Inicio Actualidad Harris queda fuera de la carrera para ser la próxima candidata demócrata

Harris queda fuera de la carrera para ser la próxima candidata demócrata

0
Harris candidato demócrata
Anuncios del debate del Partido Demócrata. Fuente: Twitter: @TheDemocrats

El Partido Demócrata en Estados Unidos se prepara ya para las próximas elecciones. Por el momento, todo apunta a que Biden, vicepresidente de Obama, será el candidato demócrata a la Casa Blanca. 

Falta más de un año para las elecciones del 3 de noviembre de 2020, pero en el Partido Demócrata ya se están preparando para enfrentarse en las urnas al actual presidente Trump, del Partido Republicano.

En los primeros debates que se celebraron en Miami en junio, se posicionaron cuatro favoritos: Joe Biden (26,5%), Sanders (15,6%), Elisabeth Warren (15,4%) y Kamala Harris (15,1%). Buttigieg, quinto candidato, se descolgó de sus adversarios con un 5,6%.

Sin embargo, el casi triple empate del 15 entre Sanders, Warren y Harris que se daba tras los segundos debates en julio en Detroit, se ha disuelto en los últimos días. Sanders (17,6%) y Warren (17,5%) han tomado la delantera respecto a Harris (8,1%), aunque aún están lejos del favorito Biden (30,3%).

Si bien todo apunta a que Joe Biden será el demócrata que se enfrente a Trump para ocupar la Casa Blanca de 2021 a 2025, todavía quedan variables que pueden cambiar el rumbo de los demócratas. Entre ellas, la retirada de algún candidato, los debates restantes y la vuelta de candidatos que se consideraban fuera de la pelea por el cargo.

También resultan clave los sondeos realizados frente a Trump. Ahora mismo, si Biden o Sanders fuesen los candidatos del Partido Demócrata ganarían las elecciones con un margen suficiente para arrebatarle el cargo al actual presidente.

No ocurriría lo mismo con Warren que, aunque tendría un 1,6% más de votos que el republicano del voto popular, no conseguiría llegar a la Casa Blanca. Lo mismo le ocurrió a Hillary Clinton en 2016 quien no logró la Presidencia a pesar de tener más votos que su contrincante por haber perdido el voto de Estados clave y tradicionalmente demócratas.

Por su parte, aunque la popularidad de Trump no es tan alta como en 2016, se mantiene estable y no se prevé ningún desplome en la intención de voto. En los sondeos previos a las matanzas de El Paso y Ohio el actual presidente parecía estar recuperando la popularidad. Sin embargo, los tiroteos en los que 31 personas perdieron la vida en tan solo 14 horas han frenado esta tendencia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.