Inicio Actualidad Examen de conciencia: la manifestación de Colón

Examen de conciencia: la manifestación de Colón

0

Hoy, 10 de febrero, se ha celebrado la manifestación contra el Gobierno de Pedro Sánchez y su política de diálogo en Cataluña, convocada por la derecha

La manifestación “por la unidad de España” que tenía como objetivo pedir la dimisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la convocatoria de elecciones inmediatas, quería poner el foco en la oposición de parte de la ciudadanía a la política de deshielo y diálogo con los independentistas catalanes.

Ciudadanos y Partido Popular y el resto de partidos y organizaciones de derecha y extrema derecha como VOX, Hogar Social Madrid, España 2020 y Falange Española convocaban a la sociedad a una manifestación contra Sánchez que pretendía emular a las grandes manifestaciones de la derecha. Una manifestación que pretendía ser histórica ha reunido solo a 45.000 personas, según la Delegación de Gobierno en Madrid. A pesar de que PP, Ciudadanos y VOX apuntan a unas 200.000 personas, las imágenes y comentarios de expertos desmienten estas informaciones.

La primera manifestación en la calle contra Pedro Sánchez ha quedado un poco ””descafeinada”, a pesar de los medios que ha puesto el Partido Popular: autobuses desde todas partes de España, una ofensiva campaña contra los socialistas. Nada de esto, ni siquiera la ayuda recibida por las declaraciones del exministro socialista José Luis Concuera afirmando que iba a asistir a la manifestación, o los ataques de los otrora todopoderosos Felipe González y Alfonso Guerra al Ejecutivo, han servido para lograr una asistencia parecida a las de la derecha en años anteriores.

Tampoco su llamamiento a “socialistas de bien” ha funcionado. Lambán, Fernández Vara y otros diputados críticos con Sánchez que alzaron la voz al conocer la polémica del ‘relator’, fueron los encargados de bajar el tono al conocer el alcance de esta figura días después.

La ruptura de las negociaciones y diálogo en la mesa de partidos estatal el viernes ha frenado de manera importante las críticas a Sánchez, especialmente entre el electorado socialista. La rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del viernes sirvió a Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, para dar a conocer al país la posición del Ejecutivo: no van a hablar de un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

La noticia llegó por sorpresa el mismo viernes, pese a que el jueves Pedro Sánchez ya había dicho “hasta aquí” en las negociaciones con los independentistas. El Gobierno exigía al PdeCat que retirara la enmienda a la totalidad a los PGE el viernes, pero la Generalitat pretendía agotar el plazo máximo el miércoles, cuando se va a debatir en el Congreso. Así cortaban en seco las intenciones de los partidos independentistas de agotar los plazos dramáticamente que también les ha funcionado durante el procés.

#YoNoVoy

Las redes sociales, que tan bien miden el estado de ánimo real de la sociedad, apoyaban el #YonoVoy, #YonoVoyconelFascismo, #YonoVoyNipaquíniPallá frente al #YoVoy de los partidos de la derecha.

Una manifestación bastante mediocre ha conseguido lo que los periodistas llevan buscando desde la entrada de la ultraderecha en el Parlamento de Andalucía: la foto de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, que tanto se resistían a hacerse desde la formación naranja.

Al fondo de la Plaza de Colón se podía ver una enorme pancarta que anunciaba el documental sobre los abusos de pederastia en la Iglesia Católica en España, producido por Netflix. Examen de conciencia, rezaba. Examen de conciencia para la derecha que ha utilizado la bandera que nos une a todos los españoles para dividir y señalar.

Como dijo Antonio Machado, ‘una de las dos Españas ha de helarte el corazón.’

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.