Inicio Actualidad Los partidos políticos empiezan a formalizar las candidaturas al Congreso; sólo VOX...

Los partidos políticos empiezan a formalizar las candidaturas al Congreso; sólo VOX se mantiene a la espera

0
Congreso de los diputados

Elecciones y empieza el baile de nombres. Los candidatos a la presidencia de España buscan reafirmar su hegemonía internamente, pero a la misma vez buscar captar el voto del resto de españoles. No obstante, no siempre se hace por los cauces legales ni legítimos.

La democracia en su máximo esplendor: elecciones. Urnas diurnas, que dan paso a celebraciones nocturnas. Para los más pillos, el ejercicio democrático constituye la oportunidad para irse de fulanas a gastos pagados. Para los más concienzudos y rectilíneos moralistas, en el menor de los casos las elecciones suponen un periodo de inestabilidad donde las sillas institucionales vuelan. La confección de las listas electorales es la plasmación enumerada de la pugna en el interior de los partidos, los victoriosos afines al oficialismo del aparato acaban recalando en una papeleta. No obstante, a pesar de la armónica visión que se ofrece en televisión posterior al ejercicio democrático, el conflicto está ahí. Cada lustro aproximadamente, meses menos o meses de más, vemos un desfile de soflamas políticas. A gusto (o mejor dicho, a interés) del cuadro gobernante, se proclaman elecciones, y esto da pie a las anteriores pugnas e intercambio de cromos.

Candidaturas del PSOE

Empezando por el partido del gobierno, el PSOE es quizás el partido más dinamitado desde dentro. Su hegemonía depende más de su inestabilidad interna que del buen hacer de su oposición. Las disputas territoriales se multiplican y crecen. En este caso, la voz cantante la llevan , cómo no podía ser de otra forma, Andalucía, y en menor grado Aragón.

Pedro Sánchez quiere conformar una lista que le respalde de forma absoluta. El irregular apoyo mostrado por su propia bancada le ha granjeado una inseguridad que parece intentar estar dispuesto a solucionar en estos comicios. Hay proclama institucional: Ferraz ratificará las candidaturas. Andalucía, cuyos órganos de poder se encuentran “susanizados” se muestra contrario a dicho control absoluto.

Respecto a Andalucía, el PSOE plantea un cambio radical: alterará cuatro de las ocho listas provinciales. En Sevilla será una de las provincias más alteradas por orden de Ferraz. Ésta será liderada por la exmilitante comunista María Jesús Montero, y en segundo lugar, uno de los fieles defensores de Pedro Sánchez desde sus inicios, el (ahora relegado) exdelegado de la Junta de Andalucía, Gómez de Celís.

No obstante, no ha sido la única región donde ha habido cambios por parte del PSOE. En Aragón también ha habido confrontación entre la Ejecutiva Federal y los Juntas Provinciales. En las listas de Zaragoza Pau Mari-Klose sustituirá al elegido por las primarias Óscar Galeano. En Teruel, la Federal apoyará a Pilar Alegría frente a Ignacio Urquizu. También en Castilla y León, la Federal del PSOE impondrá a María Luz Martínez Seijo, frente al elegido provincialmente Antonio Casar en Palencia. En la misma región, pero en León, concursaban por un hueco en las listas Margarita Robles e Ibán García, no obstante, el elegido finalmente ha sido Javier Cendón.

Candidaturas del Partido Popular

 La sucesión de Mariano Rajoy en el Partido Popular ha tenido sus efectos prácticos en la conformación de las listas. Las candidaturas han sido modificadas, en la mayoría de casos para buscar respaldo al nuevo líder Pablo Casado. No obstante, algunas de sus decisiones han sido abiertamente discutidas tanto dentro como fuera del partido.

El anterior cabeza de candidatura de Málaga es expedido frente al periodista de amplia repercusión Pablo Montesinos, asiduo a numerosas tertulias televisivas. Pablo Casado se ha reafirmado en su incorporación admitiendo que es “un gran fichaje y un gran patriota”. Su incorporación ha supuesto la caída de otras figuras importantes como Carolina España (antigua cabeza de candidatura) o Celia Villalobos.

Otra de las sustituciones es la salida del histórico Méndez de Vigo, quien se retira de la política parcialmente, aunque manteniendo otros palcos institucionales de menor relevancia mediática, lo sustituirá Isabel García Tejerina.

Pero indiscutiblemente la polémica se la lleva la provincia de Huelva, donde el PP ha hecho un esfuerzo para traer al mediático Juan José Cortés, padre de la niña fallecida Mariluz. Al parecer, el actual presidente de la Junta de Andalucía se ha resistido hasta el final. Pablo Casado que intentó traer a unas de las caras visibles del movimiento a favor de la cadena perpetua, se ha visto en su intentona repelido por Juan José Bonilla en infinitud de veces. No obstante, el andaluz ha dado el “okey” a su incorporación.

Al parecer, el desplome del voto popular en Huelva ha sido uno de los indicadores que ha hecho ceder al presidente de la Junta de Andalucía. Desde Génova ven en el fichaje de Cortés un tirón mediático y popular para reencontrarse con el voto. Desde fuera se le acusa de utilizar el emotivismo para fines partidistas.

