Inicio Actualidad Investidura de Moreno en el Parlamento de Andalucía

Investidura de Moreno en el Parlamento de Andalucía

0

Juan Manuel Moreno Bonilla ha sido investido con 59 votos a favor y 50 en contra, gracias al apoyo de Ciudadanos y Vox. Sucede en el cargo a la máxima expresión del socialismo andaluz, Susana Diaz Pacheco

La todavía secretaria general de los andaluces socialistas se dirigió en estos términos al nuevo mandatario: “Usted llega a la presidencia de la Junta con los herederos del franquismo”.

El elegido como presidente de la Junta andaluza ha sido investido en un entorno inédito en el panorama político andaluz. El parlamento dividido en cinco partidos y la entrada por primera vez desde 1982, de un partido de extrema derecha en una cámara parlamentaria.

La última sesión de la investidura comienza con la intervención de los diferentes grupos parlamentarios. El representante del VOX, Francisco Serrano, fue el primero en hacerlo: “Somos un partido de extremo sentido común” que viene a “representar a españoles y andaluces que están hasta el gorro del lenguaje exclusivo” y cuyos “principios se han tirado por la borda por la dictadura ideológica de la izquierda totalitaria”. Seguido del ultraderechista, fue el turno de Teresa Rodríguez, portavoz de la coalición de Podemos e IU, la cual calificó al futuro ejecutivo de “Gobierno de los ricos”. Juan Marín, portavoz de Ciudadanos y futuro vicepresidente de la Junta, prefirió seguir la línea marcada hasta entonces en la que se distancia con la formación de extrema derecha.

Moreno informó de la intención de no disfrutar de los diez días de margen, sino que presentará el Consejo de Ministros el próximo lunes. Además, quiso dejar claro que su primera decisión en el gobierno será la de encargar una auditoría integral para saber el estado financiero de la Junta. Sobre Vox: “No me gusta etiquetar a nadie, Vox es un partido nuevo, será el tiempo en qué espectro político se mueven. El PP es un partido que cumple, vamos a intentar que lo pactado se cumpla”.

Como jefa de la oposición, Díaz fue la primera en felicitar a su adversario y ahora presiente andaluz. El primer encuentro entre el ahora presidente popular del parlamento y la ya expresidenta fue din duda el más tenso de todo el debate de investidura. Díaz acusa al PP de formar un “bloque de involucción” para un gobierno que se sustentará con el apoyo de “los herederos del franquismo”, en referencia a Vox, y ha avisado que este partido “no parará” hasta que se recorten los derechos de los andaluces.

En relación con las manifestaciones feministas que rodearon durante todo el día en Parlamento andaluz, la líder de los socialistas andaluces sigue pidiendo que Moreno responda a sus preguntas. “Si los andaluces salen a la calle es porque no lo tienen claro”. “Me siento orgullosa de ser socialista feminista, pero por encima de todo me siento demócrata. Siempre he mantenido la defensa de esta tierra, la igualdad en un marco común que es España”, termina Susana Díaz su intervención y su mandato en la Junta.

Ciudadanos se mantiene firme

El futuro vicepresidente, Juan Marín, ha asegurado que “respeta” que Moreno haya llegado a entendimientos con otras fuerzas para facilitar la investidura, pero ha incidido en que el único acuerdo con el que está comprometido es con el del PP. “De lo demás, será usted y la fuerza política que lo ha firmado los responsables”, ha advertido a Moreno.

El cabo más débil, aparentemente de esta alianza de derechas está en este enfrentamiento entre los dos socios del PP para lo que el líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, insiste en que ninguna de las medidas pactadas entre PP y Vox serán tramitadas en la agenda del futuro Gobierno.

A modo de respuesta, el popular ha asegurado que el suyo será “el Gobierno del cambio, pero también el del diálogo”, un gobierno que tendrá que hablar “con todos”, lo que requiere “una enorme responsabilidad y altura de miras”. Además de prometer “máxima lealtad y consenso”.

Moreno tomará posesión de su cargo el viernes en el Parlamento, y los 11 consejeros de su gabinete de coalición con Ciudadanos lo harán el próximo martes.

Vox será clave para el Gobierno, pero también para la estrategia de oposición de PSOE y Adelante Andalucía. El reto de esta legislatura está sin duda en equilibrar la balanza entre lo que Moreno ha acordado con el partido naranja y lo prometido a Vox.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.