentando que jamás sintió que traicionara a las personas que lo llevaron a la Casa Blanca. Admitió que lo más echa de menos de su etapa como presidente de EEUU es la gente que funciona como un equipo en situaciones de máxima tensión.

“Si hablas con alguien que ve FOX News y con otro que lee el New York Times te das cuenta de que su visión del mundo es completamente diferente y por esto es muy difícil llegar a acuerdos”, comentó ante la polarización de las sociedades, que entre otros casos, llevó a Donald Trump a la Casa Blanca.

En un tono distendido, el expresidente comparó las discusiones con su esposa, Michell Obama, y las que ocurren en política: “A veces no estoy de acuerdo con ella, pero aprendemos de la situación y discutimos sobre qué es verdad de lo que ella dice y de lo qué digo yo, y llegamos a un acuerdo”.

Confesó que lo mejor de viajar y aprender de otras culturas es captar la energía de una ciudad a través de su gente, su música, su gastronomía.

Como anécdota de la mañana, los organizadores del evento han acondicionado una sala de FIBES (Palacio de Ferias y Congresos de Sevilla) para que unas 60 personas pudieran tomarse una fotografía con él, previo pago.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.