Candidaturas de Ciudadanos

La formación naranja está sufriendo un desgaste tremendo en la precampaña. Las pugnas generalizadas entre aparato y afiliados son el motivo de sus apariciones continuadas en televisión, pero no para bien. Se evidencia un intento del aparato institucional para retomar algunas de las asambleas más rebeldes. Pero se nota el relevo generacional. Si desde el clásico bipartito los rebeldes son castigados mediante decretazos, expulsados abiertamente de las candidaturas, en Ciudadanos son mucho más sutiles.

Al parecer, los candidatos oficialistas se benefician del ejercicio de las primarias. Pero no por cuestiones relacionadas con una sintonía total entre afiliados y candidatos institucionales, sino por la injerencia telemática. El voto se puede ejercer mediante una intranet creada para el mismo fin en las elecciones primarias de Ciudadanos. Dicha intranet ha generado diferentes irregularidades registradas en varias provincias como Murcia, Cantabria, Madrid o Sevilla. Desde los afiliados hablan de pucherazos tecnológicos.

Unos de los más mediáticos podrían haber impuesto al humorista Felisuco en Cantabria o a Silvia Clemente en Castilla y León. En Cantabria no tienen en buen agrado al humorista, quien a pesar de ello recibe cuotas de voto muy elevadas respecto a la intención de voto que debería tener según fuentes afiliadas a la formación naranja. El caso de Silvia Clemente, anteriormente cargo institucional pepero y fugazmente también de la formación de Albert Rivera, quizás sea el más flagrante. Tras percibirse irregularidades, un joven miembro de la Comisión Regional acabó denunciándolas. Su pesquisa acabó con su baja del partido, cerraron filas ante Silvia Clemente en la que veían una oportunidad de fichaje. La presión de la prensa acabó con el partido naranja reconociendo irregularidades y repitiendo los comicios. Francisco Igea será su sustituto. Desde el partido se rumorea que la táctica de imponer candidatos mediante la alteración del servicio técnico dispuesto para las primarias ha sido utilizado varias veces.

La intención de voto de Ciudadanos se está desmoronando con dichos casos de manipulación electoral. Tendrán que esmerarse en la campaña si quieren llegar con posibilidades.

Candidaturas de VOX

Que hablen mal de mi mientras hablen, no parece ser la táctica adoptada por VOX. Conscientes de su pujanza y apoyo actual, no quieren dar pasos en falso. Si bien es cierto que su ejecutiva central es fuerte y cohesionada, no ocurre lo mismo en el resto de provincias. El desconocimiento mutuo entre la Directiva Nacional y sus diferentes ramificaciones conlleva a una desconfianza mutua, fruto de la joven implantación de su peso político.

Intentarán ganar tiempo y analizar a los candidatos a fin de no reventar sus propias posibilidades. No obstante, desde diferentes medios de análisis político claman contra lo evidente: “no tienen gente”.

No obstante, los de Santiago Abascal tienen un equipo fuerte donde incluyen a otros políticos que están ganando un peso y popularidad política increíblemente rápido y potente en España. Abascal no está solo: Rocío Monesterio, Ivan Espinosa u Ortega Smith son algunos de los pesos pesados que respaldan al vasco. Su confianza y las ganas de implantarse como marca nacional ha entrado en confrontación con los populares quiénes se manifestaron en su deseo de que VOX no se presentara en circunscripciones pequeñas para no dividir el voto, como expresó públicamente Pablo Casado, presidente del PP.

La respuesta no tardó en llegar de parte de VOX, quién de manos de Santiago Abascal afirmaba rotundamente que no querían dar votos a la izquierda radical y para ello, hacía la propuesta a la inversa, ofrecía al Partido Popular no presentarse a las circunscripciones pequeñas. Parece ser que VOX está granjeándose un respeto entre el electorado quien ya no lo sitúa dentro de la extrema derecha excéntrica y nostálgica, sino que lo perciben como un partido que puede generar nuevas alternativas en el gobierno de España. Esto queda demostrado en sus cuotas de intención electoral que se disparan hasta el quince por ciento según las encuestas, llegando incluso según algunas encuestas a realizar un sorpasso a Ciudadanos.

Candidaturas de Podemos

En Podemos todo siempre es nuevo. El frescor se mezcla con la inestabilidad, almibarada por la desconfianza y las rupturas personales. Las siglas se multiplican, procrean y engendran numerosas otras siglas. En Madrid, Manuela Carmena e Íñigo Errejón han reventado el estatus cordial. No obstante, la libertad de alianza que ofrecen desde la capital española ha producido diferentes rupturas: Galicia, Cataluña y Madrid ofrecen diferentes coaliciones.

No obstante, algo que parece claro en tal mejunje de siglas e intercambio de cromos: Equo, Izquierda Unida y Podemos confluirán juntos para las elecciones generales.

Sus coqueteos con diferentes personajes influyentes en partidos secesionistas y su incontundencia frente a los mismos, el papel en el ‘procés‘ y la ausencia de su líder parecen estar mermando su intención de voto. Otros procesos políticos como las disputas de poder entre sus miembros deben de haberle valido que en numerosas encuestas, su desplome llega incluso a posicionarlos como quinto en discordia, por detrás de C’s y de VOX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.